Proteger a nuestros perros frente a pulgas y garrapatas es fundamental si queremos que se mantengan sanos y libres de enfermedades. Sin olvidar que dichos parásitos también pueden perjudicarnos a nosotros, los humanos.

Elegir una buena opción antiparasitaria no es una tarea sencilla, ya que existen multitud de collares antipulgas, pipetas y pastillas. En este artículos de Soyunperro.com vamos a indagar sobre cuál es la mejor pastillas antipulgas para un perro, cómo administrarla y cuál es su duración real de protección.

Existen varias opciones de comprimidos masticables. Aquí os expondremos dos de ellos de fácil familiarización.

Pastillas antiparasitarias Nexgard masticables

Las pastillas Nexgard son una de las mejores opciones para proteger a nuestros perros frente a pulgas y garrapatas. El principio activo es afoxolaner, un insecticida que pertenece a la familia de las isoxazolinas. El medicamento veterinario puede utilizarse como parte de la estrategia de tratamiento para el control de la dermatitis alérgica por pulgas (DAP).

Existen varios tamaños de pastillas, en base al peso de cada perro. Debemos darle una pastilla cada cinco semanas, para ofrecerle una protección total. Esto se recomienda sobre todo en primavera-verano. A partir de las cinco semanas de la ingesta de la pastilla, esta comienza a perder efecto. Por lo que, nuestro perro estará totalmente protegido durante cinco semanas.

Las pulgas y las garrapatas deben adherirse al huésped y comenzar a alimentarse para quedar expuestas a la sustancia activa. En el caso de las pulgas (C. felis), el efecto se inicia a las 8 horas de la adhesión. En el caso de las garrapatas, el efecto (muerte) se inicia a las 48 horas de la adhesión.

pastilla-nexgard-vs-bravecto

Pastillas antiparasitarias Bravecto masticables

Otra buena opción para proteger a nuestro perro son las pastillas Bravecto, las cuales también están disponibles en varios tamaños en base al peso de nuestro perro. Su principio activo es fluralaner, un miembro de la clase isoxazolina (al igual que las Nexgard).

Este medicamento de acción sistémica actúa en forma inmediata y persistente durante 12 semanas para matar garrapatas (Ixodes ricinus y Rhipicephalus sanguineus adultas y juveniles) y pulgas (Ctenocephalides felis y Ctenocephalides canis).

Las pulgas y garrapatas deben fijarse al hospedador y comenzar a alimentarse con el fin de exponerse al principio activo. El producto demuestra una eficacia inmediata contra pulgas dentro de las 8 horas desde que la pulga se adhiere al huésped y 12 horas en el caso de las garrapatas.

Nexgard vs Bravecto ¿Cuál es mejor?

Las dos pastillas usan la misma clase de sustancia (isoxazolina), por lo que ambas son igual de efectivas. Sin embargo, la duración de una es más amplia que la otra, por lo que podríamos pensar que Bravecto es entonces mejor, pero en realidad no es así.

Si nos basamos en el precio, debemos ver que nos sale más económico comprar una pastilla para 5 semanas de Nexgard o una pastilla cada tres meses (Bravecto), y muchas veces el precio de Nexgard es bastante mejor, lo que pasa es que no es comparable a la duración de Bravecto.

Ambas pastillas están enfocadas a proteger a nuestro perro frente a parásitos externos, ambas usan el mismo principio activo. Solamente varía su duración y precio, por lo que, en comparación, Bravecto puede salir mejor. No obstante, será recomendable usar la que más se adapte a tus gustos.

¿Son peligrosas las pastillas antipulgas?

En realidad, son más seguras que los típicos collares antipulgas o pipetas (líquidos) antipulgas por el posible peligro de ingestión de algunos collares tóxicos, o el contacto de niños con líquido de la pipeta. Estos comprimidos no presenta ninguna toxicidad al perro y además es muy fácil de administrar.

Sin embargo, el tratamiento con estos productos en cachorros de menos de 8 semanas de edad y/o de perros que pesen menos de 2 kg debería evitarse. Deberemos consultar previamente con el veterinario. Tampoco es recomendable en perras gestantes.

¿Cómo se administran las pastillas antipulgas masticables?

En realidad, es muy pero que muy sencillo, solo tenemos que darle la pastilla adecuada (en base a su peso) a nuestro perro, en la fecha que corresponda y renovarla cuando su plazo de protección haya finalizado.

Son pastillas son sabor, por lo que nuestro perro la comerá sin problemas. Lo ideal es ponerla junto a su comida, para que él la tome de forma natural. Una vez comida, la protección total comenzará a las pocas horas.

¿Dónde puedo comprar este tipo de pastillas?

Se pueden comprar en un veterinario o clínica veterinaria. Su precio varía en base al país donde se estén comprando, en España y Estados Unidos tienen un precio similar, mientras que en México o Argentina su precio es bastante inferior. También se pueden comprar en tiendas online de mascotas, ya que no necesita receta.

Miguel Fraga García-Yanes
Graduado en veterinaria en la universidad Alfonso X El Sabio (Madrid). Colegiado 8917 en Madrid. Ampliando conocimientos en cirugía de tejidos blandos, endoscopia y dermatología. Interés por los animales desde muy pequeño y en compañía de Max desde hace 11 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí