AlimentaciónAlimentación naturalHuevos en la alimentación del perro - Beneficios y cantidades

Huevos en la alimentación del perro – Beneficios y cantidades

Existe un gran debate sobre si es bueno que un perro coma huevo o no, e incluso si es mejor que en caso de hacerlo sea crudo o cocinado. Así que desde Soyunperro vamos a repasar cuales son los principales beneficios de huevo en la alimentación del perro y cuales los posibles inconvenientes.

También explicaremos cómo es la mejor forma de administrarlo y las cantidades recomendadas en base a su tamaño y edad.

¿Pueden comer huevo los perros?

Obviamente si, no solo pueden sino es un alimento altamente nutritivo gracias a gran cantidad de proteínas, grasas, minerales y vitaminas A, D, E y unas cuantas del complejo B. Es decir, el huevo contiene un gran valor nutricional.

La mayoría de los perros comen huevos en su alimentación, ya sea a través del pienso comercial o de una alimentación natural cómo la A.C.B.A. (Alimentación Cruda Biológicamente Apropiada).

perro-mirando-huevos-de-gallina

¿Es mejor el huevo crudo o cocinado?

Indudablemente es mejor el huevo cocido. Las pérdidas nutricionales si está cocido bien de punto son mínimas (si está pasado se pueden perder algunas vitaminas). Además, es similar de digestibilidad al crudo.

Otros motivos para no dar el huevo crudo son en primer lugar el riesgo de contraer diarreas por E. coli, salmonella, Listeria, Cryptosporidium entre otras e intoxicaciones por Staphylococcus aureus. Además, este riesgo no será solo para el perro sino para el dueño por manipulación diaria de este alimento.

Además, el huevo crudo contiene un factor antinutritivo llamado avidina. Este dentro del huevo impide la proliferación de bacterias bloqueando las vitaminas B7 y B8 (biotina). Por lo que al administrarlo crudo bloquea la absorción de estas vitaminas, no solo en el huevo sino en toda la comida que administramos.

Además, el huevo cocinado emite más sustancias volátiles que el crudo, por lo que les resulta más oloroso y apetecible a los perros. Recuerda que nunca debes darle a tu perro un huevo frito. Si optas por darle un huevo cocinado, puede ser en forma de tortilla Francesa (sin sal) o cómo huevo cocido (sin cascara), cómo huevo escalfado o frito en el microondas (sin aceite).

¿Es bueno darles también la cáscara?

Si el huevo está crudo, muchas las personas que también le dan a su perro la cascara. Hay quienes la dan entera y quienes la dan un poco triturada. Nosotros recomendamos NO dar la cascara nunca.

¿Por qué motivo? Pues si está cruda puede ser motivo de contagio de las enfermedades antes mencionadas, algo que perjudicará mucho a nuestro perro. Y si está cocinada puede convertirse en pequeñas cuchillas que rasguen su sistema digestivo, desde la boca hasta el recto.

Así que en nuestra opinión, huevos si, pero cascaras no. La cascara solo aporta calcio y existen maneras mucho más seguras de aportar calcio, cómo los huesos carnosos.

¿Cuantos huevos puede comer un perro?

Ellos pueden comer todos los que les des, pero ahí es donde nosotros debemos hacer uso de nuestro sentido común y saber valorar que cualquier cosa en exceso, es nociva.

No existe una cantidad exacta de huevos que un perro pueda comer, pero a modo de ejemplo, nuestro perro de quince kilos come un huevo cocido sin cascara a la semana, mientras que nuestro grandote de cuarenta kilos come dos semanalmente y nunca le han sentado mal.

¿Cómo debo darle huevo a mi perro?

Como cualquier otro alimento, puedes ponerlo en su comedero cómo premio o merienda. O puedes mezclarlo con su comida habitual para darle un sabor extra.

Si el huevo está cocinado, simplemente espera a que se enfríe un poco para evitar que se queme. Las opciones de cocción serían las ya mencionadas: tortilla Francesa (sin sal) o cómo huevo cocido (sin cascara), cómo huevo escalfado o frito en el microondas (sin aceite).

¿Puedo dar clara de huevo pasteurizada?

Siempre que esté cocida sí. Además, es un aporte proteico muy interesante ya que se considera la proteína de mayor valor biológico existente.

Es una forma muy sencilla de reducir la grasa de una ración que contenga este ingrediente y además dará mucho juego a las cocciones de la ración diaria de nuestro perro.

Al igual que el huevo entero se puede presentar como una tortilla de claras a la sartén o al microondas. Eso sí, es un producto que caduca de forma relativamente rápida, por ello debemos asegurarnos que lo administramos antes de la fecha indicada en el envase.

Jorge Hernando Sanz
Licenciado en Veterinaria en la Universidad Complutense de Madrid. Especializado en nutrición y dietética veterinaria para perros, gatos y animales exóticos. Colegiando nº 9033 en Madrid. Me encanta mi campo actual de trabajo y exponer mis conocimientos al servicio de los lectores de Soyunperro.