5 Señales que indican que un perro va a morir

23

Uno de los momentos más duros que nos toca afrontar a los amantes de los perros es cuando nuestro querido amigo peludo nos deja para siempre. Nunca quisiéramos que llegara ese día, pero lamentablemente es algo que no se puede evitar. Hay, de hecho, diversas señales que nos indican que un perro va a morir; sobre todo si es anciano o está gravemente enfermo.

Si sospechas que la vida de un perro puede estar llegando su fin, es importante que acudas al veterinario para que un profesional pueda dar un diagnóstico concreto e indicarte cuál es exactamente el estado del perro y qué opciones hay.

También podrá ofrecerte algunos consejos sobre cómo cuidarlo en esta última etapa, en el caso de que no haya nada más que hacer. Veamos cuales son las principales causas que indican que un perro va a morir.

No quiere salir a pasear

La disminución de la actividad física normal del perro y el mostrarse reacio a mantener sus rutinas puede indicarnos que un perro está cerca de su muerte. Esto no significa, ni mucho menos, que siempre que un perro no quiera salir a la calle a jugar con nosotros vaya a fallecer.

Debes tener en cuenta que este cambio de comportamiento puede ser también un síntoma de una enfermedad no terminal, que hace que nuestro peludo se sienta más débil y sin ganas de caminar. Comprueba si esta señal viene acompañada de otras y lleva al perro a la consulta de un profesional si continúa apático.

perro viejo que va a morir

No come ni bebe agua

Que un perro pierda el apetito nos indica que algo ocurre. Si rechaza el pienso o sus comidas favoritas, empieza a sospechar, especialmente si tampoco bebe agua. A consecuencia de ello el perro podrá mostrar signos de deshidratación y vomitar bilis. De no poner remedio a esta situación, sus órganos pueden comenzar a fallar y el perro mostrará signos de dolor.

Su comportamiento no es normal

Cuando un perro está muy enfermo o a punto de morir, su comportamiento no es el de siempre. Puede mostrar algunos problemas de conducta relacionados con su estado de ánimo, expresiones de miedo, mayor agresividad o movimientos anormales.

Además, estos cambios pueden venir acompañados de síntomas como vómitos, diarrea o incontinencia urinaria. Cuando esto ocurre, está claro que nuestro amigo necesita atención veterinaria urgente.

Las constantes vitales del perro están alteradas

Finalmente, también debemos preocuparnos cuando un perro comienza a jadear en exceso, a mostrar signos de deshidratación severa o a tener fiebre. Para que tengas una referencia, unas constantes vitales normales en un perro sano serían:

  • Una temperatura corporal de entre 38 y 39 grados centígrados.
  • Entre 90 y 140 latidos por minuto en perros pequeños en reposo, de 70 a 110 en perros medianos y de 60 a 90 en grandes.
  • De 10 a 30 respiraciones por minuto.

Unas constantes vitales alteradas también pueden deberse a una crisis tratable, por lo que el tiempo en estos casos es oro. Debemos acudir cuanto antes con un especialista para que pueda examinar a nuestro perro. Si unido a todo ello ves que éste permanece aletargado en un rincón de la casa sin apenas moverse, la muerte podría rondar muy cerca.

Intenta huir o busca un lugar tranquilo

Son muchos los perros que cuando saben que su momento está cerca, se alejan de la manada para intentar morir en solitario. Es algo instintivo que le viene al perro de sus orígenes, el lobo.

También es posible que aunque no intente huir, busque algún lugar cómodo pero algo apartado en el hogar, donde poder dar sus últimos suspiros. Si esto ocurre, no le regañes, simplemente acompáñale y pasa con el sus últimos momentos, acariciándolo, y queriéndole.

¿Qué puedo hacer si mi perro se está muriendo?

En momentos como estos, lo mejor que puedes hacer es contactar inmediatamente con tu veterinario de confianza. Él podrá valorar la situación, en base a los síntomas del perro y a su historial clínico, y te aconsejará qué opciones hay.

Si ya sabes que no hay vuelta atrás, seguramente debas tomar una decisión complicada. En ocasiones, cuando el animal sufre mucho dolor, la eutanasia puede ser una opción a valorar para evitarle más sufrimiento.

En el caso de que decidas esperar hasta el final, lo fundamental será darle al perro todo tu cariño y que se sienta bien acompañado. Es un momento muy delicado para toda la familia, pero debes sentirte reconfortado de haber hecho todo lo posible para que tu amigo peludo esté atendido.

Otro momento difícil es cuando toca decidir qué hacer con su cuerpo. La mayoría de las veces se opta por la incineración, aunque hay otras alternativas. En cualquier caso, la clínica veterinaria o una funeraria canina podrán informarte de todos los pasos a seguir.

Como ocurre con cualquier ser querido, la marcha de nuestro amigo peludo nos dejará un profundo sentimiento de pérdida. Deberemos pasar todo el duelo hasta que, poco a poco, podamos aceptar su muerte y sentirnos algo mejor.

Alesia Martínez
Periodista especializada en el mundo animal. Me dedico al periodismo digital desde hace más de una década y desde entonces, no hay día en el que no aprenda algo nuevo. Me gusta compartir todo lo que sé a través de las palabras y, por eso, es un placer escribir aquí sobre nuestros adorables compañeros gatunos para Soyunperro. Máster de Periodismo Digital de la VIU y licenciada en Historia por la URV.

23 COMENTARIOS

  1. Mi blanquita mi compañera de 12años ,hoy cumple tres semanas que falleció y estoy desvastada ,no la dejaba sola viajábamos en tren ,en auto iba solo a restaurant que la aceptaran ,a la playa a la nieve etc muy inteligente y nos dio un amor incondicional ,inteligente ,dormía conmigo y todos las que la conocieron la amaron ,era especial fue mi hija perruña me enseñó a amar a las mascotas y defenderlas .No sé si algún día podré hablar de ella sin llorar ,solo sé que se fue mi blanquita y sufro mucho .Tomar la desicion de usar la autonasia es muy fuerte siento que yo la mate es muy muy triste .Amen a sus mascotas y protenjelas por sobre toda las cosas

  2. Justo el día de hoy murió mi compañero por 19 años, ya se notaba su vejez y le costaba caminar pero los últimos días se puso malito, y los dos últimos días ya la paso mal, le dieron medicamento para el dolor para que no sufriera y justo hoy que lo iba a llevar a dormir, antes de salir de la casa en mis brazos dio su último suspiro y se fue a seguir corriendo y jugando eternamente, esperando que yo llegue para volver a jugar juntos. Es un dolor tan desgarrador saber que ya no me acompañará, pero saber que fue un perro feliz y todos los recuerdos con el, quedan en mi memoria, dejo las huellas de sus patitas en vida y siempre tendré presente el gran amor y felicidad que nos dimos mutuamente, siempre estará el recuerdo de el en mi corazón, fuiste lo mejor sin esperarlo. Hasta pronto cachorro, fuiste un grande y siempre los serás, hasta cielo Boby!

    Duele mucho la pérdida de un fiel amigo, pero se quedan todos los bellos recuerdos de el, huellas que jamás se podrán borrar.

  3. Mi bello perro partió hace 50 días, con 10 añitos. Fuimos muy felices ambos todos estos años. Amor puro. Amor del bueno. Lo extraño mucho y lo quiero más.

  4. Yo perdí el mío hace casi 2 años, y la verdad me fue muy devastador en el momento. A pesar que desde 6 meses atrás a su muerte, su condición se fue marchitando y yo ya me estaba preparando para que en cualquier momento sucediera, la realidad fue que aquella noche que llegué a la casa y encontré su cuerpo sin vida fue tremendamente devastadora para mi. Casi 16 años conmigo, sentí como si realmente hubiese perdido a un hijo mío. Aún me sigue afectando su pérdida.

  5. Lamentamos mucho tu perdida. Recuerda que lo importante no es cuanto tiempo viven, sino lo felices que han sido esos años.

  6. No sé que haría si llegara ese día amo tanto a mi perrito y el me demuestra su amor día a dia

  7. yo tengo a mi Terry el tiene insuficiencia renal y no kiero pensar el dia que tiene que partir.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí