Son muchos los perros que muestran síntomas de alergia al llegar la primavera, esto es debido al aumento de sustancias en el aire y ambiente. Se cree que los perros están genéticamente predispuestos a sensibilizarse a los alérgenos del medio ambiente.

Conocer la alergia primaveral puede ayudarnos a proteger a nuestro perro frente a ella o a detectar los síntomas prematuramente para evitar que le afecte mucho. Existen varios tratamientos de los que hablaremos en Soyunperro, la mayoría con un gran grado de efectividad.

¿Cómo se produce el proceso alérgico?

Al igual que las personas, los perros pueden ser alérgicos a diversas sustancias, incluidas partículas vegetales en el aire o sustancias en los alimentos. Estas se denominan alérgenos. Se clasifican en:

  1. Alérgenos de interior: incluyen ácaros del polvo, hongos y pulgas.
  2. Alérgenos de exterior: incluyen los pólenes de las gramíneas, malas hierbas y árboles más comunes en nuestra área geográfica.

Cuando estos se inhalan o absorben a través de la piel, el tracto respiratorio o el tracto gastrointestinal, estimulan el sistema inmune y la liberación de histamina. Esto produce inflamación, cuyos signos incluyen enrojecimiento de la piel (eritema), hinchazón (edema) y picazón (prurito).

Predisposición en perros

Tanto machos como hembras pueden padecerla, existiendo algunas razas predispuestas, pero no las únicas. Estas son: Shar-Pei, Fox Terrier de pelo duro, Golden Retriever, Dálmata, Boxer, Boston Terrier, Labrador, Lhasa Apso, Scottish Terrier, Shih Tzu y West Highland White Terrier.

La edad de aparición es generalmente entre los 6 meses y los 3 años. Los signos suelen ser estacionales, pero pueden verse durante todo el año.

Síntomas de la alergia primaveral

En primavera se produce la aparición de diferentes tipos de polen y gramíneas en el aire, el crecimiento y floración de muchas especies vegetales e incluso una alteración hormonal en el organismo de la mayoría de mamíferos.

Los signos suelen ser estacionales, pero pueden verse durante todo el año. Estos cambios estacionales pueden provocar una serie de síntomas:

  • Prurito (o picor) es el signo más típico.
  • Alopecias focales asimétricas agravadas por el rascado.
  • Eritema cutáneo en zonas como las axilas, extremidades, oídos, abdomen o incluso el morro.
  • Rascado excesivo originado por el prurito. El rascado aumenta más aun el enrojecimiento de la piel y puede causar heridas y descamaciones.
  • Vómitos y/o diarreas injustificadas. De repente la alimentación de siempre parece sentarle mal.
  • Tos y estornudos, ya que la alergia puede desembocar en rinitis.
  • Enrojecimiento de los bordes de los ojos, parpados, etc.

Diagnóstico de la alergia

Si apreciamos alguno de los síntomas o varios, debemos acudir al veterinario para que realice las pruebas correspondientes y verificar que se trata de un caso de alergia.

El veterinario tras una buena anamnesis o historia clínica y un examen físico general, se hará una primera idea del proceso que padece nuestra mascota. Nos podrá preguntar sobre la desparasitación externa de nuestro perrito, ya que procesos alérgicos pueden confundirse en ocasiones con parásitos externos. Si se trata de alergia alimentaria se descartará mediante una dieta de eliminación hipoalergénica (proteína hidrolizada).

También se puede realizar un panel de alérgenos. Se basa en la determinación de las IgE específicas frente a 24 alérgenos. Permite identificar los alergenos involucrados en la dermatitis atópica. Incorpora una combinación de nuevos anticuerpos monoclonales que reconocen hasta 3 epítopos diferentes de la IgE. Este panel comprende los alérgenos más comunes dentro de pólenes, ácaros, hongos… Si da un resultado positivo, se puede hacer un nuevo panel más concreto.

Tratamientos para la alergia canina

Dependiendo del tipo de alergia que nuestro perro tenga el veterinario nos recetará una medicación concreta, aunque a niveles generales para aliviar el prurito se suele utilizar un oclacitinib. Dependiendo del caso se podrá usar o no corticoides.

En vez de oclacitinib se puede utilizar Lokivetmab o Cytopoint, un anticuerpo monoclonar inyectable que elimina los síntomas alérgicos o de la dermatitis atópica en perros. Bastará con un pinchazo mensual para mantener a nuestro perro protegido frente a las fuerte reacciones alérgicas ocasionadas por factores externos. La dosis dependerá del peso.

Nunca debemos medicar al perro por nuestra cuenta, ya que, dependiendo del origen de su alergia o enfermedad, precisará de una medicación específica que requiera receta médica.
No existen trucos caseros ni remedios mágicos, tampoco complementos alimenticios que puedan curar una alergia primaveral en perros, será totalmente necesario utilizar la medicación que el veterinario nos prescriba. No obstante, siempre se puede recurrir a la medicina alternativa como la medicina tradicional china, una medicina totalmente válida como lo es la occidental.

¿Influye la alimentación?

Puede que sí y puede que no. Si la alergia tiene origen alimenticio obviamente si influye, pero si estamos totalmente seguros de que se origina por factores externos cómo la llegada de la primavera, la alimentación no es relativa.

Entre las mascotas, las alergias alimentarias son menos comunes que las alergias transmitidas por el aire. Cualquier raza puede desarrollar alergias a los alimentos, pero puede haber un riesgo mayor de Labrador Retrievers, West Highland White Terriers y Cocker Spaniels.

Los signos de alergia alimentaria son similares a las alergias transmitidas por el aire, excepto que hay poca variación en la intensidad del picor de una temporada a otra. La edad de aparición es variable. La distribución e intensidad de la picazón varía entre animales.

No obstante, es bueno aclarar que un perro bien alimentado con pienso de calidad o productos naturales, siempre tendrá un sistema inmunológico más desarrollado y sano que un perro mal alimentado con piensos comerciales de mala calidad.

Miguel Fraga García-Yanes
Graduado en veterinaria en la universidad Alfonso X El Sabio (Madrid). Colegiado 8917 en Madrid. Ampliando conocimientos en cirugía de tejidos blandos, endoscopia y dermatología. Interés por los animales desde muy pequeño y en compañía de Max desde hace 11 años.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí