¿Cómo pasear a un perro correctamente? Trucos y consejos

Adoptar a un perro es una experiencia enriquecedora y emocionante que te cambiará, a mejor, la vida para siempre. Debes comenzar a educarlo desde el primer día y por supuesto, enseñarle a pasear correctamente con su correa.

De media, sacamos a nuestros perros a pasear entre tres y cuatro veces al día ¿imaginas que tu perrito se pasara todos los paseos tirando de la correa? Sería algo frustrante… Por eso, te dejamos unos consejos prácticos para que le enseñes correctamente a pasear.

¿Qué necesitas para pasear a tu perro?

Ya sea un perro de tamaño grande o pequeño, necesitarás unos complementos antes de sacar a tu perro de paseo:

  • Correa. Las encontrarás en diferentes modelos, materiales y colores. Lo importante es que sea resistente y la extensión sea suficiente para darle libertad durante los paseos, pero sin alejarse demasiado de ti.
  • Collar o arnés. En ninguna circunstancia saques a tu perro sin collar. En él debes incluir su nombre, tu nombre y un número de contacto, solo de esa forma podrás encontrar a tu perro en caso de que se pierda. El collar también debe ser cómodo; por lo tanto, evita aquellos que tienen púas o los que están diseñados para ahorcar al perro.
  • Agua. En todas las salidas, se recomienda que lleves una botella con agua y un recipiente para que hidrates a tu perro (sobre todo en los meses cálidos).
  • Bolsas desechables. Muchas personas aprovechan los paseos para que los perros hagan sus necesidades. Si es tu caso, lleva bolsas para recoger las heces.

¿Cuándo sacar a pasear a un perro?

Los perros necesitan tener una rutina de paseos para adaptarse a ella y saber cuando podrán hacer sus necesidades (orinar y defecar). Es importante que respetes esos horarios siempre, de esta forma tu perrito se acostumbrará rápidamente.

Lo ideal es tener al menos tres o cuatro paseos al día. El primer paseo debe ser al despertarse por la mañana, tras toda la noche durmiendo en casa, necesitará salir a tomar un poco de aire fresco y hacer sus necesidades.

Al mediodía debemos dar el segundo paseo, también para aliviarse. Y por la tarde debemos dar un paseo de al menos una hora, para que además de hacer sus necesidades, haga ejercicio, juegue y se relacione con otros perros.

Muchas personas sacan a pasear a sus perritos justo antes de irse a dormir para que hagan el último pis, una excelente idea.

¿Cómo pasear a un perro por primera vez?

Durante el primer tramo del trayecto, enrolla la correa en tu mano para que el perro camine junto a ti. De esta forma, evitas que intente adelantarte, pues la presión ejercida por la correa lo disuadirá de hacerlo. Mantén el largo necesario para que camine con normalidad, pero junto a ti.

Habla con él con suavidad cuando obedezca y camine a tu lado. Si intenta adelantarse, utiliza un enérgico “¡No!” y detente. También puedes rociarlo con un poco de agua para que entienda que lo que hace está mal. Espera un par de minutos y reinicia la marcha.

Cuando tu perro quiera orinar o defecar, detente para que lo haga con tranquilidad. Jamás sigas tirando de la correa cuando quiera satisfacer sus necesidades fisiológicas, esto solo le crea ansiedad.

A medida que tu perro aprenda a caminar junto a ti, suelta la correa y llámalo cuando se aleje, para que vuelva a tu lado.

Al final de una camina satisfactoria, ten preparado un premio para tu perro. Puede ser una golosina canina, un poco de queso o jamón de york, e incluso alguna de las frutas recomendadas para perros.

Con el paso del tiempo, tu perro aprenderá a caminar junto a ti y ya no deberás iniciar los paseos con la correa enrollada. Además, podrás variar las rutas para que conozca nuevos lugares.

Recomendaciones durante los paseos

Ahora ya sabes cómo pasear a tu perro correctamente. Además, te ofrecemos estas recomendaciones:

  • No le exijas a tu perro demasiado durante las caminatas. Infórmate sobre el tipo y el nivel de ejercicio que necesita de acuerdo con su raza.
  • Espera que cumpla 3 meses antes de comenzar los paseos.
  • Adáptate al clima. Si hace mucho frío, reduce el tiempo de los paseos y abriga a tu perro. Si está muy caluroso, lleva más agua, no salgas en las horas de mayor calor y colócale zapatitos para evitar que sus patas se lastimen.
  • Permite que olfatee los lugares que le resultan curiosos, este enriquecimiento es bueno para la vida del perro y le ayuda a desarrollar su inteligencia.
  • Los paseos son un buen momento para socializar con otras mascotas y personas. Si tu perro se muestra curioso, permite que se acerque y olfatee, aunque permanece atento. Sobre todo al principio, podría mostrarse nervioso o agresivo cuando otros perros se acerquen a él.
  • Quitar la correa es recomendable solo después de que el perro ha aprendido a responder a tus llamados. Además, es mejor si esperas a llegar a un lugar seguro, como un parque.
  • Si el perro se pone agresivo con otros, aléjate y detén el paseo hasta que se calme.
  • A medida que aprenda a pasear, sustituye los premios comestibles por caricias y felicitaciones.
  • ¡Disfruta el paseo! Es un excelente momento para compartir y explorar lugares nuevos.