¿Cómo es la memoria de un perro?

0
2346

Seguro que en más de una ocasión te has preguntado cómo funciona la memoria de tu perro, por qué si le das una galleta a las cuatro de la tarde al día siguiente a las cuatro va donde ti para pedirte otra, pero sin embargo es incapaz de memorizar que no debe tirar de la correa.

La memoria de los perros es algo diferente a la de los humanos, ellos no utilizan la memoria episónica cómo lo hacemos los humanos pero sin embargo pueden utilizar otros tipos de memoria cómo la memoria a corto plazo, la memoria espacial o la memoria olfativa entre tantas.

Nuestros perros tienen una memoria increíble, son capaces de recordar donde enterraron un hueso aunque hayan pasado algunos años. Vamos a explicar cómo funciona la memoria de un perro y por qué motivo son capaces de recordar unas cosas y otras no.

perro pensando

¿Cómo funciona la memoria de nuestro perro?

Realmente nadie sabe cómo funciona su memoria a ciencia cierta, pero son muchos los estudios científicos que se han realizado y en función a los resultados se sospecha que la memoria de los perros funciona de varias formas, ellos utilizan un sistema de memoria diferente al nuestro, te lo explicamos.

Desde que son cachorros los perros utilizan un tipo de memoria conocida cómo memoria procedimental, la cuál les ayuda a aprender las cosas que les vamos enseñando, cómo hacer sus necesidades fuera de casa o dar la patita cuando se lo pedimos.

Este tipo de memoria para aprender se perfecciona con la repetición, por eso cuando adiestramos a un perro siempre debemos basarnos en la repetición del ejercicio, con una recompensa cuando lo realiza correctamente. El cerebro del perro no aprende nuestro idioma, pero aprende rápidamente a conseguir comida  base de hacer determinados movimientos cuando se lo ordenamos.

Todos sabemos que comer y buscar comida es un instinto básico primario en los perros, por eso el uso de comida para premiar un ejercicio bien realizado, es lo que más valora su cerebro. Dicho de otra forma, darle un premio a nuestro perro cuando hace algo bien es la mejor forma de que memorice.

La memoria procedimental queda fuertemente grabada en el cerebro de nuestros perros, haciendo que en el futuro se utilice casi de forma inconsciente. Un perro te dará la patita para conseguir su premio de forma automática, sin pensarlo, porque su cerebro ya sabe que dando la patita conseguirá comida.

Este tipo de memoria se vuelve asociativa con el tiempo, de forma que el perro irá aprendiendo rápidamente todo lo que tenga que ver con comida. Asociar la comida a realizar determinados movimientos, es la mejor forma de memorizar que tienen.

perro hablando con otro perro

La memoria a corto plazo en perros

Los perros tienen memoria a largo plazo, son capaces de recordar los ejercicios de educación y adiestramiento que les inculcamos cuando eran cachorros. Pero también tienen memoria a corto plazo, es decir, pueden recordar lo que ha pasado hace unas horas.

Sin embargo su cerebro no funciona cómo el nuestro, nosotros somos capaces de revivir el momento paso por paso mientras que ellos sólo reviven la parte importante. A modo de ejemplo, si nosotros caminamos por el parque y tropezamos con una piedra cayendo al suelo y haciéndonos daño…. Podemos recordar que salimos de casa y fuimos a pasear al parque, que hacia un bonito día de sol y que por despiste nos tropezamos. Un perro en la misma situación sólo recuerda que caerse hace daño.

Los perros tienen memoria a corto plazo pero es muy selectiva, recuerdan lo importante no los detalles sin importancia cómo lo hacemos los humanos. Sin embargo cuando se trata de alimentarse o protegerse, su memoria a corto plazo puede dilatarse indefinidamente.

A modo de ejemplo, si el perro conoce a un humano y el humano el maltrata, el perro memorizará que ese humano es malo durante mucho tiempo. Lo mismo ocurre si un humano desconocido le da una galletita, cada vez que le vea por la calle irá en su busca para conseguir nuevamente una galletita.

perro olfateando cosas

La memoria olfativa de los perros

Los perros tienen una memoria olfativa que es sencillamente asombrosa, su cerebro es capaz de asociar los olores a diferentes sitios e incluso a diferentes situaciones. No debemos olvidar que la nariz de un perro es más de mil veces mejor que la de un humano, su capacidad olfativa es insuperable.

El cerebro de un perro realiza y memoriza un mapa olfativo de todo, de su casa, del parque donde sale a pasear e incluso de las zonas que visita por primera vez y quizás no vuelva a visitar en años.

Los humanos podemos ver con nuestros ojos y crear un mapa mental de nuestro entorno para interactuar con el, los perros además del mapa mental visual también utilizan un mapa mental olfativo, capaz de indicarles una gran cantidad de detalles sin necesidad de utilizar su vista.

¿Nunca te ha pasado que tu perro conoce a alguien nuevo y le gruñe o no se deja tocar por el? Es debido a que posiblemente esa persona emita un olor que indique al perro algo negativo, que active la memoria asociativa del perro y lo identifique con algo malo.

perro contento por caricias

La memoria distintiva en perros

Si en casa sois varias las personas que tratáis a vuestro perro, ellos son capaces de recordar los detalles de cada uno. Los perros tienen una especie de memoria distintiva que les permite interactuar de forma diferente con cada persona.

A modo de ejemplo si tu sacas a pasear a tu perro es posible que le dejes jugar, olerlo todo, morder la correa o dar tirones. Sin embargo si tu hermana también saca a pasear al perro y ella siempre les ha prohibido tirar de la correa o morderla, con ella no lo harán.

Los perros saben que pueden y que no pueden hacer con cada persona, de forma individual. De la misma forma que saben que humanos les darán premios y mimos cada vez que los vean y cuales no.

Son capaces de aprender las diferentes costumbres de cada humano y adaptarse a ellas, algo realmente impresionante. La memoria de un perro está diseñada para sobrevivir, de forma que buscar comida o evitar peligros siempre es lo que mejor retiene, en cualquiera de sus variables.

juegos educativos para perro

Cómo mejorar la memoria de un perro

La mejor forma de mejorar la memoria de un perro es mediante la estimulación, realizar ejercicios de adiestramiento, mejorar su educación, etc…  Si hacemos que nuestro perro use su memoria diariamente, está ira mejorando con el tiempo de forma progresiva.

Estudios revelan que la capacidad de memoria de un perro está directamente relacionada con su inteligencia, por eso cuando se realizan pruebas para saber cuales son las razas de perro más inteligentes del mundo siempre se incluyen ejercicios prácticos de memoria.

También existen juegos didácticos para perros que estimulan su memoria, son juegos sencillos que podemos encontrar en cualquier tienda especializada en perros. Este tipo de juegos pueden usarse desde que son cachorros y realmente ayudan.

Debemos tener presente que los perros mayores no tienen la misma memoria que los perros jóvenes, cuando un perro entra en la etapa “senior” o lo que es lo mismo, cuando es ya un abuelito, su memoria tiene a empeorar, es algo completamente normal.

Perro usando la memoria olfativa

Conclusiones

No todos los perros tienen la misma capacidad de memoria, pero si que podemos trabajar y estimular esa capacidad mediante juegos y adiestramiento. Utilizar la comida cómo premio es la mejor opción para que su cerebro aprenda más rápido.

No existen perros sin memoria, simplemente existen perro con poca capacidad para memorizar por motivos genéticos o porque no han sido estimulados.

Recuerda que un perro puede memorizar durante toda su vida que en una ocasión le pegaste, por eso nunca debes maltratar a un perro, porque te costará mucho, pero que mucho tiempo que tu perro cambie ese fragmento de memoria. Utiliza siempre el refuerzo positivo para educar a tu perro y así siempre tendrá buenos recuerdos de ti.

Dejar respuesta

Por favor escribe tu comentario
Nombre