perro-con-rotavirus-bajo-una-manta

El rotavirus canino es un virus poco popular, ya que no suele producir síntomas en los perros adultos y en cachorros provoca una diarrea leve que suele resolverse sin complicaciones en unos días.

Sin embargo, es importante conocer esta enfermedad, ya que puede llegar a ser grave si afecta a animales debilitados o con el sistema inmune débil o si se combina con otras enfermedades digestivas como el parvovirus, pudiendo llegar a ser mortal. Veamos cuáles son los síntomas del rotavirus canino, cómo se transmite y cuál es su tratamiento.

¿Qué es el rotavirus canino?

El rotavirus canino es un tipo de virus de la familia Reoviridae que afecta al intestino de los perros. Infecta las vellosidades intestinales interfiriendo en la capacidad de absorción de los alimentos.

Existen diferentes cepas de rotavirus que causan enfermedades diarreicas en diferentes especies animales y en el hombre, afectando principalmente a los niños. Aunque las cepas de rotavirus son específicas de especie, estos virus pueden mutar con facilidad y saltar de una especie a otra con bastante frecuencia.

Por ello, es frecuente que se dé esta enfermedad en países subdesarrollados donde las personas viven cerca del ganado en deficientes condiciones higiénicas. El rotavirus canino en particular, generalmente no afecta a los humanos, pero podría llegar a trasmitirse.

¿Cómo se transmite el rotavirus?

El rotavirus generalmente se transmite a través del contacto con materia fecal de animales infectados (vía oro-fecal). Los perros con sistemas inmunes aún inmaduros (cachorros), con las defensas bajas y aquellos que viven en entornos demasiado estresantes, ​​tienen mayor riesgo de infección.

¿Qué síntomas produce en rotavirus en los perros?

El rotavirus puede afectar a perros de cualquier edad; no suele producir síntomas en perros adultos sanos, pero en cachorros menores de 12 semanas o perros con las defensas bajas, suele causar diarrea acuosa.

Su efecto sobre el perro es generalmente leve y no suele ser una patología grave en el cachorro a menos que esté debilitado o esta infección se combine con otra enfermedad, como el parvovirus canino o el coronavirus canino.

Inicialmente, es difícil distinguir por los síntomas una infección por rotavirus del coronavirus o el parvovirus, ya que los tres virus causan un cuadro similar en el cachorro:

  • Diarrea acuosa
  • Moco en las heces
  • Fiebre
  • Náuseas o vómitos
  • Apetito deficiente

Sin embargo, el parvovirus provoca una enfermedad más grave que las otras dos infecciones y tiene una alta mortalidad en cachorros, por ello, si observamos síntomas digestivos en nuestro perro debemos acudir al veterinario para descartar o confirmar el parvovirus y poder iniciar el tratamiento en caso positivo.

perro-en-revisión-veterinaria

¿Cómo se diagnostica el rotavirus?

Para hacer un diagnóstico de infección viral intestinal es necesario tomar una muestra de heces. Normalmente, el veterinario descarta que se trate de infección grave por otras causas como parvovirosis y no se suele hacer un diagnóstico específico de rotavirus, ya que el tratamiento va a ser sintomático y no hay medicación específica.

Tratamiento para el rotavirus canino

No hay medicación específica frente a este virus, por lo que el tratamiento se centra en aliviar los síntomas; especialmente se debe evitar la deshidratación del perro ayudando a reemplazar los líquidos y electrolitos perdidos mediante sueros orales (Pedialyte) o, si el cachorro no puede beber solo o los síntomas son graves, administrando fluidos por vía intravenosa. Esto es raro con rotavirus y sugiere que el virus se combina con otra infección.

También se establecen medidas dietéticas temporales (dieta blanda de fácil digestión) para contribuir a la recuperación del sistema digestivo.

Generalmente no se prescriben antibióticos, ya que solo son útiles para infecciones bacterianas, no virales. Pero en casos de animales con un sistema inmune debilitado pueden ser necesarios para evitar infecciones bacterianas secundarias.

Pronóstico de la enfermedad

En los perros adultos sanos, la infección por rotavirus suele ser asintomática, y en cachorros generalmente provoca una diarrea acuosa de leve a moderada que se resuelve en 8-10 días y rara vez esta infección es fatal.

Comúnmente, el rotavirus por sí solo no es una enfermedad grave, sin embargo, su importancia radica en que la infección por rotavirus suele ser secundaria a otra enfermedad (parvovirosis), complicando el cuadro patológico.

¿Existe vacuna frente al rotavirus canino?

Actualmente no existe una vacuna contra el rotavirus en perros, pero sí que existe vacuna frente al parvovirus y el coronavirus, y como la importancia clínica del rotavirus radica en que su infección suele ser secundaria a otra enfermedad, debemos vacunar a nuestro perro frente a parvovirosis y coronavirus para evitar sintomatología grave en caso de infección por rotavirus.

¿Se contagia el rotavirus canino a las personas?

Existen ocho tipos diferentes de rotavirus que se clasifican de A-H. Los rotavirus que afectan a los perros pertenecen al Grupo A, y este grupo es también el que más comúnmente afecta a los humanos, aunque se sabe que los grupos B y C son los que causan brotes. Cada grupo se divide además en serotipos o cepas. Los serotipos G3 y P3 son los que se han encontrado más frecuentemente en perros. Estos serotipos pueden afectar a los humanos, pero esto es raro.

Aunque generalmente el rotavirus canino no afecta a las personas, deberemos tomar precauciones en caso de que nuestro perro esté infectado:

  • Evitar el contacto del perro con niños pequeños, en particular con los bebés.
  • Usar guantes de látex al limpiar o recoger la materia fecal de un animal infectado y lavarse las manos después.
  • Desinfectar el área de vida del animal.