¿Por qué mi perro se revuelca sobre animales muertos y/o heces?

Los perros a menudo tienen comportamientos que los humanos no entendemos bien y rápidamente catalogamos como extraños. Un ejemplo de eso es cuando los perros se restriegan sobre animales muertos o heces. ¡Qué asco!

Sin embargo, esa conducta es totalmente normal en perros, aunque puede tener varias causas. Si quieres conocer la procedencia de este “extraño” comportamiento en tu perrito, te lo explicamos.

Instinto de caza

Sí, es verdad que tu amigo peludo ya debería saber que no necesita salir de caza para comer porque tú le rellenarás el comedero siempre que lo necesite. Sin embargo, a veces los instintos y la memoria genética son más fuertes que sus necesidades reales.

El instinto de caza heredado de su ancestro el lobo es una de las causas por las que los canes deciden revolcarse sobre cosas desagradables para nosotros. Con el fin de pasar desapercibidos y evitar que sus presas les detecten por el olfato, los perros cubren su olor de cazadores.

Es por eso por lo que normalmente eligen revolcarse sobre cadáveres de sus presas. Al coger su olor, ellos se enmascaran y, aún con el viento en contra, las presas tienen muchas dificultades para detectar la presencia de un lobo, o en este caso, un perrito.

perro-cazando-camufla-su-olor

Forma de comunicarse con la manada

Los perros no solo conservan hábitos de caza de sus ancestros los lobos, sino que también utilizan el olor que les produce revolcarse en descomposiciones para comunicarse con la manada.

Al presentarse un olor nuevo, los perros primero lo huelen y después se revuelcan sobre él, especialmente sobre el cuello y la cara. Al volver a la manada, sus congéneres le saludan e investigan sobre la procedencia del nuevo olor, siguiendo el rastro hasta el origen.

De esta manera, los perros advierten a su manada sobre descubrimientos interesantes, como una fuente de alimento basada en carroña. De cualquier manera, esto solo explicaría un comportamiento lógico en cánidos cuando se revuelcan sobre animales muertos, no heces.

Marcaje

Otra posibilidad también basada en la comunicación consistiría en lo contrario. En lugar de deshacerse de su olor, el perro busca dejar el suyo propio sobre cadáveres o heces, como forma de marcaje.

De esta otra manera, los demás canes percibirán la información que han dejado las feromonas del perro que ha marcado el lugar u objeto impregnándolo con su olor y defendiéndolo como de su pertenencia, pues él lo vio primero.

perro-bañandose-en-una-bañera

Deshacerse del olor a champú

Volviendo al tema del baño y dejando atrás su instinto, los perros también deciden revolverse en animales muertos o heces con el fin de deshacerse de lo que nosotros apreciamos como agradable. ¿Hora del baño? Más bien hora de ensuciarse según tu perro…

¿Alguna vez te ha confirmado tu perro que le guste el olor del champú que le aplicas? No ¿verdad? Pues ahí radica el problema. El olor a coco, vainilla, fresa o sandia que a ti te encanta a él le desagrada, le hace sentirse incomodo y necesita buscar un olor más natural.

La hipersensibilidad del olfato del perro rechazará esos olores y le hará deshacerse de ese horrible perfume de cualquier forma, incluyendo restregarse por organismos en putrefacción, desechos de otro animal o incluso basura.

Las cosas fétidas con fuerte olor les ayudan a camuflar su olor a “limpio” y nos obligan a nosotros a volverlos a bañar. Además, los perros también pueden optar por restregarse sobre la hierba para eliminar ese olor y coger uno nuevo, más natural.

Otras posibles causas

Protección para el pelo

Los ácidos grasos de los cadáveres de otros animales en descomposición favorecen la creación de una capa en el pelaje de nuestro can que protege el pelo frente a las adversidades climáticas y lo dejan más hidratado y sedoso.

Llamada de atención

No se debe descartar que el perro se revuelque en animales muertos o heces como una llamada de atención si muestras excesiva preocupación o interés cuando lo hace. Consecuentemente, en esta ocasión deberíamos plantearnos reeducar al perro para frenar que siga haciendo eso.

Motivos como la excesiva soledad, el estrés o el aburrimiento favorecen a menudo la aparición de este comportamiento, por lo que, al contrario que las otras, esta conducta condicionada sí sería dañina.

Le agrada el olor

La última razón es también la más simple y evidente, a tu perrito le encanta como huelen las cosas “asquerosas” en las que se revuelca. Lo que a ti te huele bien a él puede olerle mal o viceversa. Así, el olor de un pájaro muerto puede ser el perfume ideal para él.

perro-que-ha-sido-regañado

Cómo evitar esta conducta

Es importante recordar que este comportamiento es totalmente normal y sano en perros, pero también es lógico que, en la medida de lo posible, queramos evitar esta conducta tan poco higiénica para nuestro bienestar y el de nuestros hogares.

Aquí os dejamos algunos consejos para evitar, corregir o disminuir este comportamiento:

  • Enséñale unas órdenes básicas de conducta, como “quieto” o “ven” Utiliza estas ordenes para evitar que se acerque y muestre la intención de restregarse sobre animales en descomposición o heces
  • Apóyate de suaves tirones de correa para calmar su tentación
  • Evita prestarle demasiada atención cuando irremediablemente ocurra y no le rías las gracias
  • Nunca regañes de manera agresiva y mucho menos pegues al perro para corregir ninguna conducta
  • Refuerza sus buenas conductas con premios. Cuando lo haga bien y pase cerca de alguna de sus tentaciones de restregarse y no lo haga, aléjalo de la zona y ofrécele premios, palabras dulces y caricias
  • Utiliza también juegos para distraer su atención
  • Evita usar champús y otros artículos de aseo que contengan perfumes. Cuanto más fuerte sea el olor, más desagrado mostrará el perro y por tanto buscará la manera de deshacerse de él