perro-con-uniforme-de-policia

Que los perros son nuestros mejores amigos está fuera de toda duda. Lo demuestran día a día en nuestros hogares. Pero, además, hay otros perros que lo dan todo para ayudarnos en tareas tan importantes como el rescate de personas.

Tras una vida de entrenamiento dedicada al servicio público todos estos perros policía o de salvamento se merecen la mejor de las jubilaciones. ¿Sabías que pueden adoptarse? Te explicamos cómo a continuación.

Los muy útiles perros de servicio

Los perros que trabajan en tareas policiales o de rescate reciben un intenso entrenamiento durante la primera etapa de su vida. Bien preparados para detectar drogas, explosivos o personas en peligro, además de perfectamente educados en obediencia, se dedican al trabajo al que han sido destinados durante unos 7-9 años.

A esa edad, cuando empiezan a perder habilidades y forma física, les llega el momento de la jubilación. Es entonces cuando algunos, la mayoría, pasan a vivir con el guía con el que han trabajado. Pero a veces esto no es posible porque ya convive con otros animales, hay alguna alergia en la familia, etc. Esos perros serán los que necesiten hogar.

En una minoría de casos este se busca para perros que, aunque han sido adiestrados, finalmente se han descartado por algún motivo o padecen algún problema de salud que les impide o dificulta cumplir con su cometido. Mientras no se les encuentra un nuevo hogar lo normal es que esperen en la unidad canina a la que han pertenecido.

cachorro-de-perro-policia

Adopta un perro de rescate o policía

Aunque hay un elevado número de asociaciones protectoras que se encargan de recoger, curar y entregar en adopción perros que necesitan una familia, si te interesa adoptar un perro de salvamento o policía no te sirve cualquier protectora. Hasta hace poco de buscarle casa a este tipo de perros se encargaban sus propios guías.

Pero desde hace algunos años existen asociaciones específicas que ponen en contacto perros jubilados con familias interesadas en darles un hogar durante sus últimos años de vida. Así, para hacerte con uno debes buscar la más cercana a tu lugar de residencia e informarte sobre sus condiciones de adopción.

Eso sí, tienes que saber que hay pocos perros con estas características que busquen hogar, por lo que la demanda supera a la oferta. Si no quieres esperar, en cualquier protectora o perrera encontrarás perros igualmente excepcionales que también merecen un hogar.

Proceso de adopción de perros policía o de rescate

Ten en cuenta que la adopción de un perro es un proceso minucioso, que puede parecerte largo y exhaustivo. Pero es imprescindible para asegurar que ese hogar es el más adecuado para el perro. Estos son los pasos a seguir:

  • En primer lugar te enviarán el llamado cuestionario preadopción para que rellenes y envíes por correo electrónico.
  • Con estos datos la asociación, junto a los guías caninos, valorará si alguno de los perros disponibles encaja en el hogar propuesto.
  • A veces aprobarán tu candidatura, pero no habrá ningún perro con las características que consideran ideales para tu hogar. En ese caso te mantendrán en lista de espera.
  • Si ya hay un perro perfecto para tu casa, la asociación te llamará para una entrevista personal. Esta será en tu hogar para que puedan valorar las condiciones de vida que tendría el perro.
  • Dados todos estos pasos, si la asociación decide que todo está correcto, te marcará una fecha para entregártelo.
  • El último paso es la firma del contrato de adopción. Con él nos comprometemos a un seguimiento telefónico o presencial con el objetivo de que la asociación confirme que estamos cuidando bien del perro. Se te entregará desparasitado, vacunado, chipado y, en ocasiones, esterilizado.

Qué tener en cuenta antes de adoptar

Lógicamente, la mayoría de los perros retirados del servicio presentan una edad avanzada. Esto implica que van a necesitar cuidados especializados, como una alimentación específica, revisiones veterinarias más frecuentes y, por supuesto, tratamientos y condiciones de vida adecuadas a las patologías que padezcan.

Buena parte de estos perros pertenecen a razas con predisposición a enfermedades como la displasia. Otros se retiran precisamente porque se les ha detectado alguna patología que interfiere con el trabajo. Es decir, tiene ventajas adoptar un perro perfectamente entrenado, pero hay que ser conscientes de las necesidades que presentan y de su etapa vital.

Por otra parte, a nivel psicológico no olvides que son perros de trabajo que, aunque mayores, van a necesitar una adecuada estimulación para evitar problemas de conducta. También suelen estar acostumbrados a un elevado nivel de actividad.

Programa de adopción de cachorros de policía o de rescate

Existe también la opción de cuidar de un cachorro que va a ser entrenado para desempeñar trabajo policial cuando crezca. En este caso se intenta buscar un hogar donde el perro consiga una buena socialización, lo que es clave para el futuro adiestramiento.

Se firma un contrato y la unidad responsable del perro cubre todos sus gastos de alimentación y de veterinario. Este tipo de programas se decantan por familias con niños y también realizan una entrevista personal antes de ceder al perro, además de un seguimiento regular.

Pero, por supuesto, en unos 7-8 meses el perro tendrá que volver a las instalaciones donde trabajará hasta su jubilación. Al igual que con los adultos, hay mayor demanda que oferta. Así que si no quieres esperar seguro que puedes acoger algún cachorro de la protectora de tu zona.

  • Protectora para adoptar un perro de rescate o policía: Heroesde4patas