Cavalier King Charles Spaniel

0
122

Además de ser un excelente compañero de hogar, el Cavalier King es también un gran perro de caza de presas pequeñas, lo que coloquialmente se conoce cómo perro cobrador.

Sin embargo, con el paso de los años se ha ido adaptando más a los hogares cómo perro de compañía, debido a su carácter dulce y cariñoso, muy juguetón y respetuoso. ¿Quieres conocerlo todo sobre esta raza?

Historia de la raza

La raza Cavalier King Charles Spaniel nace durante el siglo XVI en Inglaterra. Si bien es cierto que no debe confundirse con el King Charles Spaniel (o Spaniel del Rey Carlos), ambos poseen un origen similar.

Aunque en EE.UU. se le conoce con el nombre de Spaniel Toy inglés, si nos damos cuenta, el nombre de esta raza nos explica mucho sobre su origen. Recibe su denominación, precisamente, porque es el Rey Carlos II (King Charles) quien conserva un número muy elevado de perros de raza genérica Spaniel en su corte.

El término Spaniel no significa que fueran perros españoles, simplemente que fueron los españoles quienes los acercaron al continente europeo procedentes de zonas asiáticas.

Los perros de raza Spaniel se caracterizan por ser perros de caza de tamaño entre pequeño y mediano, de manto capilar largo y orejas colgantes.

De entre los perros de caza, son perros “cobradores” o “levantadores” puesto que, al contrario que los de caza “de muestra”, que enseñan la presa a su dueño, estos “recuperan” la presa para los dueños cazadores. Con “recuperar” nos referimos a que únicamente lleva la presa en la boca sin morderla o jugar con ella.

Puesto que Carlos II era un ferviente admirador de estos perros, rara vez se le vio sin alguno a su lado e incluso dormía con ellos. Debido al amor que tenía por esta raza, se promulgó un decreto, que actualmente sigue vigente en Inglaterra, por el que el Cavie (Cavalier, que significa “caballero” en inglés) debía ser aceptado obligatoriamente en cualquier lugar público, incluyendo las Casas del Parlamento o demás puntos donde no estaban permitidos normalmente.

Como curiosidad, esta raza no era exactamente como la conocemos ahora. Debido a la fama que obtuvieron al mismo tiempo tanto los Pequineses como los Carlinos, resultó inevitable que los Cavaliers se cruzaran con estas razas por lo que sus características físicas variaron y dieron lugar a algo parecido a como los conocemos hoy.

Al darse cuenta de esta variación se intentó volver al aspecto original pudiendo redactarse un estándar oficial de la raza y surgiendo el definitivo Cavalier que conocemos actualmente.

¿Cómo es físicamente?

Lo principal y más atractivo de esta raza son sus largas orejas. Cubiertas completamente de pelo, situadas en la parte alta de la cabeza. Suele tener una altura entre los 32-36 cm y pesar en torno a los 5-9 kg.

Es muy corriente la confusión con los de raza King Charles Spaniel por su coloración similar en cuanto al pelaje. Para diferenciarlos, hay que tener en cuenta que los Cavaliers –o Cavie, como se les conoce popularmente- suelen ser más grandes en tamaño y peso que los King Charles Spaniel, que, además, tienen una cabeza más curvada y una mandíbula más pequeña.

Cavalier King Charles Spaniel blanco y fuego

Puesto que otro de los rasgos más característicos de la raza es su pelo largo, liso y sedoso, podemos encontrar al Cavalier, generalmente, clasificados en cuatro colores.

  • Negro con tintes fuego o negro y castaño. De base negra con marcas sobre los ojos, mejillas, interior de las orejas pecho, interior de la cola y patas de color castaño.
  • Rojo intenso y blanco o también conocido como Blenheim. Una base de blanco perlado con marcas castañas bastante definidas. Las orejas serán de color castaño.
  • Unicolor rojo o rubí. De color castaño rojizo vigoroso. No debería tener marcas blancas.
  • Tricolor: negro, fuego y blanco. De base blanco perlado con marcas negras definidas. Las orejas son negras. El color fuego lo encontramos sobre los ojos, las mejillas y dentro de las orejas, así como en la parte inferior de la cola.

Tiene flecos prominentes en muchas partes de su cuerpo y, especialmente, en las orejas y el rabo.

Morfología genética de la raza

Se trata de una raza de perros pequeños, y en ocasiones medianos, compacto de proporciones armoniosas que posee un cráneo de forma plana con unos ojos bien separados, oscuros, llamativos, expresivos y de un gran tamaño.

A pesar de que su hocico sea muy corto, tiene una trufa bien definida. La mandíbula y sus maxilares con sus dientes forman una perfecta mordida en tijera por lo que es completa y regular.

Unas patas anteriores y posteriores muy rectas, proporcionadas, ágiles y fuertes sostienen un pecho mediano, una espalda corta y un dorso rectilíneo que termina en una cola compensada.

En cuanto al movimiento, éste es elegante y desenvuelto, siendo impulsado por sus patas traseras.

Comportamiento del Cavalier King Charles Spaniel

Se trata de perros cariñosos, inteligentes, amigables, amables y alegres. El Cavi es un perro dulce, gentil, juguetón, afectuoso y silencioso ya que no le suele gustar nada ladrar.

A pesar de reunir todas estas características, puesto que desciende de los Spaniel, son perros muy curiosos y exploradores por lo que suelen dedicarse a perseguir objetivos.

Esta raza tiende a socializar con cierta facilidad, por lo que suele llevarse bien tanto con personas como con otros perros, sean hembras o machos, así como con otros animales.

A pesar de ser perros muy sociables, sí que es cierto que es importante iniciar su socialización desde cachorro para así evitar que sea tímido o por el contrario sea agresivo cuando sea adulto. También para evitar que persiga a otras mascotas pequeñas, por su carácter explorador.

En cuanto al adiestramiento, es algo relativamente sencillo. Debido a que son muy inteligentes, aprenden con cierta facilidad. Si bien es cierto que no destaca su comportamiento por nada en especial, responden muy bien al adiestramiento en obediencia.

Normalmente lo que mejor les va es el reforzamiento positivo y no al tradicional del castigo.
Como consejo, uno de los estilos más adecuados es el adiestramiento con clicker. Este mecanismo consiste en emplear un pequeño dispositivo mecánico que hace un ruido característico tipo “click” cuando presionamos una lámina metálica dispuesta a tal efecto.

Cuando se produce este “click”, los perros reciben un premio, por lo que cada vez que lo escuchen lo asociarán.

Cuando los cavalier King Charles spaniel están bien socializados y educados, no suelen presentar ningún problema de comportamiento más allá de los habituales, aunque también es cierto que pueden llegar a ser muy destructores con el entorno y para consigo mismos si desarrollan ansiedad por separación cuando se quedan solos durante mucho tiempo.

Convivencia y socialización

Es habitual que intenten reclamar constantemente la atención humana por lo que odian quedarse solos lo que le convierte en una raza a la que hay que dedicarle mucho interés e incluirlo en los planes de la familia.

A pesar de esto, es muy dócil así que se adapta perfectamente al ritmo de vida impuesto incluso en un apartamento pues son muy tranquilos y silenciosos y no precisan de un gran espacio.

Se adaptan muy bien a los niños por lo que resultan unas mascotas perfectas para una familia, ya que también se llevan bien con otros perros y animales. Normalmente se consideran unas buenas mascotas para propietarios primerizos.

Es un perro muy familiar así que disfruta mucho de la compañía en su hogar por lo que, si no pasas demasiado por casa, no es la raza más apropiada para ti ya que no soportan adecuadamente pasar mucho tiempo en soledad.

Por supuesto, si buscas un perro fiel, dulce, divertido y cariñoso, el Cavi está hecho para ti. Es un perro muy sociable y adora jugar constantemente. Además, como disfruta jugando, disfruta mucho aprendiendo órdenes y trucos (es muy inteligente) lo que hace muy fácil educarlo.

Además de jugar y aprender, otro de sus placeres favoritos es tumbarse acurrucado junto a su dueño. Lo que le hace aún más perfecto perro de compañía es que cumple también la función de perro de alerta en el hogar. No estamos ante una raza independiente.

Posibles enfermedades en la raza Cavalier King Charles Spaniel

El Cavalier es bastante resistente a enfermedades graves. Su esperanza de vida oscila entre los 12-15 años. Sin embargo, debido a la endogamia intensiva a la que ha sido sometida la raza, es posible encontrar ciertas enfermedades en esta raza.

  1. Luxación Rotular. Se trata de un problema común a las razas pequeñas donde se deslizan las articulaciones de la rodilla (luxación de rótula).
  2. Hipoacusia y sordera.
  3. Enfermedad de la Válvula Mitral (MVD). El problema de salud más grave encontrado en los Cavie. Este es un problema en el corazón donde puede ocurrir un colapso cardíaco congestivo y provocar incluso la muerte.
  4. Infecciones de oído. Las orejas largas impiden la circulación de aire, lo que puede dar lugar a bacterias amantes de la humedad que provocan la infección, por lo que deben revisarse y limpiarse con regularidad.
  5. Caída esporádica (Síndrome de Colapso Cavalier) o, simplemente, desmayo. Es común en varias razas y se trata de un síndrome y no de una enfermedad propiamente dicha. El perro se desmaya sufriendo una serie de
  6. Cataratas. Pérdida de la transparencia normal de la lente del ojo, pudiendo ocurrir en uno o ambos y conducir a la ceguera.
  7. Displasia de cadera. Artrosis de origen genético.
  8. Entropión: Es un problema en el párpado que lo hace girar hacia adentro. Aparecen pestañas en el borde del párpado que irrita la superficie del globo ocular y puede conducir a problemas más graves.

Dejar respuesta

Por favor escribe tu comentario
Nombre