Los peores errores al educar un cachorro

Cuando un cachorro llega a nuestro hogar es importante tratarlo bien y hacerle sentirse parte de la familia, su nueva manada. Quienes ya hemos tenido perro anteriormente contamos con un poco de ventaja por la experiencia.

Pero aun así, hay que evitar cometer errores al educar un cachorro porque podemos sin saberlo, propiciar una mala conducta. Por ello es importante comenzar siempre con buen pie e intentar no cometer los errores más comunes.

Desde SoyUnPerro queremos ayudarte con esta labor y para ello, hemos agrupado una serie de errores que se cometen con frecuencia al adiestrar a cachorros. Simplemente, aprende de estos errores y no los cometas.

También te puede interesar: Consejos para adiestrar un cachorro

Gritar, reñir o castigar a nuestro cachorro

Uno de los errores más comunes a la hora de adiestrar un cachorro es pensar que puede aprender o razonar cómo un perro adulto. Los cachorros son los similares a los bebés, en comparación con los humanos, por lo que aun no tienen capacidad de aprender.

Para educar a nuestro cachorro, debemos armarnos de paciencia y comprender que simplemente quiere conocer cosas nuevas, pasear, jugar, comer y dormir. La educación no es algo que les interese.

Es nuestra responsabilidad educarlo correctamente si, pero a partir de los seis meses de vida y poco a poco, no antes. Para ello, nunca uses gritos, ni riñas ni castigues a tu perro porque esa no es la forma correcta.

Cuando tu perro haga algo mal, simplemente debes darle un toque, de esa forma aprenderá rápidamente: Cómo corregir correctamente a nuestro perro.

cachorro en brazos

Sobre-proteger y no socializar

Seguro que alguna vez has visto a alguien que coge a su perro en brazos cuando ve una situación preocupante, cómo cruzarse con un perro desconocido por ejemplo. Esto es un gran error que muchas personas cometen, sobre-proteger a su perro.

Nunca debemos coger a nuestro cachorros en brazos porque venga otro perro, debemos dejar que se huelan y que interactúen. Los perros se huelen el culo y sus genitales para conocerse e incluso para saludarse, deja que tu perro lo haga.

Lo ideal es socializar a nuestro cachorro a diario con perros nuevos y conocidos, además de con personas y otros animales. Para ello no hay nada mejor que acudir a un parque de perros y dejar que haga amigos.

Si sobre-proteges a tu perro y no lo socializas bien, de adulto será miedoso, gruñón, antisocial y seguramente algo agresivo.

Tratar  nuestro cachorro cómo a un humano

Otro de los grandes errores al educar un cachorro es tratarlo cómo si fuera nuestro hijo… puede ser nuestro perrhijo, pero no nuestro hijo. Nunca debemos tratarlo cómo a un humano porque crearemos malos hábitos y generaremos problemas de conducta.

No es recomendable dejar que el perro suba a la cama, ni al sofá. Tampoco que coma de nuestra comida (le demos de comer mientras comemos). No es recomendable cogerlo en brazos cómo bebé.

Y por supuesto, tampoco es recomendable abrazarlo cómo si fuera un peluche. Simplemente debemos tratarlo cómo lo que es, un cachorro. Darle cariño, cuidar de el pero no humanizarlo.

Puedes obtener info más detallada sobre unos de estos consejos en: ¿Debo abrazar a mi perro?

cachorros jugando

No respetar a nuestro cachorro

Incluso las personas con experiencia en la educación y convivencia con perros cometen el error de no respetar a su cachorro cuando por ejemplo, está comiendo, está durmiendo o está jugando.

Debemos dejar tranquilo a nuestro cachorro cuando este haciendo cualquiera de estas cosas, porque es importante hacerle saber que el tiene su tiempo y su espacio. Nunca molestes a tu cachorro cuando:

  • Esté durmiendo plácidamente o incluso si tiene pesadillas.
  • Esté comiendo o bebiendo
  • Esté jugando con sus juguetes
  • Esté orinando o defecando

No crear una rutina de salidas

Crear una rutina para salir a pasear todos los días es fundamental para que el perro comprenda a que horas se sale a pasear y empiece a aprender a controlar sus necesidades básicas, cómo orinar y hacer caca.

Debemos crear y respetar unos horarios para pasear a diario, siendo fundamentales un paseo por la mañana, recién despertado, un paseo a mediodía, un paseo por la tarde y un último pis por la noche, antes de dormir.

Si no puedes respetar estos horarios para que tu perro disfrute de la calle, del parque, de otros perros y pueda hacer sus necesidades y gastar su energía… no tengas perro. Porque ellos necesitan de nuestra atención.

2 Comentarios

  1. Hola Grace,

    Es algo complejo de explicar en pocas palabras, así que en los próximos días escribiremos un artículo sobre ello.

    Saludos

  2. Hola, Tengo un cachorro de casi 5 meses de caniche enano (más o menos porque no es puro). Es lístisimo para aprender casi todo…pero a la hora de jugar con otros perros es una locura, se lanza a ellos como si no hubiera un mañana y da igual el tamaño. Sobre todo se tira con las patitas a la cara que es lo que menos toleran los otros. La mayoría sale huyendo y él se queda gimoteando viéndoles alejarse. No sé cómo enseñarle un acercamiento más tranquilo. Gracias.

Comments are closed.