Dálmata

0
2028

Al margen de su enorme popularidad a partir de la adaptación al cine de la obra “101 Dálmatas”, existen multitud de curiosidades sobre esta raza que vamos a abordar en esta entrada.

Este atlético can, es muy cariñoso e inteligente, pero si decides que sea tu compañero deberás estar preparado para seguirle el ritmo. ¿Aceptas el reto?

¿Croacia o el Antiguo Egipto? Orígenes

Se estima que su origen radica en el Antiguo Egipto. Sin embargo, no existen documentos oficiales que así lo corroboren. De hecho, lo único de lo que se tiene constancia es de que su nombre hace referencia a Dalmacia (Croacia), la región de la costa del Adriático de la que podría proceder y desde la que se extendió a toda Europa.

perro dálmata

Sus primeras imágenes datan del siglo XVII, cuando eran empleados como perros guía en los carruajes de la aristocracia inglesa. Se consideraba que la compañía de estos canes, elegantes y de porte atlético, otorgaba estatus.

Con anterioridad, su gran resistencia justificó su recurso como perros guardianes.

La película “101 Dálmatas” de Disney, estrenada en 1961 y basada en la novela homónima de Dodie Smith de 1956, propició una fiebre que trajo consigo el aumento de la consanguinidad y, en consecuencia, de las enfermedades hereditarias.

¿Sabes que de cachorros son totalmente blancos? Sus distintivas manchas negras comienzan a aflorar a partir del primer año de vida, momento en el que sus orejas empezarán a ennegrecerse.

Características mofológicas

Esta raza se corresponde con un cánido de mediano tamaño, de 50-61 cm de alto y 15-32 kg de peso en los ejemplares machos y 16-24 kg en el caso de las hembras.

Su esperanza media de vida gira en torno a los 12-15 años.

Entre sus atributos físicos más sobresalientes destacan:

  • Su cabeza no es excesivamente ancha en la zona del cráneo y guarda una armónica proporción con el resto del cuerpo.
  • Sus orejas, de mediano tamaño, son caídas y se afinan hacia la punta.
  • Sus ojos son almendrados, marrones o azules, no demasiado separados y con el contorno negro.

dálmata con heterocromía

Esta raza presenta cierta predisposición a la heterocromía (un ojo marrón y el otro azul), debido al gen recesivo que también les causa sordera. Un 10-15 % de los Dálmatas son sordos de nacimiento, por lo que se aconseja que si tienes uno acudas a las revisiones periódicas para determinar su alcance.

  • Su trufa tiende a ser de la misma tonalidad que su pelaje.
  • Su pelo es corto, denso, brillante y fuerte. Su tonalidad es el blanco con moteado negro o color hígado, rasgo que lo asemeja en físico al pointer.
  • La cola es de inserción no demasiado alta ni baja.

Como ves, en líneas generales se trata de un perro bello, llamativo y de porte atlético.

No lo dejes solo

En cuanto a su personalidad debes saber que son sumamente fieles y cariñosos. Se sienten muy apegados a su dueño y detestan la soledad. Tanto es así, que si lo dejas mucho tiempo desatendido puede alcanzar la demencia.

Por su pasado histórico se sienten muy cercanos a los caballos, pero también son buenos amigos de otros perros y de los niños. Su carácter juguetón hará las delicias de tus hijos.

Son muy inteligentes y su educación no te resultará una tarea difícil. Sin embargo, cabe señalar que su adiestramiento desde cachorro es más que necesario para prevenir un futuro comportamiento errático y desobediente.

Algo que no te perdonará es que no lo saques a la calle. Si es al campo, mucho mejor. Su aspecto atlético no es una casualidad y el Dálmata demanda, como mínimo 1 hora diaria de ejercicio. Puedes espaciarlo en 3 salidas al día, pero deberás cumplirlas. De lo contrario, podría acusar estrés, ansiedad o derivar en conductas destructivas.

¿Qué cuidados necesita?

No se trata de una raza excesivamente exigente. Además de la comentada actividad física, debes cepillarlo a diario o cada 2 días, dado que tiende a perder mucho pelo. De este modo, mantendrás con brillo su bonito pelaje.

Báñalo solo cuando esté realmente sucio y emplea un champú anticaída.

Su alimentación debe ser específica para esta raza. Opta por un pienso libre de purinas, conservantes químicos y aditivos. Le conviene reducir el aporte de sal y grasas, moderar el de proteínas y otorgar un mayar protagonismo a los carbohidratos complejos. No descuides tampoco su hidratación.

Las visitas veterinarias, de acuerdo con su calendario, y las oportunas desparasitaciones también merecen una mención especial. De este modo, se mantedrá activo y saludable.

dálmata paseando

Consejos para el adiestramiento

Esta raza se distingue por su inteligencia y curiosidad innatas. Sin embargo, su educación desde temprana edad es muy necesaria para evitar que de adulto se muestre arisco o, incluso, agresivo con los humanos desconocidos y con otros perros.

Su carácter inquieto implica que tus sesiones deban ser breves, de no más de 5 minutos, ya que, de lo contrario, se aburrirá y no te prestará atención. Tu actitud también resulta esencial para el correcto aprovechamiento del adiestramiento. Si te muestras feliz por estar con él, tu mascota lo apreciará y se mostrará más predispuesta y participativa.

No se trata de que te postules como el líder en una posición dominante. El binomio amigo-amigo, aún mostrándote firme, resultará mucho más productivo con esta raza y propiciará que pueda tomar sus propias decisiones, sintiéndose feliz con la autoestima repleta.

La técnica del refuerzo positivo es la indicada con los Dálmatas que tienden a ofuscarse si se les regaña o se les riñe. Ayúdate de su pelota o de sus golosinas favoritas para reforzar su involucración.

Gracias a su inteligencia y a tus oportunas instrucciones estamos seguros de que aprenderá rápido todo aquello que quieras enseñarle.

¿Cuáles son sus principales enfermedades?

Además de la sordera, en esta raza tienen predominancia las infecciones del tracto urinario. Algo que podrás contener si acudes con periodicidad al veterinario.

Dada la delicadeza de su piel, la dermatitis, las alergias y otras patologías cutáneas son habituales. No obstante, rara vez se convierten en graves.

Otra afecciones recurrentes entre los dálmatas son:

  • Las displasias de cadera y rodilla.
  • La torsión gástrica. Para evitarla o mitigarla procura no darle comida y bebida antes o después de haberse ejercitado. Resulta preferible que descanse después de comer.
  • Los cálculos renales.
  • La atrofia progresiva de la retina.
  • La epilepsia.
  • Deficiencias en la inmunoglobulina, como la enfermedad de von Willebrand que impide la norma coagulación de la sangre.
  • Hiperuricemia. Son de los pocos mamíferos que excretan el exceso de nitrógeno como ácido úrico, lo que hace elevar su proporción en la sangre.

Para finalizar, cabe reseñar que esta raza ocupa el puesto 39 en la clasificación de Stanley Core que evalúa la inteligencia canina. Además, ha colaborado en algunos equipos de bomberos, lo cual demuestra su enorme resistencia y capacidad de trabajo.

En definitiva, una raza deslumbrante, ¿no crees?

Dejar respuesta

Por favor escribe tu comentario
Nombre