¿Cada cuánto tiempo hay que desparasitar a un perro?

Una de las rutinas que debemos fijarnos como cuidadores de perros es la desparasitación. Esta puede ser interna o externa, según los parásitos se localicen en el exterior o en el interior del cuerpo del perro.

La desparasitación, además, debe comenzar a partir de los quince días de edad y se repetirá a lo largo de toda la vida del perro. Veamos cuando se debe desaparasitar a un perro y con qué frecuencia debemos repetirlo.

La desparasitación interna

A nivel interno, los perros pueden sufrir la infestación de diferentes parásitos. Los más comunes son los que ocupan el sistema digestivo. Pero también hay parásitos que se van a alojar en los pulmones o en el corazón.

Es muy importante que empleemos productos antiparasitarios contra estos gusanos. En primer lugar, porque algunos son capaces de provocar graves enfermedades que incluso resultan mortales. Un ejemplo es el gusano del corazón que causa la filariosis.

Pero, también debemos proteger a nuestro perro porque varios de estos parásitos pueden transmitirse a los seres humanos. Son especialmente susceptibles los niños porque pueden ingerir tierra donde se encuentren huevos de gusanos o comer con las manos sin lavar.

La desparasitación externa

Son varios los parásitos que podemos encontrar sobre el cuerpo de nuestro perro. Las pulgas y las garrapatas son, con diferencia, los más habituales. En función de la zona en la que vivamos y la propia predisposición del perro, encontraremos en mayor cantidad pulgas, garrapatas o ambos.

Los parásitos externos no son únicamente una molestia estética. Las garrapatas, al succionar sangre para alimentarse, son capaces de transmitir enfermedades de gravedad como la babesia o la erliquia. Por otra parte, las pulgas también causan hemobartonelosis o transmiten parásitos intestinales como la tenia.

Al tratarse ambas de parásitos hematófagos, infestaciones graves pueden provocar también anemia. Además, las pulgas pican a otros animales y a los seres humanos. Son difíciles de eliminar del ambiente.

dando-una-pastilla-antiparasitos-a-un-perro

¿Cada cuanto tiempo desparasitar a un cachorro?

Los cachorros pueden adquirir parásitos de su madre o del entorno desde el mismo momento de su nacimiento. Atendiendo a las características y al desarrollo de los gusanos intestinales que pueden afectarles, se ha marcado como fecha de la primera desparasitación interna los quince días de vida.

Pero una única desparasitación no va a ser suficiente para eliminar todos los gusanos a los que va a estar expuesto. Por eso se fija otra desparasitación interna a los quince días y esta se repite cada 2-4 semanas. Se procura que coincida unos días antes de cada vacuna, ya que, para que su administración sea eficaz, el perro debe estar bien desparasitado.

Una vez cumplido el calendario de vacunaciones, como pronto a las 12 semanas, la pauta de desparasitación interna seguirá las recomendaciones para los perros adultos. En cuanto a la desparasitación externa, es conveniente iniciarla aunque el cachorro todavía no salga a la calle. Será nuestro veterinario quien deba recomendarnos el producto apto para cachorros.

¿Cada cuanto tiempo desparasitar a un perro adulto?

Los perros pueden contraer parásitos tanto internos como externos del entorno o del contacto con perros u animales. Es fácil que los parásitos intestinales pasen desapercibidos porque en un perro sano no suelen dar síntomas. Pero sí van a poder transmitirlos incluso a humanos. Lo mismo sucede con los externos. Además, las pulgas, infestan el ambiente.

En él crecen sus formas larvarias. Si no prevenimos que el perro contraiga pulgas, podemos encontrarnos con la casa infestada, siendo compleja su erradicación. La desparasitación interna y externa de los perros adultos se adapta a sus condiciones de vida. Como norma general, la desparasitación externa es mensual y la interna cada 3-4 meses.

Pero va a depender mucho del producto seleccionado, ya que algunos mantienen el efecto preventivo más de cuatro semanas. En cambio, en casos como la época de fuerte presencia de pulgas, puede ser necesario desparasitar antes de cuatro semanas. Por eso es importante establecer, junto al veterinario, el calendario de desparasitaciones más adecuado.

¿Cuales son los productos para desparasitar?

En el caso de los cachorros, lo más empleado para la desparasitación interna es el jarabe, que podemos administrar fácilmente con una jeringuilla. Cuando crecen y en los perros adultos, suele recurrirse a pastillas. Las hay con sabores agradables para el perro, lo que propicia que las ingiera él solo, a modo de golosina.

En cuanto a la desparasitación externa, son muy utilizadas las pipetas y los collares. En perros más pequeños tanto en edad como en tamaño puede recurrirse al espray. Períodicamente nos encontramos con avances en el mundo de la desparasitación.

Así, se lanzan productos que cada vez son activos frente a más parásitos y sus diferentes fases de crecimiento o que, con una pipeta o pastilla, eliminan tanto parásitos internos como externos. Según la zona en la que vivamos, estos productos deben actuar frente a los moquitos que transmiten gusanos del corazón o leishmanias.

Mi perro tiene parásitos aunque lo desparasito

Ningún producto desparasitador va a tener un 100 % de eficacia. Además, aunque hemos hablado de una frecuencia mensual o trimestral para la desparasitación, habrá circunstancias en las que sea necesario desparasitar con más frecuencia.

Por otra parte, hay parásitos que pueden no estar comprendidos en el producto que hemos escogido. Un ejemplo son las giardias, que no suelen eliminarse con los desparasitadores de uso regular.

Por eso, si nuestro perro presenta diarrea debemos acudir al veterinario. Pueden ser parásitos aunque lo hayamos desparasitado. El veterinario tendrá que darnos un tratamiento específico.

Bibliografía
Carlson y Giffin. 2002. Manual práctico de veterinaria canina. Madrid. Editorial el Drac.