¿Qué es la Malassezia en perros?

0

La malassezia es una levadura que está presente en todos los perros, pero solo en algunos va a provocar problemas. Principalmente en aquellos que sufren ya alguna circunstancia que altera el equilibrio natural de su piel.

A continuación explicaremos las consecuencias que una sobrepoblación de malassezia tiene para el perro, así como los síntomas y todos los datos que nos ayudarán a tratar con éxito esta patología dermatológica.

¿Qué es la malassezia?

La malassezia que encontraremos en los perros es, sobre todo, la especie Malassezia pachydermatis. Se trata de una levadura, que es un hongo, visible al microscopio y con un aspecto similar al de un cacahuete. Es lipofílica, lo que significa que tiene afinidad por los lípidos. Una sobrepoblación de malassezia puede causar dermatitis en nuestros perros.

malassezia-bajo-el-microscopio

¿Cómo se origina una infestación por malassezia en los perros?

La malassezia es un organismo que se encuentra de manera habitual en la piel y en las mucosas de los perros y de otros animales. Cuando algún factor altera el equilibrio natural de una piel sana, la población de malassezia se dispara, se descontrola y se convierte en patológica.

Las alergias y los trastornos que afectan a la capa más externa de la piel son las enfermedades que suele padecer un perro en el que también veremos un sobrecrecimiento de malassezia. Este se anima gracias a un ambiente más húmedo, más cálido, más graso y a una disminución de las defensas. Es más habitual en temporadas de calor.

Enfermedades hormonales que tienen efectos de inmunosupresión sobre el organismo, al igual que tratamientos prolongados o no con corticoides o antibióticos o trastornos que incrementan la secreción de las glándulas sebáceas son otros factores que se relacionan con un aumento en la población de malassezia.

Síntomas de malassezia en perros

Una infestación patológica de malassezia es más común en los pliegues del cuerpo del perro, donde se dan las condiciones más propicias para su proliferación. Los síntomas que con mayor frecuencia van a asociarse a un aumento en la población de malassezia son los siguientes:

  • Inflamación.
  • Picor de intensidad variable.
  • Diferentes lesiones en la piel.
  • Alopecia.
  • Eritema, que es el enrojecimiento de la piel.
  • Descamación, sobre todo grasa, aunque habrá casos de seca.
  • Engrosamiento de la piel.
  • Hiperpigmentación, es decir, la piel aparece oscurecida.
  • Costras.
  • Olor rancio.
  • En algunos casos a la vez se produce una foliculitis.
  • Los problemas dermatológicos se originan en el abdomen y se extienden a axilas, ingles y cuello.

revisión-de-otitis-por-malassezia

Otitis por malassezia

La invasión de esta levadura, que también se encuentra de manera natural en el conducto auditivo, en ocasiones es responsable de una otitis. Esta se caracteriza por una secreción ceruminosa de color marrón oscuro y un enrojecimiento del pabellón auricular. Es fácil que se acompañe de una infección bacteriana.

Pododermatitis por malassezia

Cuando el sobrecrecimiento de la malassezia afecta a los pies del perro origina un enrojecimiento entre los dedos. Si se ven involucradas las uñas, estas presentarán una decoloración marrón en su base.

¿A qué perros afecta la malassezia?

Cualquier perro puede verse afectado si, por alguna circunstancia, se produce un desequilibrio en su piel. Es más habitual en adultos y en aquellas razas con predisposición a padecer problemas dermatológicos como las alergias. Por ejemplo, es el caso del Westy.

Las razas que se caracterizan por poseer una piel con abundantes pliegues, como el shar pei, también tendrán mayor riesgo de superpoblación de malassezia. Otras razas que suelen verse con mayor frecuencia afectadas son el Caniche, el Basset, el Shih Tzu, el Pequinés, el Cocker, el Labrador o el Pastor Alemán.

¿Cómo se diagnostica la malassezia?

La malassezia va a estar en la piel de todos los perros de manera habitual y sin que estos sufran ninguna patología. Para observar estas levaduras el veterinario toma una muestra de piel y visualiza las células al microscopio. Como malassezia va a haber, solo cuando su número sea excesivo se podrá interpretar como responsable de la enfermedad del perro.

perro-en-el-veterinario-por-levaduras-malassezia

Tratamiento para la malassezia en perros

Para el tratamiento de la malassezia el veterinario, en función del cuadro que manifieste el perro, puede optar por diferentes opciones. Es posible prescribir antifúngicos por vía oral, baños con champús con efecto desengrasante, además de activos contra hongos, o pomadas, sobre todo cuando las lesiones son muy localizadas.

Cuando la malassezia ha proliferado en los oídos, el veterinario debe examinar el conducto auditivo para determinar la concurrencia de otros patógenos como bacterias. En estos casos este profesional nos dirá cómo limpiar los oídos y nos pautará el fármaco más adecuado.

Dado que la malassezia se expande gracias a un desequilibrio en nuestro perro, es imprescindible buscar qué causa primaria está debilitando al animal. Por supuesto, el tratamiento también debe dirigirse contra ella.

¿Es la malassezia contagiosa?

Todos los perros van a tener en su piel malassezia, por lo que no hay que preocuparse de un contagio, sino de cuidarlos para que no sufran ningún desequilibrio inmunológico que pueda propiciar el sobrecrecimiento de esta levadura. En condiciones normales, la Malassezia pachydermatis no supone un problema para los seres humanos.

Bibliografía
Página web del dermatólogo veterinario Juan Rejas: http://dermatologiaveterinaria.unileon.es/

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí