perro-comiendo-pan

Los perros celiacos son aquellos que no toleran el gluten, una proteína presente en cereales (como avena, trigo, cebada y centeno) que pueden formar parte de la dieta canina. Esta patología tiene un importante componente genético y su detección es clave para evitar que nuestro perro desarrolle sintomatología normalmente digestiva.

Desde Soyunperro descubriremos cuáles son los síntomas más evidentes de dicha intolerancia, las razas de perro más propensas y qué hacer si se confirma. ¿Quieres conocer ya todos los detalles? Comencemos.

Síntomas que presentan los perros celiacos

Para saber si nuestro tiene intolerancia al gluten, lo primero que debemos hacer es fijarnos en algunos síntomas que pueden servir como primera señal de alerta. Algunos de los más comunes son:

  • Problemas digestivos como vómitos y diarrea (produciendo gastritis, enteritis, etc).
  • El pelo se muestra deslucido y de mala calidad.
  • Presenta pérdida de peso y posible falta de apetito.

Estos síntomas se deben a la mala asimilación y desnutrición que provoca en el perro la intolerancia al gluten. Esta condición daña sus vellosidades intestinales e impide que absorba correctamente nutrientes esenciales como las vitaminas (cobalamina de gran importancia), los minerales o las proteínas que necesita para la función adecuada del organismo.

Además, tras la crónica exposición a cereales, es posible que acabe desarrollando una reacción adversa (alergia) a estos. Por lo que otros síntomas que también pueden presentar los perros con intolerancia al gluten son:

  • Posibles alopecias (calvas) en el pelaje.
  • Prurito (picor) en la piel. En consecuencia, el perro se lame o se rasca mucho para aliviarse.
  • En casos extremos y menos comunes, debido a la posible alergia que desarrolle, podemos encontrar problemas respiratorios. La glotis se pueden inflamar y edematizar, causándole dificultad respiratoria.

Si presenta alguno de los síntomas descritos, deberías llevarlo a un especialista cuanto antes para que pueda realizarle una serie de pruebas que confirmarán o descartarán el diagnóstico, ya que una continua exposición a estos alérgenos puede agravar aún más el cuadro.

Diagnóstico y tratamiento de un perro intolerante al gluten

Durante la consulta debes describirle al veterinario todos los síntomas que hayas podido detectar en el perro. A continuación, el especialista llevará a cabo un examen físico general.

Para saber si un perro tiene intolerancia al gluten, el diagnóstico será por descarte, es decir, con una dieta de eliminación. Se recomienda un periodo de prueba con una dieta baja en cereales o nula y con la proteína hidrolizada (hipoalergénica o analergénica) durante un mes y medio, para ver si el perro responde bien a este cambio en la alimentación y eliminar la exposición a los alérgenos.

Si pasado este tiempo ves que el perro vuelve a consumir comida con gluten y recae, seguramente tendremos claro el diagnóstico. Es posible que el veterinario quiera realizarle, adicionalmente, una radiografía abdominal, una prueba de insuficiencia pancreática exocrina y/o ecografía abdominal.

¿Cuál es el tratamiento?

Cuando un perro es diagnosticado como intolerante, el tratamiento pasa por cambiar su alimentación y adaptarla para que tenga una dieta completamente libre de gluten. El veterinario podrá recomendarte el pienso más adecuado para tu amigo peludo.

Hoy en día son varias las marcas que venden estos piensos hipo o analergénicos. No obstante, siempre se recomienda las marcas de calidad. Esta dieta normalmente será de por vida.

Los probióticos también serán de gran ayuda en esta patología. Son bacterias adicionales positivas para aumentar y mejorar la funcionalidad de la propia flora intestinal del animal.

Una dieta incorrecta podría agravar su condición y provocarle patologías como la enfermedad inflamatoria crónica intestinal (IBD). Por eso, cuida bien su alimentación y fíjate, incluso, en la composición de los premios y golosinas que le das.

Es importante que todos los miembros de la familia y amigos conozcan cómo le afecta esta condición, pues con la dieta adecuada el perro podrá vivir sano y feliz durante mucho tiempo.

Razas de perro propensas a ser celíacas

Como ya hemos avanzado, hay un importante componente genético que hace que unas razas de perros sean más propensas a la intolerancia al gluten que otras, una condición que puede manifiestarse desde que los perros son jóvenes.

Aunque esta patología puede afectar a cualquier raza, lo cierto es que suele haber alguna raza con más predisposición:

  1. Golden Retriever
  2. Labrador
  3. Bulldogs
  4. Dálmata
  5. Bóxer
Miguel Fraga García-Yanes
Graduado en veterinaria en la universidad Alfonso X El Sabio (Madrid). Colegiado 8917 en Madrid. Ampliando conocimientos en cirugía de tejidos blandos, endoscopia y dermatología. Interés por los animales desde muy pequeño y en compañía de Max desde hace 11 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí