alaskan-vs-husky

A primera vista, las diferencias entre Alaskan Malamute y Husky Siberiano no son fáciles de establecer. Ante los ojos de muchas personas, estas razas lucen casi idénticas, ya que comparten múltiples características físicas y de personalidad.

A pesar de esto, estamos ante dos variedades caninas, así que diferenciarlas solo requiere de un poco de conocimiento y atención a los detalles. ¿Quieres saber cuáles son? ¡No te pierdas la información que SoyUnPerro ha preparado para ti!

Características del Alaskan Malamute

El Alaskan Malamute, llamado Malamute de Alaska en español, es un perro de nieve utilizado para tirar de trineos y cumplir otras tareas en ambientes de bajas temperaturas. Los machos miden 63,5 centímetros a la cruz y las hembras 58,6 centímetros; por esta razón, clasifica como un perro de raza grande.

El Alaskan Malamute es un perro musculoso. La raza posee un pecho fuerte, mientras que las patas son firmes. Su cabeza es ancha, posee una trufa negra o roja y los labios negros son acompañados por una mordida en forma de tijera. Los ojos tienen apariencia almendrada y son de color castaño, mientras que las orejas presentan una longitud mediana y su forma es triangulares.

Alaskan Malamute

El pelaje de la raza es doble, espeso y áspero; el manto crece con mayor profusión alrededor del cuello. La textura es lanuda al tacto, mientras que la longitud varía en las distintas zonas del cuerpo. En cuanto al color del manto, se presenta en múltiples combinaciones: gris con zonas blancas, negras o plateadas distribuidas de forma simétrica. Además, algunos perros Alaskan Malamute son completamente blancos.

Al igual que ocurre con todas las razas caninas, la personalidad depende de cada perro y la socialización que haya tenido. Sin embargo, el Alaskan Malamute tiende a ser muy simpático, se acerca a las personas con confianza y siempre está dispuesto a jugar. Se recomienda para personas que disfruten las actividades al aire libre y las caminatas, pues necesita mucho ejercicio.

Características del Husky siberiano

Al igual que el Alaskan Malamute, el Husky Siberiano es un perro de trineo de tamaño grande. Además, comparten una característica inconfundible: ambos tienen una apariencia similar a un lobo. Por lo general, un Husky Siberiano macho mide entre 53,5 y 60 centímetros a la cruz, mientras que una hembra alcanza de 50,5 a 56 centímetros.

El cuerpo del Husky es compacto, fuerte y musculoso. La cabeza de la raza es mediana y proporcionada. Es perro presenta trufa color gris, hígado o carne, dependiendo del tono del pelaje. Los labios son negros y esconden una mordida con forma de tijera. Además, los ojos son almendrados y de expresión viva; mientras tanto, el iris puede ser pardo, azul o heterocromo. Las orejas, por su parte, tienen forma triangular y son gruesas.

Husky Siberiano

El pelaje del Husky Siberiano es doble y de longitud mediana, se aprecia áspero y lanudo al tacto. Las combinaciones de colores son variadas, desde blanco hasta negro, pasando por gris, hígado, distintos tonos de plateado, entre otros; estos colores se presentan puros o en combinación simétrica de dos tonos.

El Husky Siberiano es un perro alerta y enérgico, no se muestra agresivo o desconfiado con otros perros o personas. En realidad, su personalidad suele ser amigable y juguetona, aunque los criadores aprecian que muestre una actitud digna.

Diferencias entre Alaskan Malamute y Husky Siberiano

Ahora que conoces las características de ambos, ¿has encontrado algunas diferencias entre Alaskan Malamute y Husky Siberiano? Quizá no, ¡es realmente difícil distinguirlos! Para lograrlo, fíjate en los siguientes detalles:

  • El tamaño: tanto el Alaskan Malamute como el Husky Siberiano son perros grandes; sin embargo, el Malamute supera en altura a su compañero por varios centímetros.
  • El color de la trufa: la trufa es negra o roja en todos los perros Alaskan Malamute, mientras que en los Siberianos varía de acuerdo con el color del manto.
  • El pelaje del cuello: el manto del Alaskan Malamute es mucho más abundante alrededor del cuello que en el Husky Siberiano.
  • El color del iris: el color del iris siempre es castaño en el Malamute, la FCI considera una falta el azul que presentan algunos perros; sin embargo, los tonos azulados y otros colores son normales en el Husky Siberiano.
  • La formal del stop: la forma de la depresión nasofrontal es más evidente en el Husky Siberiano que en el Alaskan Malamute.
  • La implantación de las orejas: las orejas del Husky Siberiano son más grandes y de implantación alta, mientras que las del Alaskan Malamute son pequeñas en comparación al tamaño de la cabeza.
  • La caída de la cola: la cola del Husky Siberiano luce colgada cuando el perro está en reposo, las hebras que la recubren simulan un cepillo; mientras tanto, la cola del Alaskan Malamute se ubica sobre la espalda en estado de reposo y el pelaje es más abundante y desordenado que en su compañero.