¿Cómo es un perro Barbet? Todo sobre la raza

El Barbet o perro de agua francés es una raza que existe desde el siglo XVI. Es un perro mediano de pelaje abundante y personalidad fiel, compañero ideal para familias que busquen una mascota amorosa.

Además, el Barbet adora el agua y las actividades al aire libre, aunque requiere de cuidados específicos para mantener su manto rizado. ¿Quieres conocer todos los detalles sobre esta raza? ¡Te los contamos!

Historia de la raza Barbet

No está claro el período en que se comenzó a criar este perro de agua, pero en Francia existen registros escritos a partir del siglo XVI. Quizá sea más antigua, pero es imposible estar seguros. En ese momento, el Barbet era utilizado como perro cobrador de piezas acuáticas, es decir, se encargaba de buscar a los animales cazados que habían caído al agua.

Durante la Segunda Guerra Mundial, este simpático perrito estuvo a punto de extinguirse. Sin embargo, algunos grupos de amantes de la raza lograron reactivar la cría de la raza e impidieron que desapareciera. En la actualidad, es considerada una raza de perro clásica y antigua.

Características de la raza de perro Barbet

Nos encontramos frente a una raza mediana de cuerpo largo y hocico corto. El cráneo es redondo y ancho, acompañado de labios gruesos y orejas bajas, planas y anchas.

Los ojos, por su parte, son redondos. El borde de los párpados es negro o marrón, mientras que el iris se presenta en color negro. El pelaje es tupido y abundante. En todos los ejemplares se forma una barba larga debajo del mentón.

icono-perroAltura de entre 58 y 65 cm en machos y entre 53 y 62 cm en hembras
icono-pesoPeso de entre 30 y 40 kg en machos y hembras
icono-pelo
Pelo largo, lanudo y rizado. En tono arena, negro, marrón y/o gris
icono-caracter
Carácter sociable, juguetón y fiel
Icono-saludBuena salud aunque con riesgo de sufrir algunas patologías
Icono-calendarioEsperanza de vida estimada de entre 12 y 14 años

 

perro-barbet-tumbado

¿Cómo es el carácter de un Barbet?

El perro de agua Barbet es ideal para aquellas familias con niños, pues su carácter dócil, amigable y juguetón lo convierten en un excelente compañero.

Gracias a esta personalidad sociable, disfrutarás mucho con él en visitas a parques o lugares donde pueda relacionarse con personas y otros perros con los que jugar. La socialización desde cachorro será muy sencilla.

Una particularidad del carácter del Barbet es su amor por el agua y las actividades acuáticas, reminiscencia de los siglos que la raza fue utilizada como levantadora de caza. Gracias a esto, adora divertirse con la familia en piscinas o durante visitas a montañas, aunque es recomendable permanecer atento para evitar accidentes.

Cuidados recomendados para la raza Barbet

El principal cuidado del Barbet debe enfocarse a mantener el pelaje. Al ser de tamaño medio-largo, necesita ser cepillado de 2 a 3 veces por semana, con especial cuidado para deshacer cualquier posible nudo.

Las uñas de esta raza crecen fuertes y rápido, por lo que también requiere un corte regular si no se desgastan de forma natural. De igual forma, el pelaje abundante alrededor de las orejas puede convertirse en foco de infecciones, es recomendable una revisión periódica para vigilar que esté libre de cera y suciedad.

En cuanto a la alimentación, debe corresponderse al peso y la edad del perro. Las golosinas y snack caninos son recomendables durante el entrenamiento, pero sin abusar de ellos, pues este lindo perro desarrolla obesidad fácilmente.

barbet-con-el-pelo-recortado-y-rizado

¿Cómo es la salud de un Barbet?

Por fortuna, el perro de agua francés o Barbet tiene muy buena salud. Rara vez se enfermará si seguimos el calendario de vacunas y desparasitación, además de brindarle la comida adecuada y ejercicio físico.

Aún así, existen algunas enfermedades genéticas que puede padecer:

  • Displasia de la cadera: trastorno hereditario que afecta los huesos de la cadera, provoca dolor, problemas para mover las patas y cojera.
  • Displasia de codo: es una enfermedad degenerativa que se manifiesta en problemas para caminar, dolor y cojera.
  • Atrofia progresiva de la retina: enfermedad hereditaria que provoca ceguera.