Interesante Comportamiento ¿Cómo sabe mi perro que lo quiero?

¿Cómo sabe mi perro que lo quiero?

No hay ninguna duda de que los perros y los humanos nos entendemos perfectamente y establecemos relaciones llenas de afecto. Pero, al no ser de la misma especie, es normal que tengamos algunas dudas.

Una de las que preocupa a muchos cuidadores es poder saber si nuestro perro entiende que lo queremos. Y es que no tenemos claro si nuestras manifestaciones de cariño le llegan a él tal y como pretendemos. ¿Mi perro puede saber si lo quiero? Lo explicamos.

La expresión de cariño en el ser humano

Las personas somos, al igual que los perros, animales sociales y sociables. Esto nos lleva a establecer vínculos afectivos de mayor o de menor intensidad con nuestros congéneres. Podemos manifestar nuestro cariño de una forma verbal, es decir, expresando directamente nuestros sentimientos a través de las palabras.

Pero también es posible mostrar afecto de una manera no verbal. Los abrazos, los besos o las caricias son otra opción habitual para comunicarle a otra persona qué es lo que sentimos hacia ella. Cuando estamos ante nuestro perro, aunque no sea humano, vamos a reproducir estos comportamientos.

¿A los perros les gustan nuestras muestras de afecto?

Lo cierto es que debemos asumir que los perros no manifiestan su amor igual que nosotros. Pero nos quieren tanto que nos toleran y aguantan nuestras rarezas de una forma que nunca consentirían a otro perro. Nuestros achuchones no tienen el mismo significado para el perro que para nosotros. Mucho menos los besos.

De hecho, bastantes canes intentan apartarse discretamente, como queriendo no ofender, cuando nos lanzamos a besuquearlos. Si tu perro es de estos, mejor contente y busca otra forma de expresarle tu cariño. O, al menos, evita los besos en zonas especialmente sensibles, como la trufa o la cara, si ves que se aparta siempre o lo intenta.

Lo que sí les puede gustar es que les dediquemos palabras de cariño. No van a entender exactamente todo lo que les decimos, pero sí comprenden el tono. Captan que es algo bueno. De hecho, las palabras de felicitación se usan como recompensa cuando queremos premiar una buena acción, exactamente igual que si se tratase de un premio comestible.

Cómo demostrarle a tu perro que lo quieres

Entonces, si nuestras habituales muestras de cariño físico no son comprendidas tal cual nos gustaría por nuestro perro, ¿de qué manera podemos dejarle claro lo mucho que lo queremos? En pocas palabras podríamos decir que tratándolo como un perro. Aunque esta frase tiene connotaciones negativas, en realidad no es más que respetar su naturaleza.

En primer lugar, trátalo con cariño. El afecto se transmite y el perro lo percibe. Después, dedícate a garantizar su bienestar. Para ello no solo hay que cubrir sus necesidades básicas de alojamiento, comida, ejercicio, socialización o educación. El perro tiene que sentirse vinculado a su cuidador y eso supone dedicarle tiempo de calidad. Por ejemplo:

  • Pasea con él dejando el móvil en casa. Simplemente, caminad juntos por un lugar que le guste mucho.
  • Juega a lo que le guste, como perseguir y devolver una pelota, correr o disputar un nudo.
  • Una sesión de aseo como el cepillado o un buen baño, si son actividades de las que disfruta, sirven para fortalecer el vínculo, resultando en beneficios para ambos.
  • Comparte una siesta, pues los perros adoran acompañarnos, si puede ser encima, mejor. No hay que olvidar que somos su referente.
  • Los masajes con la mano o una manopla de goma pueden resultar muy relajantes para el perro.
  • Algún premio comestible, sin pasarnos, es otra buena manera de dedicarle una atención especial al perro que va a entender como un buen trato.

Realmente, sirve cualquier actividad compartida porque lo que percibe el perro es que estás con él, que le prestas atención, lo cuidas y te preocupas por su bienestar. Se fortalece el vínculo de confianza y esa unión que se crea no entiende de especies.

La importancia de la educación canina

Hemos señalado algunas actividades que podemos realizar con nuestro perro para demostrarle cariño. Todas son lógicas, ya que nosotros mismos las entenderíamos como muestras de afecto. De una persona que nos quiere también podemos esperar un masaje, un paseo, una caja de bombones o una partida a cualquier juego de mesa.

Pero hay todavía otra acción con la que el perro puede percibir nuestro cariño, aunque en un primer momento no nos lo parezca. Se trata de la educación. Todavía no valorada lo suficiente por muchos cuidadores, educar al perro es la clave de una buena convivencia y le proporciona herramientas para sentirse tranquilo en nuestro mundo humano.

Dedicar un tiempo a planear sesiones de entrenamiento, pasar unos minutos al día desarrollando cada una con la atención plena en nuestro perro, premiándolo por sus logros y presumiendo de ellos también es una buena forma de trasladarle cuánto lo queremos, lo mismo que preocuparnos por aprender psicología canina para comunicarnos mejor.

María Besteiros
María Besteiros
Auxiliar Técnico Veterinaria y presidenta de una protectora de animales. Desde niña mis intereses giraron alrededor de los animales, la lectura y la escritura, por eso me formé para ejercer como ATV y me doctoré en Filoloxía Galega. Además, estoy vinculada a la protección animal a través de protectoras. En la actualidad soy casa de acogida de siete perros y cinco gatos. Escribir sobre perros es una forma de compartir los conocimientos que he adquirido sobre ellos a lo largo de los años, a la vez que me permite unir mis profesiones.
DEJA UNA RESPUESTA
Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí