Diabetes en perros

1

Al igual que los seres humanos, los perros también pueden padecer diabetes mellitus tanto de tipo 1 como de tipo 2. Esta enfermedad se caracteriza por la elevación de los niveles de glucosa en la sangre.

A continuación vamos a detallar qué síntomas nos deben hacer sospechar de que nuestro perro tiene esta patología. Es muy importante que busquemos asistencia veterinaria para equilibrar la glucosa y evitar las complicaciones derivadas de su incremento.

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad frecuente en los perros. Puede ser de tipo 1 o de tipo 2. La provoca una inadecuada secreción de insulina, que es una hormona que se produce en unas células del páncreas y cuya función es regular los niveles de glucosa de la sangre.

La destrucción de estas células puede seguir a una pancreatitis, que es la inflamación del páncreas. La insulina actúa ayudando a que la glucosa entre en las células de todo el organismo, en las que experimenta distintos procesos para producir la energía necesaria para el funcionamiento del cuerpo.

Cuando no hay insulina suficiente, el nivel de glucosa se eleva por encima del rango normal. Es lo que se denomina hiperglucemia. Lo contrario es la hipoglucemia, una situación que también puede darse y que implica que el nivel de glucosa es más bajo de lo normal.

¿Qué perros pueden sufrir diabetes?

Esta enfermedad puede afectar a cualquier perro, pero se ha encontrado una mayor incidencia en algunas razas como el Golden retriever o el Caniche. Parece haber una predisposición genética. Además, afecta en mayor medida a las hembras. La edad de aparición se sitúa entre los seis y los nueve años.

perro en consulta veterinaria para prueba de diabetes

Síntomas de diabetes en perros

Entre los diferentes síntomas que podremos apreciar ante lo que coloquialmente se conoce cómo una subida o caída de azúcar, caben destacar:

  • Glucosuria, que es la presencia de una gran cantidad de glucosa en la orina.
  • Debido a la glucosuria, el perro orina en grandes cantidades.
  • Al orinar tanto, la pérdida de líquidos se compensa con un incremento en la ingesta de agua.
  • La excreción abundante de orina puede llevar a que el perro se deshidrate.
  • Aumento del apetito en un primer momento porque el perro no consigue metabolizar suficiente glucosa. Posteriormente, este se pierde en la medida en la que el animal va sufriendo desnutrición.
  • Adelgazamiento.
  • Cuando la enfermedad está avanzada, puede afectar a todos los órganos y producir síntomas como letargo, vómitos, debilidad y, en los casos más graves, coma.
  • Las complicaciones asociadas incluyen cataratas, problemas renales y neurológicos, infecciones urinarias o hipertensión arterial.

¿Qué es la cetoacidosis diabética?

Es un trastorno que surge como consecuencia de una hiperglucemia grave. Produce la acumulación de cetonas en la sangre. Las cetonas son productos de la metabolización de las grasas. En la cetoacidosis, el organismo no dispone de glucosa para conseguir energía, por lo que recurre a las grasas.

Sus síntomas son debilidad generalizada, vómitos, respiración rápida y olor a acetona en el aliento. Se trata de una urgencia con riesgo de muerte. El perro debe ser trasladado al centro veterinario inmediatamente.

analítica-de-sangre-en-perro-para-detectar-diabetes

¿Cómo se diagnostica la diabetes en los perros?

Para confirmar que los signos clínicos corresponden a esta enfermedad, el veterinario debe tomar una muestra de sangre y de orina. En ellas aparecerá la glucosa elevada por encima del rango normal. La fructosamina es otro parámetro importante a monitorizar para el diagnóstico y el seguimiento de la diabetes.

Tratamiento de la diabetes en perros

El tratamiento se centra en dos pilares básicos, que son la alimentación y la medicación. El perro necesitará que le inyectemos insulina a diario para compensar la que su organismo no puede producir. Si somos rigurosos con el tratamiento, el perro podrá llevar una vida normal, aunque es cierto que su esperanza de vida puede verse reducida.

El control veterinario debe ser exhaustivo porque cada perro va a necesitar una cantidad distinta de insulina e incluso las dosis van a variar a lo largo de la vida de un mismo perro. Por eso, al inicio del tratamiento el veterinario tendrá que ir controlando los niveles de glucosa del para ver en qué momento se producen máximos y mínimos.

Con toda la información, se ajusta la dosis y se decide cuándo hay que poner las inyecciones. Como tendremos que pinchar al perro en casa, el veterinario nos explicará cómo hacerlo. Si nos da miedo, podemos poner la primera inyección en la propia clínica, con el apoyo del veterinario, para que nos resuelva las dudas.

Precauciones en la administración de insulina

Las consecuencias de una inadecuada administración de insulina pueden ser graves, por eso es básico que sigamos al pie de la letra las instrucciones del veterinario en cuanto a la cantidad y el tipo de insulina, su conservación, la frecuencia de la administración o el tipo de jeringuillas.

Si nos pasamos en la dosis la glucosa puede descender hasta niveles alarmantes. Esta hipoglucemia provoca confusión, sueño, temblores, tambaleos, convulsiones e incluso coma.

alimentación específica para perros diabéticos

La alimentación y la diabetes

Se recomienda que un perro diabético consuma una dieta seca o húmeda con un elevado contenido en fibra, hipocalórica y con hidratos de carbono complejos, porque son los que reducen la posibilidad de que se desencadene una hiperglucemia. Esto se debe a que minimizan las fluctuaciones de glucosa tras cada ingesta.

A la venta en las clínicas veterinarias encontraremos este tipo de alimentos en diferentes presentaciones. Si preferimos una dieta casera debemos elaborar un menú con el veterinario. En cualquier caso, la comida debe administrarse en dos o tres tomas diarias para evitar la hiperglucemia tras una ingesta abundante.

Por último, la dosis de insulina se calcula en función de los requerimientos diarios de calorías, que dependen del peso del perro y de la actividad que desarrolle. Por eso es importante que no variemos la cantidad de comida que le ofrecemos cada día. Además, el perro debe hacer ejercicio a diario, pues aumenta la absorción de insulina.

La obesidad en perros diabéticos

Además de una alimentación adaptada a la enfermedad del perro, es fundamental que evitemos el sobrepeso. La obesidad afecta negativamente a la salud, complica enfermedades, predispone a otras o dificulta la administración de anestesia. En el caso de la diabetes, reduce la respuesta a la insulina, lo que dificulta su control.

Por eso, si el perro está demasiado gordo, además del tratamiento para la diabetes, el veterinario determinará su peso ideal y prescribirá una dieta adecuada para lograrlo. En la actualidad se dispone de piensos específicos para estos trastornos.

Perros diabéticos delgados

Si en el momento en el que se diagnostica la diabetes el perro ya ha perdido peso, es importante que vuelva a su peso ideal. Para lograrlo se recomiendan dietas con poca fibra porque contienen una mayor densidad calórica. También las podremos encontrar a la venta.

¿Cuál es la relación entre la esterilización y la diabetes?

Como parte del tratamiento de la diabetes el veterinario nos puede recomendar la esterilización en el caso de las hembras, es decir, la extirpación del útero y de los ovarios. Esto se debe a que la progesterona tiene efecto hiperglucemiante.

Pronóstico de la diabetes en perros

El pronóstico de esta patología va a depender de cada caso. Además, influyen factores como la capacidad del propietario para seguir el tratamiento prescrito, la facilidad o no para controlar los niveles de glucosa y la presencia o ausencia de otras enfermedades.

En casos puntuales la diabetes puede remitir, por ejemplo, en perras con piometra o resto ovárico. También, como en el caso de las mujeres, cuando la diabetes se debe a una gestación.

Bibliografía
AAHA (2018): Diabetes Management Guidelines for Dogs and Cats.
Carlson y Giffin (2002): Manual práctico de veterinaria canina. Madrid: Editorial el Drac.

1 COMENTARIO

  1. Que bueno que hay gente que nos oriente, me gusta leer estos consejos, ha veces se necesitan.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí