Consejos para que tu perro haga sus necesidades en un solo lugar

Tanto si tenemos un pequeño cachorro cómo si tenemos un perro adulto, enseñarle a hacer sus necesidades en un solo lugar o fuera del hogar es imprescindible para mantener una convivencia higiénica.

Con estos sencillos consejos lograrás que tu perro aprenda a hacer pipí y caca donde tu quieras y en los horarios que estimes precisos ¿Preparad@?

Información previa

Recuerda que los cachorros son el equivalente a un bebé humano, por lo que tardarán más que un perro joven o adulto en aprender a hacer sus cosas donde tu quieras. Simplemente ten paciencia y se insistente, todos aprenden.

Nunca castigues a tu perro por hacer sus necesidades donde no debe, recuerda que su educación es tu responsabilidad y con el castigo no soluciona nada. Insisto, se paciente.

Los horarios, imprescindibles

Los perros son animales de costumbres, se adaptan perfectamente a las rutinas y por eso debemos marcar un horario estricto de salidas. El cuál debemos respetar todos los días si queremos que aprendan a orinar fuera de casa.

Recién levantados es cuando más necesidad de orinar y defecar tendrán, por lo que salir a dar un paseo es lo más recomendable, así podrán liberarse en la calle.

Un rato después de las comidas, sobre treinta o cuarenta minutos tras haber comido, también es recomendable darles un paseo, sobre todo si son cachorros (los cuales necesitan más entrenamiento para conseguir este objetivo).

Una buena rutina de paseos para un perro joven o adulto puede ser:

  • Al despertarse por la mañana (sobre las 9.00h)
  • A medio día (sobre las 13.00h)
  • A media tarde (sobre las 18.00 – 19.00h)
  • Antes de dormir (sobre las 23.00h)

Si es un cachorro y está aprendiendo a hacer sus cosas fuera del hogar, debemos sacarlo a pasear también tras cada comida (esperando una media hora desde que ha comido).

Los paseos deben durar un mínimo de 15 minutos para que nuestro perro pueda olisquear y decidir tranquilamente donde quiere orinar o hacer popó. Paseos siempre tranquilos y sin prisas

Adaptar un lugar en casa para que orine nuestro cachorro

Si tu cachorro aun no tiene todas sus vacunas puestas y no puede salir a pasear, puedes adaptar un rincón en casa para que haga ahí sus necesidades. En dicho sitio puedes poner papeles de periódico o incluso toallitas absorbentes para perros (de venta en tiendas de mascotas).

Recuerda que dicho sitio debe estar siempre accesible para nuestro cachorro y que no debe estar cerca de su bebedero ni comedero, por motivos higiénicos.

perro orinando en un arbol

Los premios, el gran secreto

Todos sabemos que a los perros les encanta comer, así que lo mejor que podemos hacer es darle un premio a nuestro perro cuando haga sus cosas en el lugar que queramos.

Es decir, si salimos a pasear y hace pis o caca fuera de casa, al terminar de hacer sus necesidades debemos felicitarle y darle un premio (un poco de comida, una galletita para perros, un trozo de salchicha….).

De esta forma nuestro perro aprenderá mucho más rápido, porque cuando se trata de conseguir comida… su memoria es infinitamente mejor.

Olvida los castigos, no funcionan

Son muchos los perros que se orinan en casa porque aun no han aprendido bien a hacer sus cosas fuera del hogar, porque se emocionan al vernos, porque sufren de incontinencia por algún problema médico, porque beben demasiada agua o porque no los sacamos las suficientes veces.

Nunca castigues a un perro por orinarse dentro de casa, no le regañes ni tampoco te enfades, porque no sirve para nada. Simplemente limpia e ignóralo, el aprenderá rápidamente que es fuera donde debe hacer sus cosas.

Los castigos solo crean frustración, miedos y problemas de conducta, incluso agresividad por lo que están totalmente prohibidos.