Perro lobo de Saarloos

Esta raza de perros de tipo lobuno es bastante rara y desconocida, por eso no abunda la información disponible sobre ella. Incluso en su lugar de origen, los Países Bajos, el perro lobo de Saarloos no está muy extendido.

A continuación daremos todos los datos imprescindibles para acercarnos a esta hermosa e inteligente raza que, por sus particulares características, encantará a todos aquellos admiradores de los perros lobo.

Orígenes de la raza

El nacimiento de esta raza se sitúa en los Países Bajos, concretamente en el año 1921, cuando el criador holandés Leendert Saarloos comenzó un experimento al que dedicó su vida.

Con él pretendía mejorar las características y la capacidad de aprendizaje del pastor alemán mediante un programa de crianza basado en la introducción de sangre de lobo, ya que pensaba que el tipo de cría que se estaba haciendo del pastor alemán lo había debilitado.

Por lo tanto, esta fue la primera función del perro lobo de Saarloos, aunque en la actualidad es un perro de compañía porque, al contrario que su progenitor el pastor alemán, no ha conseguido la excelencia como perro de trabajo.

cachorro-de-Perro-lobo-de-Saarloos

Un perro lobo diferente

Aunque el experimento de Leendert Saarloos resultó fracasado porque no se demostró que se consiguiese ninguna mejora en las habilidades del pastor alemán, sí se logró el reconocimiento de una nueva raza, ya en el año 1975. El perro lobo de Saarloos destaca por algunas particularidades.

Al contrario que otros perros mezclados con lobos, esta raza lleva muchos más años criándose, lo que repercute en su carácter, que es más, podríamos decir, doméstico. En este carácter también influye que en su mezcla genética se incluya sangre de lobos más propensos a la vida en manada y menos proclives a la soledad.

Características del perro lobo de Saarloos

Los perros lobos de Saarloos presentan una cabeza ligeramente arqueada entre las orejas. Se dispone sobre un cuello ancho y fuerte. Las orejas, que lleva erectas, son anchas en la base. Los ojos, en forma de almendra, suelen tenerlos de color amarillo, con una expresión alerta.

El lomo es largo y termina en una cola de inserción baja que se caracteriza por poseer un pelaje denso y de color marta. También destacan sus largas extremidades, lo que es especialmente notable en las patas delanteras. En general, su aspecto externo es atlético y muy parecido al del lobo.

El manto, que puede ser de color gris o marrón, en general es de tacto áspero, no excesivamente largo pero con una capa interna de densidad considerable. No requiere muchos cuidados ni baños. La esperanza de vida ronda los 10-12 años. El peso medio oscila entre 36-41 kg y su altura se encuentra entre los 60-75 cm. Es de tamaño grande.

Perro-lobo-de-Saarloos

Carácter del perro lobo de Saarloos

Aunque es habitual que los perros con sangre de lobo presenten más dificultades a la hora de aprender, lo cierto es que al perro lobo de Saarlos se le educa con relativa facilidad al ser más receptivo. Es por ello que estaremos ante un buen alumno a la hora de enseñarle a obedecer órdenes.

Eso sí, debemos tener en cuenta que, al ser independientes e inteligentes, necesitan un cuidador experimentado. La educación en obediencia es necesaria porque algunos ejemplares pueden resultar un poco dominantes o incluso agresivos.

Además, esta raza presenta menos dificultades para adaptarse a la vida en la ciudad. Estos aspectos, en cierta manera diferenciadores con respecto a otros perros lobo, no deben hacernos olvidar que se trata también de un perro de sangre lobuna y, como tal, no es extraño que se muestre cauteloso o tímido, sobre todo con los desconocidos.

¿Cómo es la convivencia con un perro lobo de Saarloos?

No es un perro que se recomiende especialmente para convivir con niños. Si se les acostumbra desde cachorros sí podrán compartir casa con otros perros, pero puede haber problemas en la convivencia con especies distintas si son capaces de despertar su instinto cazador. Es muy importante, por lo tanto, la socialización temprana y adecuada.

Por sus características tanto físicas como psicológicas puede adaptarse bien a una vida en el exterior y soportar las condiciones climatológicas adversas.  Además, es un buen perro guardián. Eso sí, necesita un nivel elevado de actividad física. Los paseos son imprescindibles pero, además, debe tener la oportunidad frecuente de correr.

Recordemos que el ejercicio no solo contribuye al bienestar físico, sino que es indispensable para el equilibrio mental del perro, por lo que disminuye el riesgo de que padezca problemas de ansiedad o de estrés. Esto es especialmente importante en razas tan inteligentes como esta, ya que tendrán una gran necesidad de estímulos.

Salud del perro lobo de Saarloos

No se dispone de información sobre enfermedades que afecten en particular a esta raza. Por sus características físicas y sus antecesores, es probable que padezcan displasia, sobre todo de cadera. Por lo demás, sirven las mismas recomendaciones de seguimiento veterinario, desparasitaciones o vacunaciones que para cualquier otro perro.

La displasia de cadera supone una incorrecta articulación, que puede ser más o menos grave. Provocará dolor y cojera y, en ocasiones, la necesidad de una cirugía. Cualquier deambular extraño en esta raza es motivo de consulta veterinaria. Con una radiografía es posible confirmar o descartar el diagnóstico.