¿Qué hace mi perro cuando se queda solo en casa?

Debido a las rutinas cotidianas cómo ir a estudiar o al trabajo, salir a realizar tareas cómo la compra o simplemente acudir a un lugar donde no pueden entrar animales, nuestro perro termina pasando algunas horas al día totalmente solo en casa.

¿Alguna vez te has preguntado que es lo que hace cuando no estamos? ¿Duerme todo el rato, juega o curiosea por casa? Cuando veas lo que realmente hace, alucinarás.

Duermen mucho, pero no siempre

Todos sabemos que dormir es un placer y más aun, cuando hablamos de perros. Posiblemente pasen la mayor parte del día durmiendo, algo que sin duda les encanta.

Algunos incluso disfrutan soñando ¿nunca has visto a tu perrito mover las patas cómo si estuviera corriendo mientras duerme? otros incluso gruñen en sueños, quizás porque sueñan que están jugando con otros perritos o quizás porque se enfadan…¡quien sabe!

Además, dependiendo de la postura en la que duerman sabremos si están a gusto, con frío, temerosos o felices.

perro solo en casa espera tumbado a su dueño

Curiosear la casa y jugar

Otra de las grandes aficiones de nuestros perros es aprovechar cuando no estamos para olfatear todas esas esquinas de casa a las que normalmente no acceden cuando nosotros estamos presentes.

Incluso, subir al sofá o por encima de las camas siguiendo nuestro propio olor. En realidad, cuando no estamos presentes, muchas veces aprovechan para “ser traviesos” y cotillear por todas las habitaciones.

Jugar también es una de las formas en las que invierten su tiempo cuando se quedan solos en casa, sobre todo si disponen de juguetes mordedores o si encuentran algún calcetín o zapatilla de su agrado.

Hacer el mal y destruir

Mientras que unos duermen y otros cotillean y juegan, también los hay que simplemente se dedican a hacer las mayores travesuras que podamos imaginar. Morder las paredes, destrozar el sofá, roer muebles o ladrar hasta desquiciar a todos nuestros vecinos.

Este tipo de comportamiento muchas veces se asocia al estrés o ansiedad por separación, es decir, miedo a la soledad o al abandono. Sin embargo, muchas otras veces simplemente es una forma de liberar energía, cuando no ha recibido el ejercicio suficiente.

Esperar nuestro regreso junto a la puerta o ventana

Esta conducta es mucho más habitual de lo que podamos imaginar. Ellos saben que volveremos y no tienen miedo, pero nos añoran tanto que simplemente esperaran sentados o tumbados cerca de la puerta o asomados a la ventana, para vernos llegar.

No es que sea una mala conducta, pero sin duda es mucho mejor trabajar en que se relajen para que no estén constantemente esperándonos. Lo ideal es que duerman, jueguen o cotilleen a su antojo.

furbo

¿Cómo puedo vigilar a mi perro cuando no estoy?

No es que haya que desconfiar de ellos, pero siempre es una buena idea poder observarlos cuando se quedan solos en casa, para ver si se encuentran bien o si están haciendo alguna trastada.

Para ello y gracias a la tecnología, podemos contar con varias opciones muy cómodas para nosotros ya que no precisan de ningún tipo de instalación que repercuta considerablemente en nuestra económica, todo lo contrario, hay opciones muy rentables y útiles.

Cámaras de vigilancia por Wifi

Las cámaras con una buena opción para visualizar hasta el último rincón de nuestro hogar desde nuestro teléfono móvil. Solo necesitamos conectarlas a la red Wifi de nuestro hogar y a un enchufe, sin embargo solo podemos observar.

Furbo, la revelación del año

Esto si que es una gran idea aplicada a la realidad. Poder ver a nuestro perro cuando se queda solo en casa es una pasada, pero… ¿Y si además podemos hablar con el? Sería fantástico poder saludarlo y que escuche nuestra voz ¿no crees?

Pues eso no es todo, porque además, si se está portando bien ¡¡también podemos darle una galletita!! Asombroso ¿verdad? Furbo es la combinación de una gran idea y lo último en tecnología, una combinación perfecta para nosotros y para nuestros perros.

Un regalo ideal para cualquier persona que tenga perro, con el que podemos ver, hablar y dar un premio a nuestro perrito aunque no estemos en casa. Cuenta con cámara Full HD e incluso con visión nocturna, por si hay poca luz en el hogar.

Además, podemos programarlo para que si Furbo escucha ladrar a nuestro perro, nos envíe una notificación al móvil para que podamos calmarle o lanzarle una golosina. Cómo digo, esto es sencillamente el futuro.

Dejar respuesta

Por favor escribe tu comentario
Nombre