Origen de la raza Dóberman – Historia y criador

Si hay un perro esbelto, imponente y bonito por excelencia, ese es el Doberman. Sin embargo, diversas teorías y falsos mitos han coexistido con esta raza desde su nacimiento, tanto en relación con su historia como con su carácter.

La teoría más aceptada entre los clubes del Dóberman sitúa el nacimiento de dicha raza en la Alemania del siglo XIX. Pero ¿Cómo surgió? Si quieres saber más sobre el origen de la raza Dóberman, estás de suerte ¡Te lo explicamos todo!

Historia de la raza Dóberman

La historia del Dóberman se remonta a finales del siglo XIX, cuando el alemán Karl Friedrich Louis Dobermann, recaudador de impuestos, vigilante y perrero, decidió crear un perro protector de tamaño mediano para que le defendiera en sus tareas.

Karl Friedrich Louis buscaba un perro enérgico, ágil, alerta, temerario y agresivo. Por lo que, para conseguir su fin, el alemán cruzó muchas razas de canes diferentes para conseguir lo que hoy en día conocemos como Dóberman, aunque con ciertas diferencias que han ido evolucionando con los años.

Aunque las teorías sobre el origen de la raza han sido diversas y controversiales desde el comienzo puesto que K.F.L. Dobermann no guardó ningún registro de su programa de cría, la mayoría coincide en el cruce de gran variedad de razas como detonantes en su creación, entre ellas:

  • Rottweiler
  • Pinscher
  • Beauceron
  • Manchester terrier
  • Braco de Weimar
  • Galgo inglés
  • Stoppelhopser (extinto en la actualidad)
  • Boyero de Appenzell
  • Gran danés

Desde su reciente origen, esta raza tuvo dos papeles fundamentales. Por un lado, controlaba las alimañas, y, por otro lado, defendía y protegía al hombre como perro guardián. Por estas dos labores, y por su valentía y fuerza, dicha raza fue muy valorada desde su nacimiento.

Después del fallecimiento de Karl Friedrich Louis en 1894, los criadores de perros ingleses empezaron a experimentar cruces de Dóberman junto con otras razas caninas, como terriers y galgos, con el fin de conseguir un perro con cuerpo corpulento y elegante y un carácter más agresivo.

Entre dichos colaboradores destacan Goswin Tishler, Gustav Krumbholz y Otto Göller. Este último realizó importantes transformaciones en la raza para refinar su aspecto y carácter, partiendo siempre de la base de perro corpulento y con potente temperamento.

perro-de-raza-doberman-tumbado-sobre-el-cesped

La evolución del nombre “Dóberman”

A la raza se la conocía en un primer momento como Thuringer Pinscher, en honor a la localidad alemana de Turingia donde nació, o también Polizeilicher Soldatenhund, que significa perro soldado policial.

Posteriormente, a la raza se la empezó a conocer como Perro de Dobermann, honorando así a su creador, y después, en 1900, la raza recibió el nombre de Dobermann pinscher, donde el término “pinscher” se traduce como “terrier”.

En algunos países, como Estados Unidos, a la raza aún se la conoce como Dobermann Pinscher. En España y otros países, su designación ha seguido evolucionando hasta nuestros días, cuando se le reconoce comúnmente como Dóberman simplemente.

¿Quién fue Karl Friedrich Louis Dobermann?

La historia del creador del Dóberman es tan misteriosa como la de la raza que lleva su nombre. Aún así, sabemos que Louis Dobermann nació en Apolda, Turingia (Alemania) en 1834. A pesar de su modesta educación, hoy en día es reconocido mundialmente como el creador de la raza Dóberman.

Durante su vida profesional Louis Dobermann se dedicó a variados oficios: recaudador de impuestos, vigilante nocturno, sereno, perrero, carnicero y encargado de la protectora de su localidad. Gracias a dichos empleos, sus habilidades de criador de perros fueron muy valorados por la sociedad de la época.

Finalmente, el señor Dobermann falleció en 1894, a tan solo cinco años de que se reconociera la raza oficialmente en Alemania. Tras su muerte, también nació el Club del Dobermann de Alemania de la mano de colaboradores del señor Dobermann.

El Dóberman en España

Aunque la raza ya piso nuestro país para el año 1913, no fue hasta 1960 cuando la raza cobró gran protagonismo. En ese momento, empezaron a realizarse diversos cruces inadecuadamente que no favorecieron la fama del animal. Aun así, en 1975 se fundó el Dobermann Club de España.

En la actualidad, este perro destaca, además de como mascota, como perro policía, guardián y de asistencia en rescates. De hecho, dadas sus características, esta raza fue el perro oficial del Cuerpo de Marines de los EE.UU, y durante la Segunda Guerra Mundial, era también mensajero.

A pesar de su fama de peligroso, puesto que fue creado con dicha intención, y de su catalogación como raza potencialmente agresiva en el país, lo cierto es que, si reciben una educación y sociabilización adecuada desde cachorros, estos perros son fieles y cariñosos.