¿Es bueno tener un seguro médico para perros?

0

Adoptar a un perro conlleva una serie de gastos fijos cómo su comida, correa o productos antiparasitarios, sin olvidar las vacunas obligatorias y las recomendadas, que debemos ponerle cada año. Es decir, tener un perro no es gratis, mantenerlo bien tiene un gasto asociado que debemos asumir.

Además de ellos, debemos tener presente que también pueden surgir imprevistos, cómo una enfermedad o un accidente que requiere de atención veterinaria y medicación. Estos imprevistos pueden ser a veces, un problema económico grave. Por eso, disponer de un seguro para perros con una buena cobertura, es una muy buena idea. Veamos en detalle lo que nos ofrecen.

¿Qué cubre y qué no cubre un seguro para mascotas?

Comencemos por lo que no cubre, los seguros médicos para perros no cubren el mantenimiento básico, es decir, no cubren su comida, sus gastos médicos normales cómo sus vacunas o la desparasitación. Es algo completamente normal, ya que el coste del mantenimiento normal de un perro siempre corre a cargo de su humano.

Lo que si cubren los seguros médicos para mascotas son los gatos ocasionados por enfermedad o accidentes, es decir, si atropellan a nuestro perro por ejemplo, los gastos veterinarios de dicho accidente estarían cubiertos, de la misma forma que si nuestro perro enferma y precisa de medicación u hospitalización, también podremos usar nuestro seguro médico para perros.

Cada seguro ofrece unas coberturas concretas y aunque lo cierto es que la mayoría son muy similares, debemos informarnos siempre en profundidad sobre lo que cubren y no cubren. Y sobre todo, si se trata de un seguro de confianza, respaldado y que siempre responda ante problemas. No te dejes engatusar por los seguros baratos que no siempre dan la cara, cuando hay que hacerlo.

¿Cuando es el mejor momento para contratar un seguro veterinario?

En realidad el mejor momento es cuanto antes, a partir del tercer mes ya lo puedes contratar. ¿Por qué? porque así estaremos cubiertos desde el primer momento. Podemos pensar que los cachorros al ser perros jóvenes, no enferman. Pero nada más lejos de la realidad, la mayoría de enfermedades veterinarias se detectan en perros jóvenes (alergias alimentarias, síndromes, enfermedades adquiridas cómo el parvovirus, etc….).

Así que una buena práctica es la de contratar un seguro veterinario poco después de adoptar al perro, así estaremos cubiertos en el caso de que surja algún accidente y solamente tendremos que hacernos cargo de los gatos básicos y normales del perro. Pero no de sus posibles enfermedades o accidentes.

Coberturas de Mascota Segura

Mascota Segura de Aon, un buen seguro

Mascota Segura es una excelente opción a la hora de decidirnos por un seguro médico para nuestro perro, ya que están cubiertos por Liberty Seguros y respaldado por AON, correduría de seguros número uno a nivel mundial desde los años noventa. Es decir, es un seguro bien respaldado que siempre responde.

Mascota segura es un seguro para perros que trabaja a través del reembolso, es decir, el propietario del perro paga los gatos y el seguro se los reembolsa. Con esta póliza recibiremos el 80% en caso de enfermedad y el 100% en caso de accidente, de los gastos médicos por accidente o enfermedad hasta un máximo de 1.000€/año en cualquier veterinario. Si acudimos a cualquiera de sus más de 500 centros concertados, recibiremos el 100% tanto si es por accidente cómo si es por enfermedad.

Además, también incluye, en el lamentable caso de ser necesario, los gatos de eutanasia e incineración. También los gastos de alojamiento si hospitalizan a su propietario. Es decir, hablamos de un seguro canino muy completo. El seguro médico de accidentes y enfermedades tiene un precio medio de unos 175€/año.

¿El seguro veterinario es el mismo que el de responsabilidad civil?

No, un seguro de responsabilidad civil es el que cubre los daños que el perro pueda ocasionar. Por ejemplo, los catalogados como perros potencialmente peligrosos tienen que tener contratado por ley, un seguro de responsabilidad civil.

Por otro lado, está el seguro veterinario, que es opcional para todos los perros y que se limita a cubrir gastos médicos, pero no gastos de daños provocados por lo que nuestro perro puede hacer, por ejemplo, morder a alguien en el peor de los casos.

No obstante, se puede contratar un mismo seguro que incluya gastos veterinarios y responsabilidad civil, cómo en el caso del seguro Mascota Segura (seguro mixto).

Adiestrador canino, titulado en el centro de educación canina Larcan. Técnico en modificación de conducta, ampliando estudios en etología canina. Ilusiuonado por compartir conocimientos y experiencias con los lectores de Soyunperro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí