¿Cuántas veces debe comer un perro al día?

Todos nos esforzamos para que nuestro perro reciba la mejor alimentación posible. Nos preocupamos por escoger un pienso de alta calidad adaptado a sus necesidades, y le damos diariamente la ración recomendada en función de su nivel de actividad y peso corporal.

Pero, ¿en cuántas tomas debemos repartir esta ración para asegurar su correcta alimentación? ¿le estás dando a tu perro el número de tomas que necesita? ¡Veamos cuales son las raciones más recomendables!

¿Cuántas veces al día debo alimentar a mi perro?

Una vez conocemos la cantidad de pienso que debe comer nuestra mascota al día, debemos definir en cuántas tomas conviene que le distribuyamos esa ración.

Es importante que una vez determinemos el número de tomas al día, intentemos que éstas siempre sean a la misma hora, ya que los perros son animales de rutina, y sus horarios deben ser lo más constantes posibles (comidas, paseos, aseo, etc.)

No existe una fórmula general que sirva para todos los casos, sino que el número de veces que debe alimentarse un perro al día depende de diversos factores, que van a ser particulares de cada animal.

Por ello, vamos a explicar los diferentes factores que influyen, para que podáis definir cuál es la rutina de alimentación que más se adapta a las necesidades de vuestra mascota en particular.

perro-adulto-con-perro-cachorro

Tomas diarias según la edad

La edad es uno de los factores que más influye a la hora de definir el número de tomas diarias que necesita un perro.

Cachorros

Los cachorros tienen un sistema digestivo de pequeño tamaño y aún inmaduro, por lo que es necesario que tomen muchas raciones de pequeña cantidad a lo largo del día.

Durante la lactancia, inicialmente los cachorros comen cada 2-3 horas, y estas tomas se van distanciando a medida que van pasando las semanas.

En el momento del destete (alrededor de las 8 semanas de edad), los cachorros ya son capaces de pasar la noche sin comer y es suficiente con repartirles su ración diaria en 4 tomas. Si se trata de cachorros de pequeño tamaño, puede que necesiten alguna toma adicional.

A partir de los 3 meses, una vez se ha finalizado la etapa del destete y el cachorro ya consume sin problemas pienso seco, podemos reducir el número de tomas a 3 al día.

Cuando cumplen los 6 meses, ya su sistema digestivo es más maduro y esto nos permite comenzar a dar 2 tomas al día, aunque si preferimos mantener tres tomas diarias hasta que sean adultos, tampoco supone un problema.

Perros Adultos

De modo general, se considera que un perro pasa a la fase adulta cuando cumple el año de edad (aunque varía ligeramente en función del tamaño).

Un perro adulto basta con que coma una o dos veces al día, y con este número de raciones sus necesidades nutricionales están cubiertas.

El escoger entre darle de comer una o dos veces al día, va a depender de nuestra disponibilidad horaria, y también de factores individuales que veremos más adelante y que pueden determinar que sea necesario ampliar el número de tomas por día.

Perros Senior

Cuando nuestro perro alcanza su etapa de madurez (entre los 8-11 años en función de su tamaño), la motilidad de su intestino se reduce y las digestiones comienzan a ser más “pesadas”.

Es por esta razón que conviene aumentar el número de comidas al día cuando el perro llega a su edad senior (2-3 tomas al día).

Si aumentamos el número de tomas diarias, la cantidad de pienso que ingiere en cada comida es menor y las digestiones serán más fáciles.

chihuahua-con-su-cachorro-mientras-comen

Tomas diarias según tamaño

Es fundamental tener en cuenta el tamaño del perro a la hora de definir el número de veces que debe comer al día.

Las razas de tamaño grande tienen mayor riesgo de sufrir la patología dilatación-torsión de estómago.

Para prevenir esta alteración, debemos tener en cuenta las siguientes precauciones a la hora de alimentar a un perro de raza grande:

  • Evitar sobrecargar el estómago: se debe distribuir la ración de comida en un mínimo de 2 tomas al día y debemos evitar que nuestro perro de raza grande se “empache” bebiendo agua.
  • Evitar el ejercicio físico tras comer o si ha bebido una cantidad importante de agua: no debe salir a pasear o jugar nada más haya terminado de comer.

En las razas pequeñas o medianas la predisposición o riesgo de sufrir esta patología es mucho menor, pero igualmente conviene seguir estas pautas para evitar problemas digestivos.

perrita-preñada

Tomas diarias según otros factores

Además de los factores generales que ya hemos explicado, debemos tener en cuenta las características individuales de cada perro para decidir cuántas veces debe comer al día nuestro perro.

Perros castrados

Cuando esterilizamos o castramos a nuestro perro, se puede producir un aumento espontáneo de su apetito.

Es por ello que, para evitar la ansiedad que puede llegar a causar la sensación de hambre, conviene cambiar su alimentación a un pienso más saciante (tipo light), y aumentar el número de tomas diarias (un mínimo de 2-3 tomas al día).

Perras gestando

A medida que avanza la gestación de una perra, los cachorros van restando espacio al estómago de la madre. Esto hace que nuestra perra no pueda ingerir grandes cantidades de alimento de una sola vez, sino que necesitará realizar varias comidas al día de pequeño volumen.

Recordad que en las últimas semanas de gestación, las demandas nutricionales de las perras gestantes aumentan drásticamente, por lo que debemos cambiar su alimentación a un pienso más energético y con mayores niveles de calcio (pienso de cachorros o para hembras gestantes).

Perros con sensibilidad digestiva

Hay perros que tienen una mayor sensibilidad digestiva y que, además de poder necesitar dietas especiales de mayor digestibilidad, conviene repartir su ración diaria en un mayor número de tomas (unas 3 tomas al día).

Con un mayor número de tomas al día, reduciremos la cantidad de pienso que nuestro perro ingiere en cada comida y la digestión será más fácil.

Igualmente, aumentando el número de tomas al día, reducimos el tiempo en que el estómago está vacío (hay perros que si pasan muchas horas sin comer tienen problemas gástricos que pueden llevar al vómito).

Perros con ansiedad

En perros con problemas de ansiedad general, muy activos, que se aburren o tienen comportamientos destructivos, uno de los factores que se deben modificar es la forma de alimentación.

En este tipo de perros se recomienda incrementar el número de tomas diarias al máximo posible (hasta 4 tomas al día), e incluso se puede optar por introducir su ración en juguetes dispensadores tipo “KONG”, para que la alimentación sea una forma de distracción.

Como veis no hay una fórmula fija que sirva para definir cuántas veces debe comer un perro al día, sino que va a depender de las necesidades que tenga cada perro en particular.

Lo aquí explicado son recomendaciones generales que os pueden  ayudar en el tema, pero recordad que si os surge cualquier duda debéis consultar al veterinario.