Enfermedades transmitidas por pulgas

1

Cuando aceptamos la responsabilidad de adoptar a un perro y compartir nuestra vida con el, también adquirimos la obligación de cuidar de su salud. Entre lo que obviamente se incluye, mantenerlo libre de parásitos cómo pulgas, garrapatas o parásitos intestinales.

No somos conscientes del peligro de las enfermedades que contagian las pulgas, pensamos que solo pueden picar y molestar pero lo cierto es que también pueden transmitir graves enfermedades tanto a perros cómo a humanos.

Desde Soyunperro vamos a explicar todo lo que debes saber sobre estos molestos parásitos, cómo localizarlas, cómo erradicarlas y los problemas de salud que pueden causarnos.

Cómo saber si el perro o nosotros tenemos pulgas

Las pulgas son pequeños parásitos externos que se alimentan de la sangre animal y ocasionalmente humana. Su tamaño es milimétrico y su aspecto se puede observar macroscópicamente a simple vista ya que van dando pequeños saltos y son oscuras.

En un paseo por el campo, si pueden elegir, siempre preferirán al perro ya que se sienten más cómodas y refugiadas en zonas con mucho pelo.

Para saber si un perro tiene pulgas, debemos observarlo y ver si se rasca más de lo habitual. Las pulgas son muy molestas para los perros y provocan un rascado exagerado e incluso alguna irritación en la piel, sobre todo por la zona del lomo.

Apartando el pelo del perro con la ayuda de las manos, podremos ver si en su piel hay pequeños puntos negros moviéndose de un lado hacia otro. Si los vemos, son pulgas.

Para saber si un humano tiene pulgas el proceso es similar aunque más sencillo, si notamos un picor excesivo por diferentes partes del cuerpo es probable que tengamos pulgas. Pero para asegurarnos debemos buscar las picaduras.

pulgas en perro

¿Qué problemas de salud pueden generar las pulgas?

Desafortunadamente las pulgas no son parásitos inofensivos, sino que además de lo molestas que pueden llegar a ser por el picor que producen (su saliva), también puede portar y contagiar muchas enfermedades, tanto al perro cómo a nosotros. Los síntomas suelen ser: alopecia, eritema, hiperqueratosis (piel seca)…

Además, hay muchos perros y humanos que presentan hipersensibilidad a su picadura (DAPP), lo que significa que si nos pica una pulga podremos tener una reacción cutánea muy similar a una dermatitis o alergia. Se produce por un alérgeno de la saliva de la pulga, serán casos muy pruriginosos.

Estas son algunas de las enfermedades que contagian las pulgas con su picadura:

  • Dipylidium caninum: también conocida como tenia canina, es un gusano que se desarrolla, crece y alimenta dentro del intestino del perro tras ingerir la pulga con dicho parásito. Generalmente solo afecta a perros (también puede afectar a niños) y es necesario tomar medicación para eliminarla o causará problemas intestinales.
  • Peste negra: puede sonar un poco alarmante pero esta enfermedad es común en ratas, las cuales también tienen pulgas que pueden ser contraídas por el perro y adquirir así la enfermedad. Es poco probable, ya que hoy en día está erradicada en el 98% de países pero siempre existe riesgo de contagiar a humanos.
  • Enfermedad de Lyme: Se trata de una enfermedad compleja común en bosques nórdicos que afecta tanto a animales salvajes como a perros y humanos. No suele ser mortal, pero los síntomas pueden ser bastante desagradables para nuestra mascota.
    Los síntomas principales de la enfermedad de Lyme son: artritis, deformación de las articulaciones (y por ello cojera crónica intermitente), carditis, nefritis y fiebre.

La mayoría de estas enfermedades están poco desarrolladas en España, pero siempre existe riesgo. Si sabemos que estamos contagiados de pulgas debemos acudir al médico para asegurarnos de que no hay ningún problema de los mencionados. Así mismo, si el perro se ha contagiado, debemos llevarlo al veterinario.

Cómo prevenir y eliminar pulgas

Siendo conscientes de que las pulgas vendrán en el mayor número de los casos alojadas en el perro, bien porque ya las tuviera cuando lo adoptamos o bien porque las haya adquirido durante un paseo o juegos con otros perros la mejor opción en este caso será el tratamiento. Pero mucho más efectivo a largo plazo es la prevención.

Podemos y debemos aplicar tratamientos preventivos en nuestro perro para evitar que adquiera pulgas y otros tipos de parásitos externos. Para ellos podemos usar los siguientes productos:

  1. Pastilla masticable “bravecto” (furalaner) para eliminar pulgas actuales y las que adquiera a lo largo de tres meses.
  2. Collar antiparasitario.
  3. Pipeta.
  4. Mantener al perro limpio: Cepillarle a menudo y bañarlo con frecuencia.

Las tres primeras opciones las encontraremos en clínicas veterinarias, son económicas. Para los baños del perro, podemos adquirir también un jabón especial contra parásitos, de esta forma tendremos más seguridad (aunque son más efectivas las primeras tres opciones).

Recuerda que una pulga puede poner más de veinte huevos al día, de forma que si entra una pulga en casa, en menos de una semana podemos tener una infestación brutal. Los huevos de pulgas y larvas pueden alojarse en alfombras, sofás, mantas, ropa….

Si sospechas que puedes tener pulgas en casa, no dudes en aplicar estos sencillos y efectivos consejos: Cómo eliminar pulgas en el hogar.

En casos muy extremos y poco frecuentes hoy en día donde ya se haya producido una plaga incontrolable, será necesario contactar con un exterminador profesional. Así que siempre es mejor, prevenir que lamentar.

Miguel Fraga García-Yanes
Graduado en veterinaria en la universidad Alfonso X El Sabio (Madrid). Colegiado 8917 en Madrid. Ampliando conocimientos en cirugía de tejidos blandos, endoscopia y dermatología. Interés por los animales desde muy pequeño y en compañía de Max desde hace 11 años.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí