¿Pueden los perros comer Jengibre?

Hace ya varios años que en Occidente empezamos a ‘redescubrir’ las múltiples propiedades terapéuticas del jengibre. Tras la publicación de una serie de estudios científicos que avalan sus bondades a nivel medicinal, cada vez más personas se animan a incluir este ingrediente en sus dietas, ya sea in natura o como un suplemento para potenciar su alimentación. No obstante, lo que muchos aún desconocen son los usos y beneficios del jengibre en perros.

Sí, ¡has leído bien! Nuestros mejores amigos también pueden verse beneficiados por la incorporación de esta raíz en su dieta, y es precisamente de ello que hablaremos a continuación desde Soyunperro. ¡Sigue leyendo!

También te puede interesar: ¿Qué hacer si un perro come chocolate?

¿Qué nutrientes contiene el Jengibre?

El jengibre podemos adquirir fresco o deshidratado, molido, en polvo o incluso encontrarlo en fórmulas de suplementos dietéticos, es solamente la raíz (o rizoma) de la planta Zingiber officinale. Se constituye en un 79% de agua, 18% de carbohidratos, 2% de proteínas y tan solo 1% de grasas, por lo que puede utilizarse incluso en dietas para perros obesos o con sobrepeso.

Además, según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), 100 gramos de jengibre crudo aportan:

  • Energía: 80 kcal
  • Proteínas: 1.82 g
  • Grasas: 0.75 g
  • Carbohidratos: 17.8 g
  • Fibra: 2.0 g
  • Azúcares: 1.7 g
  • Agua: 78.9 g
  • Vitamina B total: 10.3 mg
  • Vitamina C: 5 mg
  • Vitamina K: 0.1 µg
  • Vitamina E: 0.26 mg
  • Folato: 11 µg
  • Magnesio: 43 mg
  • Hierro: 0.6 mg
  • Fósforo: 34 mg
  • Calcio: 16 mg
  • Potasio: 415 mg
  • Selenio: 0.7 µg
  • Sodio: 13 mg
  • Zinc: 0.34 mg

Beneficios del jengibre para la salud de los perros

Con tan solo observar su perfil nutricional, percibimos que el jengibre ofrece un interesante pool de micronutrientes (minerales y vitaminas) que resultan esenciales para fortalecer el sistema inmunológico y favorecer numerosos procesos fisiológicos del organismo de los perros, como puede ser la producción de hormonas, el fortalecimiento de huesos y dientes, y la síntesis de proteínas para el desarrollo muscular.

Pero más allá de esta primera impresión, queremos compartir contigo 5 propiedades beneficiosas del jengibre para la salud de los perros que han sido demostradas en estudios científicos. Echa un vistazo:

Acción antiinflamatoria y antioxidante

Uno de los principales usos y beneficios del jengibre en perros está relacionado con sus poderosas propiedades antiinflamatorias que auxilian en el tratamiento y la prevención de las enfermedades degenerativas más comunes en perros, en especial los de edad más avanzada, como la artritis y la artrosis.

Además, su ingesta moderada puede ayudar con el manejo del dolor agudo en casos de traumatismos y contusiones, e incluso del dolor crónico relacionado con enfermedades degenerativas del sistema musculo-esquelético.

Por otro lado, los antioxidantes encontrados en la raíz del jengibre favorecen combate a los radicales libres en el cuerpo, previniendo el daño celular y la oxidación del colesterol “malo” (LDL), así como el depósito de placas lipídicas insolubles en las arterias, lo que se traduce en una mejor protección contra enfermedades cardiacas, derrames cerebrales y la arterioesclerosis.

Propiedades anticancerígenas del jengibre

Un estudio del Centro Integral del Cáncer de la Universidad de Michigan, también en los Estados Unidos, ha revelado que la administración controlada de jengibre en polvo puede promover la autodestrucción de células tumorosas en los tejidos del ovario, además de inhibir el surgimiento de nuevas células cancerígenas.

Otra investigación realizada en la Universidad de Georgia State, nuevamente en los Estados Unidos, ha demostrado que el extracto de jengibre puede ser útil en el tratamiento del cáncer de próstata, promoviendo una significativa reducción de tamaño de los tumores. Experimentos con roedores de laboratorio, han llegado a una reducción superior al 50% en individuos de los grupos de control.

Efectos digestivos del jengibre en perros

La raíz del jengibre ya era utilizada por civilizaciones clásicas, como los griegos y romanos, para tratar diferentes afecciones gastrointestinales. Y hoy sabemos que estas bondades a nivel digestivo se deben a su capacidad de estimular la producción de jugos gástricos y la segregación de jugos biliares en la vesícula biliar, además de favorecer el tránsito intestinal en los perros.

Por ello, una ingesta moderada de jengibre, o de su extracto, puede ayudar a aliviar el dolor estomacal y otros síntomas asociados al empacho en perros, aunque si hablamos de un perro que tiende a comer siempre en exceso o ‘tragarse’ todo lo que ve por delante, es necesario investigar la causa de este comportamiento inadecuado, ya que podría ser un indicio de deficiencias nutricionales, infestaciones por parásitos y otros problemas de salud.

El jengibre también es útil en el control de náuseas y mareos que pueden afectar a nuestros peludos en diferentes situaciones, incluso durante el embarazo en las perras, evitando la ocurrencia de vómitos y permitiéndoles disfrutar de una gestación más cómoda.

Acción protectora del sistema respiratorio

Diferentes estudios confirman que el jengibre posee propiedades protectoras del sistema respiratorio. Las infusiones preparadas con esta raíz favorecen la expectoración del catarro y alivian la tos y otros síntomas comunes de gripes y resfriados, pudiendo incluso evitar que estos casos se agraven y puedan generar una bronquitis o neumonía.

Además, debido a su acción antiinflamatoria, el jengibre también auxilia en el tratamiento de las alergias respiratorias y del asma en perros, actuando como un antihistamínico y antialérgico natural.

Jengibre para regular el colesterol y azúcar en sangre

El jengibre también muestra una acción estimulante en el páncreas, favoreciendo la producción de la insulina y optimizando su utilización para controlar los niveles de azúcar en sangre. En consecuencia, su inclusión en la dieta de perros con diabetes puede ayudar a regular la glucemia de forma más eficiente.

Al potenciar las funciones del páncreas, la raíz de jengibre también puede auxiliar en el tratamiento y la prevención de la pancreatitis en perros y en cuadros de insuficiencia pancreática. Finalmente, y para concluir los beneficios más destacados del jengibre para perros, cabe destacar que contribuye con la regulación de los niveles de colesteroles y triglicéridos en sangre, por lo que puede incluirse estratégicamente en la alimentación de perros con colesterol alto.

¿Cuál es la mejor manera de dar jengibre a un perro?

La raíz de jengibre in natural y fresca suele estar disponible en la mayoría de los supermercados, verdulerías y mercados. En tiendas de productos naturales, también encontrarás  jengibre deshidratado, molido o en polvo, así como extractos y aceites de jengibre que generalmente se producen para uso humano, aunque también puedan ser consumidos por los perros con las debidas precauciones. Además, se empiezan a comercializar cada vez más cápsulas de jengibre para perros en clínicas veterinarias y tiendas especializadas en mascotas.

A la hora de elegir la presentación más conveniente, ten en cuenta que los perros no suelen sentirse muy atraídos por el sabor picante de la raíz de jengibre fresca. Por ello, si prefieres usar el alimento in natura (y no extractos o capsulas), te aconsejamos dar preferencia al jengibre molido o en polvo, ya que puedes incorporarlo en diferentes recetas para complementar la nutrición de tu mejor amigo.

En todo caso, recuerda que es importantísimo contar con la orientación de un veterinario para determinar la dosis y la frecuencia de administración más beneficiosa para tu perro, considerando sus necesidades nutricionales, su estado de salud y la finalidad del consumo. Cada perro es diferente y por eso es imposible que podamos indicarte cuál es la cantidad correcta para tu perro. Debe ser siempre el veterinario quien te lo indique.

Algunos expertos en alimentación natural BARF indican que una dosis adecuada para perros sanos, puede ser 1/4 de cucharadita pequeña (de café) al día, de raíz fresca de jengibre o troceada, por cada 20 kilos de peso corporal. Pero desde Soyunperro, te recomendamos que previamente consultes con tu veterinario.

Eduarda Piamore

Licenciada en Filosofía y Técnica en Psicología, Educación y Adiestramiento Canino. Redactora y traductora freelance, apasionada por la escritura y la lectura. Autodidacta en temas relacionados a la Salud Mental, Medicina Natural y Terapias Alternativas para perros y gatos. Voluntaria en el rescate y promoción a la adopción de animales abandonados. Una apasionada admiradora del Reino Animal, fiel a la inagotable fuente de sabiduría de la naturaleza. Latinoamericana, multicultural, un alma viajante

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba