¿Cómo es el sueño de los perros?

0

Todos los que convivimos con un perro hemos tenido la ocasión de observar cómo nuestro compañero, completamente dormido, comienza a agitar sus patas como si estuviese corriendo tras un conejo.

Y esa es precisamente la interpretación más extendida de estos movimientos, aunque lo cierto es que solo sabemos que se trata de la fase REM del sueño. Porque, aunque se ha comprobado que los perros pueden soñar, ¿sabemos cuál es el contenido de sus sueños?

Los perros duermen como los humanos

Los perros presentan un ciclo del sueño muy reconocible, ya que es como el que atravesamos los seres humanos. Así, es posible distinguir un par de fases, con múltiples diferencias, que podremos observar directamente si nos fijamos en nuestro perro. Estas son sus características:

  • Sueño de onda lenta: es un período prolongado de sueño ligero. El cuerpo entra en un estado de relajación y el cerebro disminuye su actividad. Todo en el perro nos señala esa baja actividad. Así, la respiración es lenta y el corazón también enlentece su ritmo.
  • Sueño paradójico: esta fase es la que nos interesa porque en ella tiene lugar la fase REM, un período breve de tan solo unos minutos de duración. Supone un sueño profundo, pero no para el cerebro, que dispara su actividad. La respiración se acelera, se vuelve irregular y se producen los movimientos que nosotros interpretamos como un sueño.

Mi perro se mueve cuando duerme

Los movimientos característicos de la fase REM los entendemos como un sueño del perro. En concreto, un sueño de carrera y persecución de alguna presa o juguete. Pero hay que saber que estos movimientos, que podremos identificar perfectamente, son resultado de la propia fase REM. Su desarrollo, que durará unos minutos, es el siguiente:

  1. Espasmos o temblores en distintas partes del cuerpo. Incluso los ojos pueden llegar a abrirse.
  2. Movimientos de las patas como si de una carrera se tratase.
  3. Diferentes sonidos que incluyen lloros, ladridos, aullidos, gruñidos, etc.
  4. Respiración agitada igual que cuando el perro está corriendo de verdad.

¿Los perros sueñan como los humanos?

Se han realizado diferentes estudios científicos para investigar el sueño de los perros. Lo que se ha comprobado es que sufren cambios eléctricos a nivel cerebral exactamente iguales a los que se detectan en las personas mientras están soñando. En este aspecto, hay pocas diferencias entre ellos y nosotros.

Así, si atraviesan por los mismos procesos y pasan por las mismas fases, no es aventurado afirmar que, aunque no nos lo puedan contar por la mañana, poseen la capacidad de soñar. De hecho, para el perro las imágenes que ve durante el sueño son asimilables a las reales. Es decir, para él es como si verdaderamente estuviese viviendo lo que sueña.

Por suerte, el cerebro dispone de un mecanismo para impedir que ejecute las acciones. Así puede soñar con atrapar una pelota sin necesidad de que se levante dormido a buscarla. Pero el cerebro no inhibe por completo toda la actividad y el resultado son los movimientos que observamos durante la fase REM. Que pueden soñar parece confirmado. Falta saber qué.

Los perros que más sueñan

Aunque todos los perros presentan fase REM y, por lo tanto, la capacidad para soñar, quizás en algunas etapas de su vida sueñen más que en otras. Esta idea parte de que normalmente se registran más movimientos durante la fase REM en cachorros y en perros de edad avanzada.

Se cree que se debe a que el sistema cerebral que frena esta movilidad es todavía inmaduro a edades tempranas y, al contrario, se ve afectado por el envejecimiento en perros ancianos, lo que lleva a que cometa más errores.

¿Con qué sueña mi perro?

Si asumimos que el mecanismo del sueño es similar entre humanos y perros, podría también pensarse que sus sueños se relacionarán con sus actividades cotidianas y recogerán elementos que le han sucedido durante el día, así como personas u otros animales que conoce o hechos que para él han tenido trascendencia por algún motivo.

De hecho, en estudios realizados con ratas registrando modificaciones en el hipocampo, sí se ha podido comprobar que en la fase correspondiente al sueño revivían acciones que habían llevado a cabo durante el día, mientras estaban completamente despiertas. Es otro dato que ayuda a confirmar el tipo de sueños que puede tener un perro.

Eso sí, es probable que en el perro estos sueños se elaboren desde el sentido del olfato, ya que es el más desarrollado en ellos. Si queremos hipotetizar sobre sus sueños más comunes, deberíamos adoptar la perspectiva canina y pensarlos más olfativos que visuales. En cualquier caso, no sabemos si al despertar recuerdan que han soñado ni con qué.

¿Por qué los perros tienen pesadillas?

Igual que pensamos que tienen sueños, es posible suponer que los perros tendrán pesadillas. Pero conviene insistir en que los movimientos asociados a la fase REM no tienen por qué ser sinónimo de un mal sueño. Por eso no conviene despertar al perro en esta fase.

Lo que sí parece cierto es que aquellos ejemplares sometidos a situaciones de estrés graves duermen menos tiempo y padecen alteraciones en el ciclo del sueño. Esto tendrá repercusiones en sus sueños potenciales.

En cualquier caso, nuestro perro debe disponer de una cama confortable para descansar, dispuesta en un lugar resguardado de las inclemencias del tiempo y, por supuesto, es fundamental que respetemos sus tiempos de descanso. Además, verlo dormir relajado y experimentar la fase REM es un indicativo de bienestar.

Bibliografía
Fogle, Bruce (1999). Los Perros hablan sobre sus Dueños. Madrid. Ateles editores.
Louie y Wilson (2001). «Temporally Structured Replay of Awake Hippocampal Ensemble Activity during Rapid Eye Movement Sleep». Neuron. Vol. 29. Issue 1. pp. 145-156.

Auxiliar Técnico Veterinaria y presidenta de una protectora de animales. Desde niña mis intereses giraron alrededor de los animales, la lectura y la escritura, por eso me formé para ejercer como ATV y me doctoré en Filoloxía Galega. Además, estoy vinculada a la protección animal a través de protectoras. En la actualidad soy casa de acogida de siete perros y cinco gatos. Escribir sobre perros es una forma de compartir los conocimientos que he adquirido sobre ellos a lo largo de los años, a la vez que me permite unir mis profesiones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí