Enfermedades comunes en perros Dóberman

0

Existen algunas enfermedades muy comunes en perros de la raza Dóberman, una raza de tipo pinscher originaria de Alemania. Apareció durante el siglo XIX de la mano de Friederich Louis Dobermann, su primer criador.

El Dóberman es un perro mediano, fuerte y muy valiente. Conocer las enfermedades que podría padecer te ayudará a cuidarlo y detectar a tiempo los síntomas. Veamos cuales son.

Enfermedades de los huesos y las articulaciones en perros Dóberman

Existen dos enfermedades principales que afectan el aparato locomotor de esta raza:

Síndrome de Wobbler

El síndrome de Wobbler se encuentra entre las enfermedades comunes del Dóberman, ya que esta raza tiene predisposición genética a sufrirlo. Afecta la columna a nivel cervical y es un trastorno crónico y degenerativo, lo cual significa que no tiene cura y empeora con el paso del tiempo.

Involucra a las vértebras caudales y a los discos intervertebrales y sus ligamentos. Este mal provoca que la médula espinal se comprima, por lo que aparecen signos de dolor y de tipo neurológico.

Esta enfermedad también recibe el nombre de síndrome del tambaleo, pues se caracteriza por:

  • Dificultad para caminar
  • Patas rígidas
  • Cefalea
  • Pérdida del equilibrio
  • Desinterés en los juegos
  • Inseguridad a la hora de andar

Además de la predisposición genética, tu perro puede sufrirlo si recibe un golpe fuerte en la región cervical. Ya sea por un traumatismo o por genética, requiere de una revisión médica inmediata. En ocasiones, será necesario operar al perro, pero solo el veterinario puede determinarlo.

Displasia de cadera

La displasia de cadera es uno de los trastornos que afecta a razas caninas medianas y grandes, como el pastor alemán y el Dóberman. Consiste en una inflamación de la articulación coxofemoral del hueso de la cadera con el fémur.

La displasia es una enfermedad multifactorial, multigénica y hereditaria, es decir, son varios los factores que predisponen y causan la displasia de cadera, son varios los genes implicados en su aparición y tiene carácter hereditario.

Los factores ambientales cada vez son más importantes en el desarrollo de la displasia de cadera, es necesario el factor genético para desarrollar la enfermedad pero este no es el único factor. La genética es un factor necesario pero no excluyente, es decir se puede tener la predisposición genética y no desarrollar la enfermedad pero si no se tiene predisposición esta seguro que no se desarrolla.

Esta dolencia aparece a partir de los 6 meses de edad, puede empeorar si tu perro realiza ejercicios de alto impacto y consume una dieta que le cause sobrepeso. Los síntomas son:

  • Dolor Dificultad para caminar
  • Desinterés por las actividades físicas
  • Cojera
  • Rigidez en las patas

Es posible mejorar la calidad de vida de tu perro moderando el ejercicio y ofreciéndole una dieta saludable. Recuerda acudir a tu veterinario para más recomendaciones.

perro-dóberman-jugando

Enfermedades cardíacas y del sistema circulatorio en perros Dóberman

Existen dos problemas de salud que afectan de forma directa a la raza Dóberman:

Enfermedad de von Willebrand

Se trata de una enfermedad crónica ocasionada por la ausencia del factor Von Willebrand. Esta es una glicoproteína que se encarga de transportar en la sangre el factor de coagulación VII, por lo que su falta afecta la coagulación de las heridas.

Un perro con esta enfermedad presentará abundante sangrado en las heridas más insignificantes y la lesión tomará más tiempo en sanar. Existe peligro si el perro se lastima de gravedad; de igual forma, pueden presentarse complicaciones en caso de que requiera una intervención quirúrgica por cualquier otro motivo.

La enfermedad de von Willebrand en Dóberman se manifiesta desde temprana edad y no tiene cura.

Cardiomiopatía dilatada

La cardiomiopatía dilatada es otra de las enfermedades comunes en perros Dóberman. Consiste en una contracción de las fibras musculares. La enfermedad afecta a la capacidad de contracción del músculo cardíaco, lo que lleva a una insuficiencia cardíaca congestiva o muerte súbita en perros adultos. Sus síntomas son:

  • Arritmia cardíaca. Problemas para respirar.
  • Fatiga. Presión arterial baja.
  • Edema pulmonar. Tos.
  • Hinchazón del estómago.
  • Vómitos. Inapetencia.

Esta enfermedad es muy peligrosa, ya que sus síntomas no se manifiestan hasta que el problema se encuentra avanzado. En caso de no acudir al veterinario, provocará la muerte del perro en poco tiempo.

Enfermedades de la piel en perros Dóberman

Aunque con menor frecuencia de aparición, existen algunas enfermedades de la piel que pueden afectar a tu Dóberman. Estas son las más comunes:

Seborrea

Es una condición que afecta el cuero cabelludo y suele ser síntoma de otro problema de salud, como la presencia de parásitos externos y hongos, así como cáncer de piel, trastornos endocrinos o metabólicos y una mala alimentación.

Existen dos tipos de seborrea:

  • Seca: se manifiesta como exceso de queratina, se observan “escamas” en la piel del perro.
  • Aceitosa: afecta el brillo del pelaje, donde se acumula grasa, además de piel seca y rascado frecuente.

Para combatir la seborrea, es necesario que antes descubras la causa que la origina. Para esto, acude a tu veterinario.

Vitíligo

El vitíligo no es una condición común en perros, pero puede afectar a tu Dóberman. Consiste en una pérdida de la pigmentación del pelaje y la piel. La ausencia completa de melanocitos que son las células que confieren el color a la piel, caracteriza a ésta patología de curso asintomático. Entre los diferentes orígenes que se postulan encontramos la etiología autoinmune, la tóxica y la nerviosa.

Se manifiesta a medida que el perro crece, pues al nacer los colores son normales.
Esta condición no requiere tratamiento, pues no afecta la calidad de vida de tu perro.

Dermatitis acral

Entre los problemas de piel del Dóberman se encuentra la dermatitis acral, una infección provocada por la presencia de ácaros y hongos, alergias o aburrimiento en un perro estresado. Se desata cuando ocurre una herida en la piel y tu perro comienza a lamerla sin parar. Eventualmente, el perro puede morderse y empeorar la lesión.

Es necesario que un veterinario determine si la causa es bacteriana, o si se debe a un trastorno de comportamiento.

perro-dóberman-mordiendo-un-mordedor

Otras enfermedades comunes en perros Dóberman

Adicional a las mencionadas, existen otras dolencias que afectan a la raza de forma habitual:

Torsión gástrica

La American Kennel Club (AKC) señala la torsión gástrica, también llamada hinchazón, como una de las principales causas de muerte en los perros de raza Dóberman. Se trata de una condición del estómago, de la cual aún no existe consenso sobre tu causa, aunque se asocia a ingestas excesivas seguido de ejercicios enérgicos.

La torsión implica que el estómago y las arterias que lo rodean se dilatan, provocando una obstrucción del torrente sanguíneo que conecta con el esófago. Por esta razón, se detiene la oxigenación de los órganos, poniendo en riesgo la vida del perro.

Sus síntomas son:

  • Dilatación abdominal
  • Salivación
  • Arritmia
  • Tos
  • Dolor en el estómago
  • Nerviosismo

Como dueño de un Dóberman, necesitas familiarizarte con los síntomas para actuar rápidamente en caso de que tu perro sufra de esto, pues resulta mortal si no se ofrece tratamiento.

Hipotiroidismo

El hipotiroidismo ocurre cuando la glándula tiroides no produce y secreta suficientes hormonas tiroideas. Es un desequilibrio hormonal común en los perros y generalmente es causado por la inflamación o contracción de la glándula tiroides.

Esta destrucción progresiva de la glándula conduce a una disminución de la función tiroidea y a niveles insuficientes de hormonas tiroideas. El hipotiroidismo se observa típicamente en perros de mediana edad a edad avanzada.

El hipotiroidismo suele ser consecuencia de otras enfermedades. Sus síntomas son:

  • Fatiga. Obesidad.
  • Colesterol alto. Problemas de equilibrio.
  • Seborrea. Caída del pelo.
  • Arritmia. Anemia.
  • Atrofia de los testículos

El diagnósticos de esta enfermedad requiere de un examen hormonal. El tratamiento consiste en administrar una versión sintética de las hormonas producidas por la tiroides, y la dosis adecuada debe ser determinada por un veterinario.

Licenciada en Veterinaria en la Universidad Agraria de la Habana. Especializada en pruebas biológicas y control de calidad (Industria farmacéutica). Colaboradora en ONGs de protección animal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí