perro-lamiendose-las-patas

Descubrir el motivo por el cual un perro hace las cosas puede ser en ocasiones complicado, pero muchas otras, muy sencillo. ¿Por qué mi perro se lame las patas? Esta pregunta es probablemente una de las más oídas en nuestro blog y que, sin embargo, tiene unas sencillas respuestas que cualquiera puede deducir con las pistas que os vamos a dar.

Desde simplemente por higiene, heridas, alergias… existen multitud de causas que pueden hacer que nuestro perro se lama las patas. Vamos a detallarlas todas para que sepas qué le sucede a tu perro y cómo puedes solucionarlo.

Las alergias afectan a sus patas

Uno de los principales motivos por los que un perro se lame sus patas es la alergia. Aunque no muestre otros síntomas en el resto de su cuerpo, muchos perros sufren pequeños brotes alérgicos que se manifiestan mediante prurito (picor) y eritema (enrojecimiento) en las patas.

Debido al molesto picor que sufren, comienzan a lamerse e incluso morderse las patas con el fin de aliviarse. Esto podríamos interpretarlo como un signo de que algo marcha mal en nuestro perro.

El motivo de la alergia puede ser muy variado, desde la proliferación del polen de diversas especies vegetales en la primavera, a una alergia alimenticia o a algún producto usado en el césped o suelo donde acostumbra a caminar, pasear o jugar.

Apreciar una alergia en las patas de nuestro perro es sencillo, debemos revisar cada pata y observar si sus almohadillas o la piel está enrojecida, si presenta yagas, úlceras o algún otro tipo de lesión. En tal caso, debemos acudir a un veterinario para que le administre el tratamiento adecuado.

Falta de higiene

Aunque bañemos de forma habitual a nuestro perro, lo cierto es que los propios perros también se limpian de forma diaria. No es extraño ver a un perro lamiendo sus patas para después continuar con el resto del cuerpo. Muchas veces nos preocupamos por ver a nuestro perro lamiéndose las patas cuando lo único que hace es lavarse.

Si lo hace de forma muy habitual, simplemente debemos revisar sus patas para descartar problemas. Algunos perros se lavan una vez al mes y otros se lavan diariamente… ¡cada perro es un mundo!

Las heridas o lesiones

Cuando los perros notan dolor en las patas por alguna herida o dolor articular, además de cojear, normalmente también se lamen en esta zona. Esto puede ser por algo leve y pasajero o por algún problema serio que requiera tratamiento o incluso una intervención quirúrgica.

Tampoco hay que dejar de lado la posibilidad de que tenga clavado algo en las patas, bajo las almohadillas o entre los dedos, cómo una espiga o una piedra afilada. De hecho, las espigas son un problema bastante frecuente en la clínica, ya que se introducen en orificios corporales, como las orejas, la nariz, la uretra, e incluso entre los dedos.

Además, en algunas ocasiones no ser observan hasta que se realiza un examen exhaustivo del animal. Este problema puede ocasionar dolor y hacer que nuestro perro se lama de forma recurrente las patas.

El lamido de las patas ayuda a la absorción de vitamina D

Por extraño que parezca, los perros lamen muchas veces sus patas para absorber las vitaminas que el sol les proporciona.

Los humanos metabolizamos la vitamina D con los rayos que nos llegan del Sol directamente a través de la piel, pero los perros no. En ellos se acumula esta vitamina en la grasa superficial de la piel, de forma que no se absorbe de forma automática, si no que necesitan lamerse la piel y las patas para absorberla por vía oral.

Por eso muchas veces lamen sus patas simplemente porque están absorbiendo la vitamina D que se ha acumulado en esta grasa superficial.

En conclusión, si observamos que nuestro perro se lame de manera excesiva las patas, debemos descartar que se deba a alguna herida, alergia o por la presencia de un cuerpo extraño que provoque dolor (como una espiga). Si no observamos nada de esto, y nuestro perro realiza este comportamiento de forma compulsiva, deberíamos llevarlo al veterinario para que lo examine e intente dar con la causa o aconsejarnos sobre una posible solución.

Alejandro Perez Riquelme
Soy licenciado en veterinaria en la Universidad de Murcia, especializado en Fauna Silvestre y Espacios Naturales Protegidos. Guiado más por la vocación que por las perspectivas laborales reales, he realizado diversos voluntariados y prácticas en varios centros de recuperación de fauna silvestre en Europa. A pesar de no dedicarme profesionalmente a este campo en la actualidad, esta formación y experiencias me han enriquecido mucho, sobre todo a nivel personal. Actualmente trabajo en el área de la sanidad animal. Estoy especialmente interesado en la disciplina "One Health", y en concreto, en las zoonosis, esto es, las enfermedades compartidas entre humanos y animales. Nuestro perro es parte de la familia, por eso es importante cuidar de su salud, al igual que de la nuestra. Como veterinario, espero poder compartir información interesante para que conozcas las pautas para mantener a tu mascota feliz y sana.

16 COMENTARIOS

  1. Humberto de Armas,
    Todos los perros buscan sol, en todas las estaciones del año. Xk a través del sol adquieren vitaminas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí