¿Por qué mi perro come piedras o ramas?


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

17

Seguro que en más de una ocasión le has tirado a tu perro una rama o una piedra para que vaya a buscarla, como si del juego más inocente del mundo se tratara. Es un mal habito que todos o casi todos hemos cometido, ya que lo ideal es tirarles una pelota, juguete o frisbee, juguetes que no pueden ocasionarle daño alguno.

Mi perro come piedras y también palos (ramas), lo cierto es que come incluso tierra o arena. Esto es lo que nos cuentan la mayoría de amigos y compañeros de paseo perruno… Lo que no saben es lo peligroso que esto puede ser, no solo para su salud bucal sino también para su aparato digestivo.

Vamos a ver cuales son los principales motivos por los que un perro come palos o piedras, qué peligros conlleva y como evitar estos malos hábitos.

perro mordiendo una piedra

¿Qué peligros existen si mi perro come piedras o ramas?

Muchos, tantos que seguramente cuando termines de leer este artículo no vuelvas a tirarle una piedra o un palo a tu perro nunca más.

Cuando los perros comen piedras existen dos grandes peligros, el primero es que se haga heridas en la boca o que desgaste sus dientes (el desgaste es algo muy común en perros habituados a comer piedras). A menudo estos problemas provocan infecciones o incluso la necesidad de cirugías para resolver los problemas originados por este mal habito.

El segundo peligro es que se traque las piedras, son muchos los perros que lo hacen, tras morderlas un rato o jugar con ellas, conscientemente o sin querer, terminan tragándose las piedras o parte de ellas. Esto puede ocasionar graves daños en su aparato digestivo, pudiendo incluso provocar la muerte del animal.

piedra en estomago de un perro

Las piedras con aristas producen heridas y desgarros en su garganta, estomago e intestinos. Las piedras lisas pueden provocar obstrucciones importantes, la acumulación de piedras o arena provoca grandes problemas digestivos, capaces de terminar con la vida de nuestro querido perro.

Lo mismo sucede con los palos, al masticarlos las astillas pueden provocar graves problemas en su boca, garganta  e intestinos. Seguramente habréis visto en alguna ocasión como vuestro perro defeca trozos de palo tras haber estado jugando con uno.

Estos son sin duda hábitos muy poco recomendables para tu perro, por los enormes problemas que pueden ocasionarles.

perro comiendo una rama

Entonces…. ¿Por qué mi perro come piedras y ramas?

Los motivos por los cuales un perro come piedras, palos, arena, barro, etc… pueden ser múltiples, aquí os dejamos una lista de los más comunes para que podáis evaluarlos y contrastarlos con la situación de vuestro perro:

  • Trastorno médico conocido como “pica”: Se da tanto en humanos como en animales, consiste precisamente en eso, comer piedras, palos, arena, etc… sin sentido alguno. Es una conducta dañina catalogada como enfermedad.
  • Periodo de dentición: Si nuestro perro es aun un cachorro, es normal que quiera comerse y morder un montón de cosas, sobre todo cuando está mudando los dientes, lo que se conoce cómo periodo de dentición. Debemos evitar que haga esto y enseñarle a morder sus juguetes, los cuales no deben representar un peligro.
  • Aburrimiento o estrés: Un perro aburrido o estresado puede tener conductas impredecibles, extrañas y obsesivas. Desde comerse trozos de la pared de casa ha comer piedras y palos por la calle. Todo perro sano necesita unos cuidados y atención diarios, entre ellos una dosis de ejercicio adecuada para evitar precisamente estas situaciones.
  • Falta de nutrientes o enzimas: Está médicamente comprobado que algunos perros con deficiencias nutritivas o enzimáticas lamen o comen piedras. Esto deberías consultarlo con un veterinario si crees que puede ser el motivo por el cual tu perro le ha cogido cariño a las piedras.
  • Mala conducta / habito: Muchos dueños no ven el peligro en jugar con piedras o palos, los usan a diario durante el paseo con sus perros pensando que de esa forma se divierten (ir a buscar el palo o la piedra). Es un habito muy malo, lo ideal es jugar con pelotas, frisbees, o juguetes especialmente diseñados para perros, nunca con palos o piedras.
  • Enfermedad: Algunos perros con dolores estomacales comen piedras, en cierta forma porque sienten un poco de alivio aunque obviamente no son conscientes de que les va a perjudicar más que beneficiar. Es un veterinario quien debe palpar a nuestro perro y determinar si padece alguna enfermedad o dolencia digestiva que le motive a comer piedras.

perro jugando con un palo

¿Cómo evitar que un perro coma piedras y/o ramas?

Simplemente observándolo, salir a pasear con un perro no es soltarlo y dejar que corra a su aire sin mas. Debemos controlarlo en todo momento, como si de un niño pequeño se tratara, esto no significa que debamos llevarlo atado o no darle libertad, simplemente debemos observarlo.

Si vemos que coge un palo o una piedra, debemos regañarle para que la suelte. Si no la suela, obviamente debemos buscar la forma de quitársela y regañarle para que asocie que coger una piedra no está bien.

Una forma genial de evitar que un perro con este mal habito deje de comer piedras, es comprarle un frisbee o una pelota. Le podemos tirar el frisbee o la pelota para que se acostumbre a cogerla, en vez de las piedras. Con el tiempo, un poco de entrenamiento con tu perro y con alguna regañina cuando intente coger una piedra aprenderá a tener unos hábitos más saludables.

perro jugando con pelota

Importante, nunca utilices la violencia con tu perro, regañarle es simplemente eso, “chistarle” o decirle “no”, nunca, jamas, utilizar la fuerza física (violencia).

Realizar ejercicio físico con tu perro, como por ejemplo salir a correr con el, ir en bicicleta con el, en patines o patinete, etc… es una gran forma de evitar que el perro se aburra y además mantenerlo en forma.

Jugar con el es súper importante, es una forma muy sana de estrechar relaciones y disfrutar del momento (ambos). Puedes jugar a hacerle cosquillas, a perseguirlo, a correr un poco por el parque, etc….

perro con frisbee

¿Qué debo hacer si mi perro se traga una piedra o un palo?

Debes acudir al veterinario de forma obligada. Es posible que tu perro la expulse con sus heces pero también es posible que produzca daños en su sistema digestivo o intestinos, que produzca un tapón o cualquier tipo de úlcera. ¿Vas a jugártela a ver que pasa? No lo hagas, acude a un veterinario y que con una simple ecografía evalúe la gravedad del caso.