Caída de pelo en perros y calvas

0

Los perros están cubiertos por una abundante capa de pelo que de forma natural mudan dos veces al año, coincidiendo con los cambios de estación (primavera y otoño). Sin embargo, existen muchas otras razones por las que a un perro se le cae el pelo, desde motivos alérgicos a enfermedades graves.

A la caída excesiva y anormal de pelo que deja “calvas” se denomina alopecia, que puede ser generalizada (presente por todo el cuerpo o zonas extensas como el tronco) focal (afectando a una o dos zonas concretas del animal) o multifocal (afectando a múltiples zonas de extensión pequeña o media).

Vamos a explicar cuáles son los principales motivos por los que un perro tira el pelo, a veces incluso a mechones, y las posibles soluciones. Conociendo el origen del problema podremos poner una solución y evitar que siga perdiendo tanto pelo.

Caída de pelo en perros por muda natural

Excepto un pequeño grupo de razas que por selección genética no tiran pelo, la inmensa mayoría de los perros hacen al menos un par de mudas de pelo al año. Es totalmente normal que a un perro se le caiga el pelo en primavera y en otoño, que es cuando cambia el clima.

En primavera los perros tiran el pelo grueso y lanoso que les protege en invierno del frío, mientras que en otoño tiran el pelo fino propio de épocas más cálidas. Sin embargo, los perros que viven en casas donde en invierno se usa calefacción y en verano aire acondicionado, pasan casi todo el año haciendo mudas de pelo, aunque es en primavera y otoño cuando serán más intensas.

cachorro-con-caída-de-pelo

A mi perro se le cae el pelo por estrés o enfermedad

Puede parecer extraño, pero los perros también pueden sufrir de una caída de pelo muy abundante a causa del estrés. El maltrato animal, la falta de cariño o afecto, no sacarlos a pasear a diario o a que hagan ejercicio, incluso el simple hecho de dejarlos solos en casa puede causarles mucho estrés (un claro ejemplo es la ansiedad por separación en perros).

Además del estrés, existen diversas enfermedades que pueden cursar con alopecia en el perro, como las alteraciones endocrinas, generalmente debido a un funcionamiento anormal de las glándulas u órganos que sintetizan estas hormonas, como la tiroides (el hipo o hipertiroidismo) o las glándulas renales (el síndrome de Cushing o el síndrome de Addison). También pueden deberse a algunas infecciones que afectan a la piel, ya sea por ácaros (sarna), por hongos (dermatofitosis “tiña”; malassezia), bacterias (Staphilococcus sp.) o protozoos (leishmaniosis).

En el primer caso, la alopecia provocada por enfermedades endocrinas se caracteriza por localizarse en el tronco (no afecta normalmente a otras zonas como la cabeza y extremidades) y por ser bilateral (a ambos lados del animal). En el segundo caso, las infecciones dérmicas suelen estar asociadas a prurito (picor) y a la presencia de pústulas, aunque no siempre.

Caída de pelo en perros por motivos alérgicos

Las alergias son también una causa importante de alopecia en perros, y aunque las principales alergias son alimenticias, también existen alergias a factores externos como la polución, el polen o incluso a determinadas plantas o ácaros.

Cuando se trata de alergias suelen aparecer otros síntomas asociados, como el enrojecimiento de las patas (almohadillas) y/o de las orejas del perro, la aparición de sarpullidos por su cuerpo, prurito (picor) que puede ocasionar lesiones dérmicas debido al continuo rascado o lamido del perro en la zona.

En el caso de tratarse de una alergia alimentaria, en ocasiones en suficiente con cambiar la dieta para notar una mejoría rápida y solucionar así la alopecia. En otros casos, como las dermatitis alérgicas, puede ser necesario acudir a un veterinario para la administración periódica de corticoides, con el fin de disminuir la inflamación.

Hay que decir que, por lo general, la administración de estos fármacos sólo sirve para paliar los síntomas, pero no actúan sobre el origen del problema. Además, la administración continua de corticoides tiene como efecto adverso una inmudepresión en el organismo, lo que puede provocar la aparición de infecciones secundarias por patógenos “oportunistas”, que aunque se encuentran de forma natural sobre la piel de nuestra mascota, no suelen provocar alteración en condiciones normales.

Otra causa común de dermatitis alérgica que cursa con alopecia es la dermatitis alérgica por picadura de pulgas (DAPP), por lo que es muy importante mantener a nuestra mascota siempre desparasitada mediante el uso de collares y pipetas antiparásitos.

Calvas en el cuello, lomo y/o axilas del perro por caída del pelo

Aunque te sorprenda, en la mayoría de casos donde un perro presenta alopecia en el cuello o en la parte de las axilas la causa suele ser el collar o el arnés. Cuando un collar o un arnés no están bien puestos o no son adecuados para el tipo de perro en concreto, producen rozaduras constantes que terminan derivando en pequeñas calvas.

Estas calvas en el pelo del perro irán aumentando y produciendo enrojecimiento en su piel. No basta con aplicar una crema hidratante o desinfectar la zona, será totalmente necesario sustituir ese collar o arnés por otro que sea más cómodo para el perro.

Procura evitar siempre las correas o collares de ahorque, ya que son las más propensas a crear este tipo de problemas, así como los arneses que tengan cinchas o correas que pasen por la parte de las axilas del perro.

¿Cómo evitar que a mi perro se le caiga el pelo?

Para solucionar la caída excesiva de pelo en nuestro perro, debemos identificar primero la causa del problema. Cuando la caída de pelo en el perro es por motivos naturales cómo la muda estacionaria, no debemos preocuparnos, habrá que esperar simplemente a que nuestro perro termine de mudar el pelo, aunque podremos ayudarle aportándole una alimentación rica en aceites y cepillarlo a diario. Con estos dos consejos, la caída será menos intensa y más rápida.

Si por el contrario la causa de esta caída excesiva de pelo se debe al estrés o ansiedad, debemos buscar la fuente para eliminar la causa del problema. Si el motivo de la caída de pelo es por enfermedad, con la ayuda del tratamiento que administre el veterinario podremos solucionar el problema y propiciar el crecimiento de pelo nuevo.

Para determinar la enfermedad que origina esta caída excesiva de pelo se pueden recurrir a diversas técnicas diagnósticas, entre las que destacan las siguientes:

  • Analítica sanguínea: mediante un hemograma o bioquímica podemos encontrar un número anormalmente alto de leucocitos en sangre, lo que puede ser indicativo de una dermatitis infecciosa. Además, la observación al microscopio de un frotis sanguíneo puede desvelar la presencia de agentes infecciosos como bacterias o Leishmania.
  • Citología: tras la toma de muestras de pelo o piel mediante un raspado dérmico o una tricografía, podremos observar la presencia de patógenos, lo que puede ser indicativo de una infección parasitaria (sarna demodécica o sarcóptica) o fúngica (dermatofitosis).
  • Biopsia: la toma de muestras de tejido dérmico puede ayudar al diagnóstico de la enfermedad que causa la alopecia.

Por último, si la caída de pelo o las calvas se producen por el uso inadecuado de un collar o arnés, bastará con sustituirlo por uno más adecuado para nuestro perro, en poco tiempo sus calvas desaparecerán y el pelo seguirá creciendo con normalidad.

Soy licenciado en veterinaria en la Universidad de Murcia, especializado en Fauna Silvestre y Espacios Naturales Protegidos. Guiado más por la vocación que por las perspectivas laborales reales, he realizado diversos voluntariados y prácticas en varios centros de recuperación de fauna silvestre en Europa. A pesar de no dedicarme profesionalmente a este campo en la actualidad, esta formación y experiencias me han enriquecido mucho, sobre todo a nivel personal. Actualmente trabajo en el área de la sanidad animal. Estoy especialmente interesado en la disciplina "One Health", y en concreto, en las zoonosis, esto es, las enfermedades compartidas entre humanos y animales. Nuestro perro es parte de la familia, por eso es importante cuidar de su salud, al igual que de la nuestra. Como veterinario, espero poder compartir información interesante para que conozcas las pautas para mantener a tu mascota feliz y sana.