VeterinariaPrimeros auxiliosPicadura de avispa o abeja en perros

Picadura de avispa o abeja en perros

Todos sabemos cómo son los perros, siempre correteando y jugando con cualquier cosa que se mueva e incluso intentando cazarla. Esto puede ser la causa de que a nuestro perro le pique una abeja o una avispa en la boca u otra zona, con las desagradables consecuencias que ello implica.

Cuando nuestro perro sufre una picadura de estos insectos las consecuencias pueden ser de consideración muy diversa, desde leves (una pequeña inflamación localizada) a muy graves (obstrucción de las vías respiratorias o shock anafiláctico, con riesgo de muerte). Saber diferenciar la gravedad de una picadura marcará una gran diferencia, teniendo que acudir de urgencia al veterinario o simplemente tratando y limpiando la zona afectada para evitar que la inflamación vaya a más.

A continuación desde Soyunperro vamos a explicar qué es lo que debemos hacer si una avispa o abeja pica a nuestro perro, cómo diferenciar una situación grave de una leve y los posibles peligros puede correr nuestro perro.

Una avispa o abeja ha picado a mi perro dentro de la boca

Aunque parezca increíble, las picaduras de avispa o abeja dentro de la boca de los perros son las más comunes de todas, ya que, al tratarse de insectos voladores los perros intentan cazarlos a mordiscos.

Cuando la avispa o abeja se ve amenazada, lo que hace para defenderse es simplemente picar. Las abejas pican una sola vez, ya que con la picadura pierden el aguijón y mueren, pero las avispas pueden picar numerosas veces.

El principal problema de que nuestro perro sufra una picadura en su boca o laringe es que la inflamación obstruya sus vías y dificulte su respiración, con el consiguiente riesgo de que el perro muera asfixiado. Si esto ocurre, o si sospechamos que ha ocurrido porque apreciamos inflamación en su boca o garganta, debemos acudir con urgencia a un centro veterinario para que le atiendan y administren el tratamiento adecuado.

Normalmente se aplica mediante vía intravenosa una dosis de corticoides o antihistamínicos, siendo la metilprednisolona (Urbason®), el más indicado normalmente en estos casos. Lo mismo habrá que hacer en el caso de que nuestro perro presente síntomas como vómitos, diarreas, mucosas pálidas, debilidad, lo que puede ser indicativo de un shock anafiláctico.

Por tanto, si vemos que los síntomas son evidentes, es importante tomárselo en serio y acudir al veterinario para que le administre el tratamiento necesario.

perro con la boca inflamada

A mi perro le han picado en la cabeza, morro o cuerpo

Si una abeja o avispa pica a tu perro en su cabeza, ya sea en el hocico/morro o en la zona alta de la cabeza u oreja, lo más probable es que sufra una inflamación o reacción alérgica localizada (angioedema), y lo mismo sucederá si sufre una picadura en cualquier otra parte del cuerpo.

Lo que debemos hacer es lavar la zona con agua y jabón y desinfectarla posteriormente. No debemos perder los nervios y simplemente valorar el estado del perro. Normalmente la inflamación desaparecerá progresivamente a lo largo de los días, más o menos rápido dependiendo de la zona donde le haya picado, pero si apreciamos que el perro comienza a sentirse mal y que la inflamación continúa aumentando, o simplemente vemos a nuestro perro “raro”, debemos acudir al veterinario.

Algunos perros son alérgicos al veneno de las avispas y abejas, algo que puede ser letal si no son atendidos a tiempo. Los perros de tamaño muy pequeño pueden afectarse más, por lo que aunque no sean alérgicos, deberán ser tratados igualmente.

Simplemente mantén la calma y evalúa el estado de tu perro, incluso puedes tomar fotos con el móvil para ir comparando el estado de la inflamación cada cierto tiempo y actuar en consecuencia. Si la picadura es fuera de la boca, por lo general no supone un peligro, pero cómo ves, algunos perros sí necesitarán también atención veterinaria. Aunque suene obvio, a mayor número de picaduras sufridas por nuestra mascota, por lo general, mayor será la gravedad de su estado.

Remedios caseros para las picaduras de avispa y abeja en perros

Insistimos en que no existen remedios caseros mágicos que puedan ayudar a tu perro si este precisa de atención veterinaria en el caso de que desarrolle síntomas graves por la picadura de una avispa o abeja.

Sin embargo, si tu perro no presenta síntomas de gravedad, existen algunos consejos que puedes poner en práctica para disminuir la inflamación de la picadura:

  • Pon a tu perro a la sombra, esto ayudará a que la inflamación se reduzca más rápido.
  • Limpia la zona de la picadura y extrae el aguijón si la picadura es de abeja (las avispas no dejan el aguijón en la picadura normalmente). Para ello, evita usar pinzas, puesto que esto puede provocar la liberación de más veneno, en su lugar es mejor raspar con la uña o un objeto romo (como una tarjeta).
  • Al contrario de lo que algunas fuentes afirman, no hay evidencias de que la aplicación de amoniaco sobre la picadura de insecto ayude a reducir la inflamación.
  • Pon un paño con agua fría sobre la inflamación por picadura. También puedes usar hielo envuelto en un paño (no directamente sobre la piel) para enfriar la zona inflamada.
  • Toma fotos de la picadura y revisa a tu perro cada hora para ver su evolución y cerciorarte de que no empeora.
Alejandro Perez Riquelme
Soy licenciado en veterinaria en la Universidad de Murcia, especializado en Fauna Silvestre y Espacios Naturales Protegidos. Guiado más por la vocación que por las perspectivas laborales reales, he realizado diversos voluntariados y prácticas en varios centros de recuperación de fauna silvestre en Europa. A pesar de no dedicarme profesionalmente a este campo en la actualidad, esta formación y experiencias me han enriquecido mucho, sobre todo a nivel personal. Actualmente trabajo en el área de la sanidad animal. Estoy especialmente interesado en la disciplina "One Health", y en concreto, en las zoonosis, esto es, las enfermedades compartidas entre humanos y animales. Nuestro perro es parte de la familia, por eso es importante cuidar de su salud, al igual que de la nuestra. Como veterinario, espero poder compartir información interesante para que conozcas las pautas para mantener a tu mascota feliz y sana.