perro-chihuahua-junto-a-logo-de-vitamina-a

La vitamina A es un micronutriente esencial, lo que quiere decir que el perro tiene que incluirla en su alimentación, aunque sea en pequeñas cantidades, pues interviene en el desarrollo de importantes funciones en su organismo.

Si nuestro perro no ingiere la cantidad que necesita, el resultado serán problemas de salud. Pero hay que recordar que, igualmente, el exceso puede resultar problemático. De ahí la importancia de ofrecer siempre una dieta saludable y equilibrada.

La vitamina A en perros

Esta vitamina también se conoce con el nombre de retinol. Es una vitamina del grupo de las liposolubles, lo que quiere decir que, como indica su denominación, se va a disolver en grasas. Al contrario de lo que sucede con las vitaminas hidrosolubles, que lo hacen en agua.

Junto a la vitamina A, encontramos en el grupo de las vitaminas liposolubles otras vitaminas tan conocidas como la D o la K. Estas pueden almacenarse en el hígado, por eso puede darse un exceso que resulte perjudicial. Esta situación recibe el nombre de hipervitaminosis.

En cambio, la carencia de vitaminas es la hipovitaminosis. La vitamina A en la dieta suele relacionarse con el pigmento conocido como caroteno, presente en vegetales. Los perros tienen la capacidad de convertir el caroteno en vitamina A en su intestino.

La función de la vitamina A para perros

Son numerosas las funciones que esta vitamina va a desarrollar para el buen funcionamiento del organismo del perro. Viendo la importancia de todas ellas entenderemos lo imprescindible que resulta ofrecer una dieta con la cantidad justa de este elemento. Destacamos las siguientes:

  • Crecimiento y formación de dientes, uñas, sangre, membranas, huesos, piel y tejidos.
  • Diferenciación y antienvejecimiento celular.
  • Conservación, reparación y protección de la piel, el pelo y las mucosas.
  • Queratinización.
  • Mantenimiento de la retina y su adaptación a modificaciones en la intensidad de la luz.
  • Reproducción.
  • Funcionamiento renal y del sistema inmune, actuando en la prevención de infecciones.
  • Efecto antioxidante.
  • Eliminación de radicales libres.
  • Preservación del ADN de mutaciones.

Cómo darle vitamina A a tu perro

La base para que el consumo de vitamina A sea el correcto es ofrecerle al perro una dieta de calidad. Para ello es imprescindible que se adapte a la etapa vital en la que se encuentre el animal. Por ejemplo, no tendrá las mismas necesidades nutricionales un cachorro que un perro anciano ni un perro de trabajo que uno que apenas se levanta del sofá.

Tómate un tiempo en buscar y comparar diferentes opciones. Recuerda que, como carnívoro, la base de su dieta tiene que ser la proteína animal. Esta es la mejor manera de proporcionar la dosis justa de vitamina A y evitar problemas tanto por exceso como por defecto. Es cierto que a la venta podemos encontrar suplementos de vitamina A.

Es una forma de proporcionar esta vitamina cuando existen carencias, pero nunca debemos administrarla si no nos la ha recetado el veterinario. Recuerda que un exceso es igualmente perjudicial. Solo este profesional puede determinar la necesidad de esta suplementación y, de ser el caso, tendremos que seguir sus indicaciones para administrarla correctamente.

¿Qué alimentos para perros tienen vitamina A?

En la actualidad, las dietas que se comercializan para los perros, como el pienso o la comida húmeda, contienen, en general, el aporte necesario de esta vitamina. Por eso es raro que nos encontremos con perros que padezcan un déficit o un exceso.

Pero si alimentamos a nuestro ejemplar con comida casera, lo que se recomienda siempre que un experto en nutrición nos ayude a confeccionar el menú, o simplemente queremos aumentar el aporte de esta vitamina en la dieta, es bueno conocer cuáles son los alimentos que más vitamina A contienen. Destacamos:

  • Leche y derivados.
  • Carnes.
  • Yema de huevo.
  • Vísceras como el hígado.
  • Pescados de los denominados azules y sus aceites.
  • Frutas entre las que destacan la naranja o el albaricoque.
  • Verduras y hortalizas como la zanahoria, las espinacas o el pimiento.

Suplementación con vitamina A

Existe la extendida idea de que algunos perros, como los cachorros, los ancianos, las perras gestantes o los enfermos, necesitan un aporte extra de vitaminas. Por eso algunos cuidadores les dan suplementos de esta vitamina para complementar la alimentación.

Pero, como hemos explicado, un exceso de vitamina A se va a acumular en el organismo y por eso puede causar efectos indeseados. Así, si pensamos que nuestro perro necesita más vitaminas, el primer paso es acudir al veterinario y nunca medicar por nuestra cuenta.

Exceso de vitamina A

Si nos empeñamos en suplementar la vitamina A y conseguimos superar con mucho la dosis que necesita el perro es probable que causemos una hipervitaminosis. Es esta especie suele manifestarse con la aparición de prurito. También se ha relacionado su exceso con la pérdida de peso y del apetito.

En este caso hay que dejar de dar el suplemento y acudir al veterinario para valorar y tratar los síntomas. Por otra parte, la carencia de vitamina A puede afectar a las funciones en las que esta participa, como la visión, la reproducción, el sistema inmune o la piel.

Bibliografía
Villagrasa, María (2016). “Nutrientes para un pelaje perfecto”. Revista Ateuves nº 36. pp. 10-15.
Villagrasa, María (2018). “Cóctel de vitaminas”. Revista Ateuves nº 46. pp. 14-19.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí