Insuficiencia cardíaca en los perros (Cardiopatías)

0

Al igual que ocurre con los humanos, los perros también pueden sufrir problemas cardíacos, especialmente cuando llegan a una edad avanzada. De hecho, la insuficiencia cardíaca es una patología muy común en perros y la detención a tiempo es fundamental.

Las causas y los síntomas de las enfermedades cardíacas son muy variados. Veamos en detalle todo lo que debemos saber sobre su origen, síntomas, diagnóstico y tratamiento.

¿Qué son las cardiopatías?

Las cardiopatías (enfermedades del corazón), son de variada naturaleza, intentaremos hacer un pequeño resumen para que entiendas mejor como late el corazón de tu mascota y cuando debes acudir al especialista.

El corazón es un órgano hueco de naturaleza muscular. Está dividido en 4 cavidades (dos aurículas y 2 ventrículos). Las aurículas se comunican con los ventrículos a través de válvulas.

De ahí que tengamos como causa de cardiopatías las siguientes:

  • Trastornos en la producción y conducción de estímulos. Arritmias
  • Trastornos en las válvulas, que pueden ser de dos tipos: cuando deja pasar sangre se le llama insuficiencia, en cambio cuando obstruye el paso de la sangre se conoce como estenosis.

La insuficiencia cardíaca hace referencia a la imposibilidad de un órgano, en este caso el corazón, de cumplir con las funciones propias que permiten el funcionamiento normal del organismo. Así, un corazón con insuficiencia cardíaca no es capaz de bombear la sangre necesaria a todo el cuerpo.

Hay diferentes enfermedades del corazón que pueden sufrir los perros, enmarcadas según sean congénitas o adquiridas con la edad. El paso de tiempo suele empeorar la situación cardíaca, provocando mayores complicaciones que ponen en riesgo la vida del perro.

Factores de riesgo

Los perros que cumplen con una o algunas de las características a continuación descritas, tienen más posibilidades de sufrir una cardiopatía:

  • Perros con antecedentes genéticos de problemas cardíacos.
  • Algunas razas, como: Mastín, Boxer, Dóberman, Cocker Spaniel, Bullterier, Dalmata, Gran Danés, San Bernardo y Schnauzer gigante.
  • Perros de edad avanzada. Si tu perro ya ha cumplido más de 7 años, es muy probable que tenga problemas cardíacos. En general, todos los perros ancianos tienen algún tipo de cardiopatía. Asimismo, los perros de mayor tamaño, al envejecer a un ritmo más acelerado, tienen mayor posibilidad de sufrir estas patologías con anterioridad.
  • Perros pequeños. Los perros de tamaño mini tampoco se libran, pues son más propensos a padecer degeneración de las válvulas del corazón y endocardiosis.

Síntomas de enfermedad cardíaca en perros

Es importante reconocer y consultar al veterinario en el momento en el que observemos que nuestro perrito tiene alguno de los síntomas a continuación mencionados. En la mayoría de los casos, cuanto antes se diagnostica una patología, mejor será el pronóstico.

Arritmias

Uno de los principales síntomas son las arritmias. Un perro con arritmia presenta irregularidades en los latidos del corazón, que pueden estar provocados por muchos factores. La evaluación de un especialista es vital para descubrir el estado del órgano.

Debilidad, cansancio excesivo e incluso negación por el ejercicio

Este síntoma es especialmente visible tras realizar esfuerzos físicos o simplemente tras sus paseos diarios. Un perro sano acostumbrado a una rutina no debería presentar este síntoma. Si aprecias a tu perro fatigado tras su rutina, mejor haz una visita al veterinario.

Tos frecuente o crónica

Si tu perro tose con frecuencia y lo hace especialmente por la noche o tras un periodo de reposo, consúltaselo al veterinario, puede tratarse de tos cardíaca.

Ritmo cardíaco y presión arterial elevados

Para poder detectar estos síntomas es importante que realicemos controles veterinarios regulares a nuestro peludo amigo.

Dificultades respiratorias

Este se presenta como uno de los síntomas más comunes y visibles. Un perro con problemas cardiovasculares presentará problemas respiratorios, como dificultad respiratoria, jadeos y ronquidos frecuentes y respiración acelerada.

Coloración grisácea o azulada de las encías y lengua

Estas partes de la boca nos previenen de muchos problemas que el perro pueda estar sufriendo, como intoxicaciones, anemia y, en este caso, enfermedades cardiacas.

Pérdida de peso y /o apetito

Si nuestro perro mantiene su dieta habitual y no está condicionado por otros factores como el aumento de la temperatura o momentos de estrés, la pérdida de peso y/o apetito es un claro signo de enfermedad que debe alarmarnos.

Hinchazón del abdomen

Otro signo que podemos observar es hinchazón en la zona de la barriga de nuestro perro, como resultado de la acumulación de líquido en el abdomen (edema).

Desmayos

Al no poder bombear bien la sangre a todas las partes del cuerpo, el riego sanguíneo no es capaz de propagarse con efectividad por todas las zonas del cuerpo, como el cerebro. Esto provoca, además de debilidad, desmayos habituales.

Vómitos

Aunque este síntoma es muy común también en otras enfermedades, un can que regurgita bilis regularmente puede tener algún problema de corazón, por congestión circulatoria a nivel de hígado y vesícula.

Otros síntomas asociados a una insuficiencia cardíaca

  • Soplos cardíacos
  • Ritmo cardíaco lento
  • Colapso
  • Aumento de peso
  • Golpes de calor
  • Apatía
  • Letargo
  • Nerviosismo acusado especialmente por la noche
  • Cambios de humor

Cualquiera de estos síntomas ocasionados repentinamente debe servir para motivarnos a visitar al veterinario. Sin embargo, no debemos alarmarnos antes de tiempo porque pueden deberse también a signos de envejecimiento u otras dolencias.

Enfermedades cardiovasculares en perros

Los infartos de miocardio, infecciones o tumores cardíacos son muy poco frecuentes. Sin embargo, hay algunas otras enfermedades del corazón muy habituales entre los perros.

Filariosis canina o enfermedad del gusano del corazón

La filariosis o enfermedad del gusano del corazón es una patología muy grave ocasionada por la picadura de un mosquito. Al picarle, larvas de gusanos entran en el organismo del perro y se reproducen en el corazón y los pulmones del can, provocando un efecto obstructivo que en función de dónde se localice así serán los síntomas. Respiratorios o congestivos en la circulación en general.

Pericarditis

Al pericardio le llamamos una doble membrana que recubre al corazón. La pericarditis es el nombre que recibe la inflamación del pericardio. Con esta enfermedad, en algunas ocasiones esta membrana almacena más suero de lo normal, lo que provoca presión, hinchazón e inflamación, provocando un dolor agudo y repentino en la zona.

Cardiomiopatía o miocardiopatía dilatada

Cuando un perro es diagnosticado con miocardiopatía dilatada, las paredes del músculo cardíaco son incapaces de contraerse con fuerza. Esto provoca una acumulación de presión y volumen sanguíneo y la subsecuente dilatación del músculo.

Endocarditis

Las válvulas son las afectadas en esta enfermedad. Tras infectarse por un microorganismo, las bacterias crean vegetaciones dentro de los conductos sanguíneos del organismo del perro.

También existe la hipertrofia cardíaca como consecuencia de una cardiopatía. En este caso las paredes musculares se engrosan como respuesta a un aumento del trabajo cardíaco.

Endocardiosis valvular

Esta enfermedad adquirida con la edad provoca el deterioro progresivo de las válvulas del corazón.

¿Cómo prevenir las enfermedades del corazón?

A continuación, os ofrecemos unos consejos de prevención contra los problemas de corazón. Incluso en las cardiopatías congénitas, donde ya está presente las disfuncion,estos consejos te servirán también para cuidar de tu perro potenciando su calidad de vida.

  • El sobrepeso aumenta el riesgo de problemas cardíacos, sigue una alimentación equilibrada y de calidad, especialmente en perros de edad avanzada
  • Actividad física regular y moderada, de unos 30 minutos cada paseo. En verano ten presente hacer los paseos en los horarios más frescos del día.
  • Evita las golosinas
  • Utiliza arnés en los paseos y evita los collares
  • En el caso que te diagnostiquen insuficiencia cardíaca la correa debe ir lo más corta posible ( para así evitar la disnea al correr)

Además de seguir los consejos señalados, es fundamental visitar al veterinario en el momento en el que observemos sintomatología de enfermedad cardíaca. El profesional le realizará las pruebas pertinentes, como un electrocardiograma, y le pondrá el tratamiento más adecuado.

Si finalmente resulta que tu amigo tiene una cardiopatía, el tratamiento a seguir será probablemente de por vida. Además, deberá hacerse revisiones periódicas para controlar el avance de la enfermedad.

Bibliografía
Carlson y Giffin (2002): Manual práctico de veterinaria canina. Madrid: Editorial el Drac.
Aspinall, V. Manual completo de la enfermería veterinaria. UK: Editorial Paidotribo. http://www.paidotribo.com/pdfs/1105/1105.0.pdf

Licenciada en Veterinaria en la Universidad Agraria de la Habana. Especializada en pruebas biológicas y control de calidad (Industria farmacéutica). Colaboradora en ONGs de protección animal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí