Pienso para perros esterilizados

0

Existe una gran desigualdad de opiniones con respecto al aumento de peso en perros que han sido esterilizados, tanto dentro como fuera del mundo veterinario y nutricionista. Son muchos quienes afirman que sus perros comenzaron a engordar después de ser castrados o esterilizados.

Quizás ese sea el motivo por el que se han creado piensos específicos bajos en grasa para perros esterilizados, para evitar que engorden aunque coman la misma cantidad de alimento. Sin embargo te sorprenderás al saber que la esterilización no es la única culpable de que tu perro aumente de peso… tú también tienes parte de culpa.

Elegir un pienso de calidad que no contenga más de un veinte por ciento de grasa es casi fundamental y además de aprovecharnos de las marcas que mejores precios nos ofrecen, podemos usar promociones cómo el cupón zooplus que nos descontará cinco euros en la marca Pro Plan.

perro gordo

¿Es cierto que los perros castrados o esterilizados engordan mas?

Aunque grandes voces dentro del mundo veterinario relacionan el aumento de peso de los perros esterilizados con el descenso hormonal causado por la propia castración. Lo cierto es que no existe aún un estudio que demuestre científicamente que existe una relación directa.

La castración en perros se suele realizar entre los nueve meses y el año y medio de vida, antes de que comiencen a desarrollar testosterona (en el caso de los machos) o estrógenos (en el caso de las hembras).

Curiosamente es con esa edad cuando el perro deja de crecer y comienza a madurar, lo que en humanos podría considerarse como la adolescencia. El perro no dedicará tanta energía a desarrollar masa muscular ni ósea, sin embargo seguirá comiendo más o menos la misma cantidad.

Es aquí donde reside el error, los perros necesitan incrementar su nivel de ejercicio, si no comienzan a acumular un exceso de grasas, a engordar. Sin embargo muchas personas prefieren pensar que su perro está engordando porque ha sido castrado, sin prestar atención alguna al nivel de grasas que ingiere ni a su desgaste físico diario.

perro comiendo

¿Qué puedo hacer para evitar que mi perro esterilizado engorde?

Obviamente lo primero que debemos mirar es su alimentación. Un perro con una
condición física normal y un desgaste rutinario, es decir algunos paseos y/o juegos, no necesita una alimentación rica en grasas como la necesitaría un perro de trabajo o que realice una gran cantidad de ejercicio diario, a modo de ejemplo.

Además de elegir un pienso con un nivel moderado de grasas, debemos comenzar a
realizar ejercicio con nuestro perro. Los perros necesitan gastar energía a diario para
evitar la acumulación de grasas, además de ser muy saludable para su salud.

Salir a correr con nuestro perro, hacer que nos acompañe cuando vamos patinando o en bicicleta e incluso ir a parques caninos para que corra y juegue con otros perros o simplemente tirándole la pelota, es una excelente opción para ejercitar a nuestro perro.

Y por último, evita caer en la tentación de darle a tu perro trozos de tu comida. Todos
sabemos que les encanta coger un trocito de nuestra comida, pero esta es sin duda, la peor costumbre que podemos tomar, ya que es lo que más hace engordar a un perro.

perro corriendo

Mi perro no puede hacer ejercicio y engorda ¿Qué puedo hacer?

Si por motivos de tamaño o por algún tipo de enfermedad física tu perro no puede realizar ejercicio físico, debes centrarte entonces en no darle más calorías de las que realmente necesita.

Procura buscar un pienso light con un nivel muy bajo de grasas e hidratos, centra su
alimentación en dos únicas tomas al día y no excedas la cantidad mínima recomendada por el fabricante en función del peso de tu perro.

Olvida por completo darle a tu perro comida humana a excepción de las frutas que le
siente bien, normalmente manzana, pera o sandía. Los plátanos por contra engordan, por lo que no son recomendables en estos casos.

Sal a pasear más de lo habitual, principalmente después de las comidas siempre y
cuando no haga mucho calor. De esta forma evitarás que su metabolismo comience a acumular calorías tras la digestión. Aunque recuerda que un perro que acaba de comer, no debe cansarse, es decir, puedes pasear pero no lo pongas a correr.