Niños y perros ¿Cómo educarlos?

1103

A diario vemos por la calle a niños que se acercan a acariciar a perros que no conocen, con una confianza muy excesiva. Algo que no sólo puede asustar al perro sino que puede resultar extremadamente peligroso.

Lo mismo ocurre con los hogares donde hay perros y llega un niño, o con los hogares donde hay niños y llega un nuevo perro. Hay que educar tanto a los perros cómo a los niños, ya que es de vital importancia que ambos sepan cómo respetarse y cuidarse.

¿Cómo educar a un niño para que interactúe con perros?

Lo primero que debemos saber es que no es lo mismo educar a un niño para que se comporte con un perro que tenemos en casa, es decir que sea parte de nuestra familia, que por ejemplo, con un perro que se pueda cruzar por la calle y al que no conozca de nada.

perro jugando con un niño

Cuando decimos “niño” obviamente nos referimos a niños y niñas de edad inferior a catorce o quince años, aunque sobre todo a edades inferiores a los diez años, donde aun son inconscientes por propia naturaleza y pueden hacer algo que dañe al perro.

Cómo debe actuar un niño frente a un perro desconocido

  • No es recomendable acercarse a un perro desconocido, tocarlo, hablarle ni mirarle fijamente a los ojos. Debemos hacer que nuestro hijo/a aprendo esto correctamente.
  • Antes de intentar acariciar a un perro, debe preguntarle previamente a su dueño. Si su dueño no está, no debe acercarse nunca al perro.
  • Si el dueño accede a que nuestro hijo/a pueda acariciar al perro, porque el cómo su dueño conoce su carácter y sabe que no supondrá un peligro, nuestro hijo debe acercar su mano muy suavemente y dejarla quieta, para que el perro pueda olerle.
  • Una vez olida la mano del niño, puede acariciar al perro muy suavemente por su lomo y laterales del cuello. Nunca debe acariciar su cabeza, hocico ni otras partes que puedan molestar al perro.
  • No correr hacia el perro, no gritar ni hacer movimientos bruscos que puedan asustarlo.

Cómo debe actuar un niño frente a un perro de la familia

Cuando el perro no es un desconocido sino que es un perro de la familia o nuestro propio perro, nuestro hijo/a deberá seguir las normas anteriores y además añadir unas nuevas:

  • El perro no es un juguete, no montarlo ni hacerle trastadas cómo tirarle del rabo o las orejas.
  • No molestar al perro cuando está durmiendo o comiendo, nunca.
  • No asustar al perro, no pegarle jamás y obviamente respetarlo cómo un miembro más de la familia.
  • Nunca poner tu cara delante de la cara del perro, de su hocico.
  • No abrazarlo cómo si fuera una persona (eso agobia a muchos perros).
  • No quitarle nunca nada de la boca (ni juguetes ni comida).
  • No jugar con el al tira y afloja con juguetes.

En realidad hacer feliz a un perro es muy sencillo, sólo hay que seguir ciertas pautas para no molestarlo y que haya una convivencia perfecta en la familia.

¿Puede un perro atacar a un niño?

No sólo puede sino que lo hará, un perro asustado puede lanzar una mordida para defenderse. Un pero vigilante atacará si alguien desconocido se acerca. Los perros no son malos, no nos confundamos, nosotros también actuamos igual a diferente escala.

cosas que un niño no debe hacer a un perro

Es simplemente que hay que educar a los niños para que sepan respetar a los perros cómo se merecen, cómo uno más de la familia y no cómo un pasatiempos / juguete.

Nunca y bajo ningún concepto hay que dejar a solas a un niño pequeño con un perro, el niño inocentemente puede dañar o provocar al perro, no sabrá interpretar las señales del perro cuando muestra peligro y puede resultar herido.

A partir de los doce o catorce años de edad, los niños ya adquieren cierta responsabilidad y conocimientos sobre cómo interpretar dichas señales. No obstante tanto el niño cómo el perro, son responsabilidad siempre de un adulto.

Los perros son cariñosos, nobles, leales y muy familiares, siempre y cuando estén bien educados y los niños los respeten. Si nuestro hijo no respeta las normas, simplemente no debemos dejar que se acerque a perros.

¿Cómo educar a un perro para que interactúe con niños?

Los perros son seres sumamente inteligentes, pero obviamente tienen un límite y hay cosas que no saben evaluar. Cómo por ejemplo el por qué un niño le está tirando del rabo y las orejas y nadie hace nada.

Es nuestra responsabilidad, y sólo nuestra, educar correctamente a nuestro perro o cachorro para evitar que adquiera conductas inadecuadas. Un perro bien educado no sólo es una garantía frente a posibles problemas con niños, sino que además es una garantía para nosotros mismos.

Si nuestro perro tiene la mala costumbre de morder jugando o ser un poco bruto, debemos enseñarle a morder sus juguetes con el juego para que no muerda a niños ni adultos (jugando obviamente): Cómo enseñar a un cachorro a no morder.

perro oliendo a bebe

¿Cómo debo presentarle a mi perro, mi nuevo hijo?

Lo ideal es que mientras el niño esté en el hospital los primeros días, le llevemos al perro algún pañal usado o ropa usada por el bebé para que nuestro perro identifique su olor.

Cuando nuestro hijo salga del hospital y llegue a casa por primera vez, debemos seguir un ritual muy sencillo para presentárselo al perro:

  • El perro debe haber llegado de un largo paseo, donde haya corrido y gastado sus energías. Cuanto más cansado y relajado esté, mucho mejor.
  • Debemos ir a saludar al perro cómo siempre, hacerle mimos y caricias pero sin excitarlo mucho.
  • Debemos dejar que el perro se acerque a oler al niño. Es algo completamente normal y necesario, ya que los perros conocen a otros perros y a las personas mediante su olor. Nuestro perro debe tener la oportunidad de olerlo o incluso lamerlo. NUNCA debemos dejar que esto se haga sin supervisión, un adulto responsable debe estar a cargo del niño y otro adulto a cargo del perro, dejando que lo huela y lo conozca pero con precaución.
  • Los perros detectar nuestro nerviosismo, debemos estar tranquilos y alegres, hablarle al perro, etc….

El sentido común es nuestra principal baza, si nuestro perro es agresivo debemos omitir por completo estos pasos. Y sea o no sea agresivo el perro, recordar no dejar nunca a solas niños y perros.

Si te ha gustado el artículo y te ha sido de utilidad, ayúdanos a mantener la web en marcha! : Dale “Like” o Compártelo en las redes sociales  🙂 ¡Gracias!

Guardar

Deja tu consulta o comentario