Perro Azteca

0

El Perro Azteca, cuyo nombre original es Xoloitzcuintli es una de las razas caninas más singulares del mundo. Uno de sus aspectos más peculiares es la ausencia total de pelo en todo su cuerpo.

A pesar de su larga historia y su prestigio, sigue siendo bastante raro fuera de México, país del que procede y donde es un perro muy apreciado por su belleza y por su temperamento, equilibrado y leal.

Historia del Perro Azteca

Ha sido definido como “el primer perro de América” ya que existen pruebas arqueológicas que demuestran que esta raza existe desde hace más de 3.000 años, siendo el primer perro domesticado en este continente.

Se han descubierto estatuas de arcilla y piezas de cerámica con la forma de este perro en antiguos enterramientos mayas y aztecas. Estos pueblos veneraban al Xoloitzcuintli como si fuera una divinidad y le atribuían toda clase de poderes mágicos.

Un nombre curioso

La palabra Xoloitzcuintli deriva de la combinación del nombre de Xolotl, el dios azteca del inframundo, y del término itzcuintli, que significa perro en lengua mexica. Su pronunciación es complicada, por eso se le suele llamar simplemente Xolo.

En los países de habla inglesa, esta raza es simplemente llamada Mexican Hairless Dog (perro mexicanos sin pelo), un nombre muy descriptivo que sin embargo se aplica también a los ejemplares que sí tienen pelo, aproximadamente uno de cada cinco.

Carácter del Perro Azteca

El Xolo es un perro tranquilo, desconfiado con los extraños pero muy afectuoso con su familia, en especial con el miembro que elige como su favorito. Los cachorros son muy activos, aunque a medida que van madurando su carácter se va haciendo más sosegado.

El Perro Azteca es noble y muy fiel. También es un excelente perro guardián, aunque no nos molestará con sus ladridos si no existe un buen motivo. Es muy territorial y no suele hacer buenas migas con otros perros.

Perros Xoloitzcuintles

Características físicas

Su altura a la cruz oscila entre 50 y 75 cm, con un peso que va de 11 a 18 kg. Existe una variedad de menor tamaño, el Perro Azteca Toy, cuyo tamaño y peso son aproximadamente un 60% más bajos que los de la variedad estándar.

El cuerpo del Xolo es compacto, con una cabeza delgada en la que resaltan sus orejas triangulares levantadas y los ojos almendrados, casi siempre de color marrón oscuro. El color de la nariz coincide con el de la piel o el abrigo, en el caso de los perros aztecas con pelo.

La imagen del Perro Azteca se hizo muy popular en todo el mundo al ser representado en numerosas obras pictóricas de los artistas mexicanos Diego Rivera y Frida Kahlo.

Ausencia de pelo

La ausencia total de pelo es una de las características que definen al Perro Azteca. Esto se debe a una característica genética propia de esta raza que va asociada también a la ausencia de dientes premolares.

En todo caso, no todos los ejemplares de Perro Azteca son calvos. Aproximadamente el 20% de ellos cuenta con una capa de abrigo, generalmente corta y áspera, o bien limitada a cierta zonas de su anatomía como la cabeza y la cola, siempre de color ocre o anaranjado.

¿Cómo educar a un Perro Azteca?

La mejor forma de adiestrar a un Xolo es usar un método estructurado y ser muy constantes. Conviene entrenarlo con técnicas suaves de refuerzo positivo que estimulen a este perro inteligente y sensible a aprender rápidamente.

Gracias a su carácter dócil, basta con una mirada severa para reprender a nuestro Perro Azteca y llamarlo al orden. Los resultados del entrenamiento siempre serán mejores si el can ha sido socializado correctamente durante su etapa como cachorro.

Salud e la raza

Aunque se trata de una raza muy sana, pueden aparecer con frecuencia algunos problemas como la luxación de rótula, la displasia de codo y/o cadera y ciertos trastornos digestivos relacionados con el hígado. Otro elemento especialmente sensible en esta raza es la piel.

El Perro Azteca es una de las razas caninas más longevas que se conocen, pudiendo llegar a vivir hasta los 20 años.

Ejercicio y alimentación

Un paseo diario o un rato de juego vigoroso son suficientes para satisfacer sus necesidades de ejercicio. El patio o jardín donde esté nuestro Xolo debe estar vallado pues se trata de un perro atlético y un gran saltador que siempre tratará de escapar.

Debido a su propensión al sobrepeso, es importante vigilar la alimentación de este perro y seguir las pautas que nos recomiende el veterinario. La obesidad en el Perro Azteca puede provocar, entre otros trastornos, importantes problemas en sus articulaciones.

Cuidados de la piel

La piel desnuda del Perro Azteca es especialmente vulnerable a los cambios de temperatura y otros factores externos, por lo que es necesario prestarle atención especial y cuidar en todo momento su correcta higiene.

Es necesario aplicar al perro una crema protectora para evitar quemaduras o insolaciones así como bañarle con agua tibia con cierta regularidad. También es preciso abrigarle o buscarle un lugar cálido para los días de invierno o si vivimos en un clima frío.

Dejar respuesta

Por favor escribe tu comentario
Nombre