¿Es bueno dormir la siesta junto a mi perro?

Cada vez son más los tutores que se animan a compartir la siesta con sus mejores amigos, sus perros. No obstante, aún hay quienes no se permiten este momento de relajación y disfrute por miedo a que ello pueda perjudicar su salud, la higiene del hogar o incluso la educación de sus peludos. Pero hoy vamos a derrumbar estos mitos con importante razones para dejar que tu perro duerma la siesta contigo.

Y no nos referimos a dormir toda la noche, algo que también podrías hacer, sino a disfrutar de esa siesta que tanto nos gusta hacer después de comer, o a media tarde, para recuperar fuerzas o relajarnos un poco.

También te gustará: Cómo ayudar a un perro sin hogar

¿Es malo dormir con mi perro?

Aunque muchos crean que sí, lo cierto es que dormir con tu perro no trae perjuicios para la salud. En realidad, ¡es todo lo contrario! Esta es una excelente manera de fortalecer el vínculo de afecto y confianza con nuestros peludos, que proporciona una sensación de relajación que es muy beneficiosa para la salud de ambos.

Por otro lado, si lo que te impide dejar que tu perro duerma la siesta contigo, son cuestiones asociadas a tu higiene personal y del hogar, solo tienes que asegurarte de que tu perro esté limpio, principalmente con las patas y el pelo, libre de suciedad.

Lógicamente, cuando decimos que no es malo dormir con un perro, estamos considerando que este peludo está sano, libre de parásitos y con sus vacunas al día.

perro haciendo la siesta con su humano

Razones para dejar que tu perro duerma la siesta contigo

Fortalecer el vínculo con tu peludo

Disculpa si nos volvemos repetitivos, pero este es uno de los mejores motivos para dormir con nuestro perro. Cuando tienes un vínculo fuerte con tu mejor amigo, todos los aspectos de la rutina que compartes se vuelven más sencillos.

Por ejemplo, un perro que confía y quiere voluntariamente agradar a su humano, tendrá más facilidad de aprender cualquier orden de obediencia, truco o tarea que su humano/tutor quiera enseñarle, lo que favorece su educación y adiestramiento. Y un perro educado que se siente seguro en su hogar, es mucho menos propenso a desarrollar problemas de conducta.

Mejorar tu estado de ánimo

No es ninguna novedad que el ritmo de la vida contemporánea, muchas veces, tiene un impacto negativo en nuestro estado de ánimo. Encuestas revelan que los casos de depresión y ansiedad siguen aumentando año tras año, y su crecimiento es particularmente alarmante entre los jóvenes.

Sabemos que los perros tienen un poder muy especial de hacernos sentir mejor y, de hecho, estudios revelan que la convivencia con perros es capaz de reducir o incluso eliminar efectos psicosociales negativos en sus humanos. Además, la terapia con perros tiene un efecto demostrado para combatir la depresión en adultos mayores y pacientes con diferentes patologías.

Además, cuando nos animamos a dormir con nuestros peludos, nos sentimos más protegidos, acobijados y los beneficios para nuestro estado de ánimo se multiplican. De hecho, es casi imposible despertar de mal humor cuando tienes a tu lado el ser que te quiere de la forma más leal y honesta que se puede querer.

Prevenir síntomas de estrés y ansiedad

La sensación de relajación que tu perro y tu obtenéis cuando compartís una siesta o dormís juntos toda la noche, ayuda a aliviar o prevenir el estrés y la ansiedad que tienen efectos nocivos para la salud humana y canina.

Si tienes una rutina estresante con mucho trabajo y responsabilidades, dejar que tu perro duerma la siesta contigo te ayudará a aliviar la tensión y el agotamiento. En consecuencia, tendrás más energía y agudeza mental para mejorar tu rendimiento en toda clase de tareas y actividades del día a día.

Lo mismo se aplica para la salud de tu perro pues cuanto más se aleje del estrés, más equilibrado estará su cuerpo y su mente.

Fortalece tu corazón y tu salud en general

El estrés crónico es capaz de alterar nuestro equilibrio hormonal, el metabolismo e incluso la estructura y las funciones de nuestras células. Es por ello que ningún órgano o tejido de nuestro cuerpo logra funcionar óptimamente cuando vivimos en un contexto de estrés constante o prolongado.

De hecho, hoy la ciencia tiene evidencias concretas de que el estrés actúa como un “disparador” de numerosas patologías, incluso enfermedades cardiovasculares y del corazón, la obesidad y la diabetes. También es un “enemigo” de nuestra inmunidad, pues reduce el número de células B, que son responsables de producir anticuerpos.

Entonces, otra de las razones para dejar que tu perro duerma la siesta contigo en tu cama es fortalecer todo tu cuerpo y tu estado de salud en general, pero principalmente tus sistemas cardiovascular e inmunológico.

Prevenir problemas de comportamiento

Vale la pena recordar que todos los beneficios que mencionamos hasta ahora, también se aplican para la salud y el organismo de los perros. Es decir, permitir que tu perro duerma contigo también lo ayudará a estar más fuerte, saludable, libre de estrés y ansiedad.

No obstante, este hábito también tiene un efecto muy positivo en el comportamiento de los peludos. Un perro que duerme con su humano sentirá más confianza tanto en su tutor como en sí mismo, lo que favorece su aprendizaje y previene problemas de conducta asociados a la inseguridad y el miedo excesivo.

Por último, si te preocupa la cuestión del “sobre apego emocional” que puede favorecer problemas como la ansiedad por separación, entienda que la mejor prevención está en una adecuada socialización y un correcto proceso de adaptación para que tu peludo aprenda a estar solo en casa y gestione positivamente la soledad.

Eduarda Piamore

Licenciada en Filosofía y Técnica en Psicología, Educación y Adiestramiento Canino. Redactora y traductora freelance, apasionada por la escritura y la lectura. Autodidacta en temas relacionados a la Salud Mental, Medicina Natural y Terapias Alternativas para perros y gatos. Voluntaria en el rescate y promoción a la adopción de animales abandonados. Una apasionada admiradora del Reino Animal, fiel a la inagotable fuente de sabiduría de la naturaleza. Latinoamericana, multicultural, un alma viajante

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba