Temperamento y carácter de un perro Dóberman

Si estás pensando en adoptar un perro de raza Dóberman seguramente te gustará saber cómo es su carácter y si tiene un buen temperamento. Algo fundamental para saber si seréis compatibles y como será vuestra convivencia.

Déjame decirte que estás de suerte ya que personalmente tengo mucha experiencia tratando con esta raza, la cuál es una de mis predilectas. ¿Preparado para saber cómo es realmente un Dóberman? Vamos allá.

¿Tiene el perro Dóberman un temperamento intrépido?

Lo cierto es que si, es una raza bastante intrépida pues es poderosa y lo sabe. Intrépido no significa que sea peligroso, simplemente que ante una situación de peligro, no dudará en defender a su familia (a ti).

Se podría decir que es un sinónimo de Valiente, y los Dóberman son muy valientes, de eso no hay duda alguna. Incluso de cachorros, ya comienzan a mostrar su valentía.

doberman

La raza Dóberman y los niños

Hay quien piensa que el Dóberman es un perro peligroso que no debe estar nunca con niños, pero obviamente, está equivocado. Los Dóberman son curiosamente muy respetuosos con niños pequeños y además, bastante juguetones.

Obviamente la educación que hayan recibido durante su infancia (el perro) es clave para determinar su comportamiento con los más peques, pero si ha sido bien socializado sin lugar a dudas se lo pasará en grande jugando con los niños.

¿Es una raza obediente?

Sin lugar a dudas SI. La raza de perro Dóberman es una de las razas más inteligentes del planeta, por lo que tiene una grandísima capacidad de aprendizaje. Incluso es capaz de aprender simplemente observando, aunque tu pienses que está pensando en otras cosas….

Su inteligencia hace que sea además muy obediente, incluso en situaciones de tensión donde cualquier otra raza quizás se orientaría por sus instintos naturales, el Dóberman permanecerá siempre obediente y leal.

Dóberman jugando con otro perro
Dóberman jugando con otro perro

El Carácter de la raza Dóberman es excelente

Quedaron atrás los años en los que se le clasificó de perro peligroso o agresivo, llegando nuevos tiempos donde hemos aprendido de sus grandes virtudes.

El perro Dóberman posee un carácter observador y atento, vigilante pues es un excelente perro de guarda. Aunque ello, no significa que sea peligroso, no debemos confundir términos.

Si bien es cierto que puede mostrarse desconfiado con desconocidos, también lo es que con su familia es todo amor.

Se trata de una raza con un carácter alegre, juguetón y cariñoso. Realmente no se conoce a un Dóberman hasta que se convive con el, por mucho que nos digan o nos informemos. Su gran corazón nos sorprenderá muchas veces.

¿Qué mas se le puede pedir? Pues mucho más, ya que además es un perro tranquilo en casa, que sabe respetar y ser paciente. Es mimoso, leal y muy apegado a su familia.

Para mantener sus grandes virtudes y que no desarrolle malas conductas, simplemente debes socializarlo correctamente y darle grandes paseos a diario, donde puede hacer ejercicio para desfogarse.

¿Sabías que……? Aunque en la calle parezcan nerviosos por desbordar energía y querer jugar constantemente, en el hogar son perros tranquilos y cuidadosos.

Ahora que ya sabes cómo son, no tienes excusa para no adoptar uno y hacer de el tu mejor amigo. Trátalo con cariño y amor y recibirás lo mismo multiplicado por diez. Es una raza increíble.