Te costará encontrar a alguien que no caiga rendido a la belleza de este perro. Su cara lobuna, su mirada tierna y su pelo pomposo lo convierten en una mascota a la que apetece achuchar a todas horas. Además, los Eurasier son muy cariñosos y juguetones, por lo que si tienes niños en casa la diversión estará garantizada.

Esta raza nace del cruce del Chow Chow con el Wolfspitz. Sin embargo, los problemas congénitos de los primeros cruces obligaron a su criador a consultar con prestigiosos genetistas caninos y a introducir otras razas como, por ejemplo, los Samoyedo. Si te apetece saber más sobre esta preciosa raza, quédate con nosotros.

Características del Eurasier

Los Eurasier toman tanto las características físicas como temperamentales de las razas de las que provienen. Así, su cuerpo es alargado, robusto y bien proporcionado. Su cara recuerda a la de un lobo y su dentadura es potente, como sucede con los Samoyedo. Su cabeza tiene forma de cuña, siendo el stop poco pronunciado.

Los ojos son oscuros, rasgados y muy expresivos. Sus orejas, siempre erguidas, son triangulares con la punta redondeada. La cola es larga y bien poblada. Suelen llevarla replegada en la espalda cuando se mueven. Pertenecen a la familia de los Spitz, por lo que poseen una doble capa de pelo.

icono-perroAltura de entre 52 y 60 cm en machos y entre 48 y 56 cm en hembras
icono-pesoPeso de entre 23 y 32 kg en machos y entre 18 y 26 kg en hembras
icono-pelo
Pelo suave y lanoso que lo protege del frío. La capa externa es larga y poco pegada al cuerpo. Se aceptan todos los colores excepto el hígado, el blanco puro y las manchas blancas. Los marrones con manchas negras son los patrones más usuales
icono-caracter
Carácter afectuoso y cariñoso, juguetón y muy sociable
Icono-saludSalud buena
Icono-calendarioEsperanza de vida estimada de entre 12 y 14 años

 

perro-Eurasier-en-el-bosque

Temperamento del Eurasier

Si por algo se caracterizan los Eurasier es por hacer gala de un carácter tranquilo, cariñoso y juguetón. Se llevan a la perfección con los niños. Sin embargo, no se muestran tan sociables con los desconocidos. Aunque tienden a proteger a los suyos, rara vez se comportan de un modo agresivo y son poco ladradores.

Su neotenia hace que su organismo madure de forma más lenta que en otras razas. Por ello, esta raza es independiente y jerárquica lo que te obliga a mostrarte paciente y asertivo al adiestrarlo. No dejes que desafíe tu autoridad e integra a todos los miembros de la familia en su educación para que se acostumbre a obedecer a todos por igual.

Necesitan atención a diario porque no toleran la soledad. De hecho, si se sienten desatendidos, se aburren o no están suficientemente estimulados no dudarán en cometer travesuras. Igualmente, pueden caer en una depresión. Conviene socializarlos desde pequeños, siempre con premios, si van a convivir con otras mascotas.

¿Qué cuidados requiere el Eurasier?

Como decimos, estos perros reclaman mucha atención a diario. Por ello, además del juego compartido deberás proveerle de juguetes y de juegos de inteligencia. Aunque no necesitan un elevado nivel de actividad física no llevan bien pasar tiempo atados. Por tanto, deberás sacarlo a pasear varias veces al día. Sus articulaciones se verán beneficiadas.

Los Eurasier son de los Spitz más limpios y de menor olor corporal. Su largo pelo debe ser cepillado con asiduidad, unas 3 o 4 veces por semana. En los periodos de muda, en primavera y otoño, deberás cepillarlo a diario para controlar la pérdida de pelo. Utiliza un cepillo de púas largas y flexibles para que al retirar el pelo muerto no lastimes su piel.

No descuides la calidad de su alimentación y raciona su dosis diaria a dos tomas, ya que son propensos a engordar. Mantener al día el calendario vacunal y las desparasitaciones, tanto internas como externas, completa la batería de cuidados básicos exigibles para preservar su bienestar y salud.

Historia de la raza

Los Eurasier pertenecen a una raza relativamente joven, ya que vieron la luz en la década de los 60 en Alemania. Su creador, el criador canino Julius Wipfel, deseaba obtener una raza que aunara las características físicas y de comportamiento de los Chow Chow y de los Wolfspitz. De hecho, los primeros ejemplares fueron llamados Wolf-Chow.

Sin embargo, los cruces endogámicos causaron multitud de problemas genéticos que exigieron introducir nuevas razas. Para revertirlos Wipfel recurrió a reputados genetistas caninos. Todo quedo documentado en libros. Así, en 1972 se comenzó a cruzar a los Eurasier con Samoyedos. En 1973 obtuvo el reconocimiento oficial de la FCI.

Curiosidades del Eurasier

Su nombre alude a las razas europeas y asiáticas que se incluyeron en su creación. ¿Sabes que algunos ejemplares pueden lucir la lengua azul, tan característica de los Chow Chow? Cuando son cachorros parecen oseznos. No en vano, esta raza pertenece a la lista de perros que parecen osos.