Síntomas de dolor en perros

0

Nuestros queridos compañeros peludos tienen su propia forma de expresarse mediante signos y comportamientos específicos, de forma que pueden hacernos saber que les sucede. Detectar el dolor en perros no es sencillo, pero si tu perro muestra alguno de estos signos es posible que lo esté padeciendo.

Desde SoyUnPerro vamos a explicarte cómo se comportan los perros que tienen dolor, así podrás saber si a tu perro le duele algo para poder darle los medicamentos adecuados. Recuerda que cada perro es diferente y pueden mostrar uno o varios de los síntomas que a continuación describimos.

perro jadeando

Mi perro jadea y lame de forma excesiva ¿Tiene dolor?

Todos sabemos que los perros no sudan porque no tienen glandulas sudoriperas, de forma que se refrigeran mediante el jadeo. Que un perro saque la lengua y jadee es completamente normal, sobre todo en climas cálidos o tras jugar o hacer ejercicio.

Pero que un perro jadee excesivamente sin motivo alguno puede significar que esté padeciendo algún tupo de dolor. Lo mismo sucede cuando lamen cosas, es normal que los perros laman cosas porque son muy curiosos… pero si lamen de forma excesiva y constante, significa que están doloridos.

Muchas personas nos consultan cómo saber si un perro tiene dolor de estómago, pues esta es una de las respuestas. Cuando un perro tiene acidez de estómago o dolor por otros motivos, suele lamer excesivamente el suelo, la pared o incluso comer hierba de forma convulsiva.

Por lo que si tu perro jadea de forma excesiva es muy probable que esté sufriendo algún tipo de dolor sin determinar, si lame constantemente el suelo o se chupa la nariz lo más probable es que tenga dolor de estómago.

Cuando un perro tiene dolor de estómago lo mejor es llevarlo a un lugar donde haya hierba y pueda comer a su antojo. Ellos lo hacen de forma instintiva para provocar el vómito y eliminar el dolor de estómago de forma natural, o para paliar la acidez.

tocando a un perro con dolor

Mi perro chilla al tocarle una determinada zona

Algunos perros son un poco asustadizos y simplemente al tocarles se quejan, pero otros son más permisivos y dejan que sus humanos les acaricien e incluso les den masajes. Si estás acariciando a tu perro y al tocarle una zona determinada, cómo por ejemplo una patita o una parte de la columna, chilla o ladra, significa que le duele esa zona.

Los veterinarios antes de realizar una radiografía o ecografía a los perros que presentan dolor, los palpan para ver donde se queja el perro cuando les tocan. De esa forma pueden localizar la zona dolorida del perro para prestarle más atención.

De forma amateur es lo mismo que podemos hacer nosotros, acariciar con cuidado a nuestro perro y evaluar cuando se queja, en que zona es posible que padezca dolor. Quizás simplemente sea una espina clavada que no precise más atención, o quizás sea un dolor más grave que precise de medicación.

El dolor en perros también puede hacer que un perro muestre agresividad, si le tocamos una zona con dolor, es una forma natural e instintiva que tiene de protegerse. Si tu perro te gruñe o muestra agresividad al tocarle una zona determinada, es posible que esté dolorido.

perro escondido

Mi perro se esconde o no come porque tiene dolor

Otro de los signos de dolor en perros es el aislamiento, los perros tienden a esconderse o alejarse de los demás cuando tienen algún tipo de dolor. Es un síntoma de dolor muy común en perros que puede darnos pistas de que algo no va bien.

La perdida del apetito también es un claro síntoma de dolor, si bien no pasa nada porque nuestro perro no quiera comer una vez, es muy extraño que no quiera comer en todo el día. Cuando pasado un día un perro continua sin comer es porque algo le duele.

Si tu perro tiene dolor no debes darle medicamentos bajo tu criterio, debe ser siempre un veterinario quien te facilite la medicación adecuada. Ya que cada tipo de dolor puede derivar de una patología diferente.

perro con dolor en el veterinario

Mi perro se comporta de forma extraña y su respiración está alterada

Otro de los síntomas más comunes en perros con dolor es la respiración agitada. Un perro que acaba de pasear, jugar o correr tiene una respiración rápida porque es completamente normal.

Pero un perro que ha estado quieto durante un buen rato debería tener una respiración tranquila y constante. Si tu perro tiene la respiración muy agitada es probable que esté padeciendo de dolor en alguna parte de su cuerpo.

Los comportamiento extraños en los perros también pueden ser síntomas de dolor, los perros que cambian de caracter sin motivo, que actúan de forma extraña o que incluso se vuelven más ariscos o agresivos pueden estar padeciendo dolor.