Lhasa Apso

El origen del Lhasa Apso es sin lugar a dudas Tibetano, se remonta a dos mil quinientos años donde era utilizado como un guardián sagrado. Los monjes Tibetanos lo utilizaban no solo para proteger los templos como demonios, sino como un excelente compañero de caza debido a su increíble oído y olfato.

Con el paso de los años fue extendiéndose hacia el resto del mundo, donde sigue siendo utilizado para el arte de la caza y como perro de belleza en exposiciones caninas, debido a su gran manto de pelo. No cabe duda de que es un autentico Tibetano y como tal, agradecerá los climas fríos antes que los cálidos.

lhasa apso perros

Características de la raza Lhasa Apso

El Lhasa Apso es un perro de estatura pequeña, apenas supera los veinticinco centímetros de altura y en raras ocasiones los siete kilos de peso, siendo lo normal unos cinco kilos. A pesar de su pequeño tamaño, es un perro muy compacto y constituido, presenta una gran cantidad de pelo, muy largo y áspero al tacto.

Su cabeza es grande y rígida, con unas grandes orejas siempre colgantes y un poblado bigote. Se desconoce si su carácter siempre fue así o lo adquirió durante sus años en el Tibet, pero lo cierto es que curiosamente es un perro que detesta el ruido, los gritos o las situaciones tensas.

lhasa apso cachorro

Principales cualidades del Lhasa Apso

Entre sus cualidades destaca su tranquilidad y perseverancia, su extremada inteligencia y razonamiento, su fidelidad y su tremenda curiosidad. Como contra, es un poco celoso por lo que no le gusta compartir hogar con otros animales y tampoco le gustan los extraños, es un perro de costumbres fijas que prefiere una rutina habitual.

En cierta forma se parece un poco a los monjes del Tibet, dado que es tremendamente tranquilo. Una cualidad muy curiosa en perros, sobre todo de tamaño pequeño que por lo general son algo mas activos y nerviosos. Con los niños es algo reservado, odia que le manoseen y le tiren del pelo por lo que hay que evitar convertirlo en un juguete para los mas pequeños.

Consejos y cuidados para los perros de raza Lhasa Apso

Como compañero de piso es un sol, educado y respetuoso además de gran vigilante. Que sea un perro tranquilo no significa que no le guste salir a pasear, requiere de ejercicio diario y paseos con su dueño, es un perro muy familiar que detesta pasear con extraños.

lhasa apso posando.

Algunos datos de interés y curiosidades sobre el Lhasa Apso pueden ser:

  • Precisa de cuidados diarios en su pelaje, un cepillado al día es obligatorio.
  • Hay que evitar que se moje durante los paseos, podría resfriarse.
  • No precisa de un gran espacio para ser feliz, ideal para pisos, pero requiere paseos y ejercicio diario.
  • No es un amigo de los niños que no le respetan.
  • Se adapta a climas fríos y cálidos, siempre que se le corte el pelo en los climas mas calurosos.
  • No es un muy glotón pero si selectivo.
  • Posee una gran salud, en raras ocasiones enferma.