perro-de-raza-yorkshire-terrier

Estos pequeños traviesos pueden vivir en pisos urbanos o en un chalé a las afueras de la ciudad. Son afectuosos con la familia y hasta se ponen celosos si otros perros o gatos les roban su porción diaria de mimos.

Pero no te preocupes, porque dentro del hogar no buscan problemas. Eso sí, afuera… ¡eso ya es otra cosa! Descubre en esta guía más detalles sobre el temperamento intenso y las características del glamouroso Yorkshire Terrier.

Características del Yorkshire Terrier

De tamaño compacto y porte aristocrático, su andar altivo les da una elegancia natural. Tienen un cuerpo bien proporcionado, con el cuello largo y el lomo nivelado. El pecho está poco desarrollado, con costillas ligeramente arqueadas.

Sus patas son cortas, bien pobladas de pelo. Las delanteras se posicionan rectas, mientras que las traseras tienen una angulación moderada. Los pies son redondos y con uñas negras. La cola es recta y bastante larga; suelen llevarla un poco más arriba del lomo.

El cráneo de los Yorkshire Terrier es plano y pequeño, proporcional al resto del cuerpo. La cabeza no debe ser muy redondeada, ni el hocico prominente. La trufa es negra y pequeña. Además, los ojos tienen un tamaño mediano, de color oscuro. La expresión es de vivacidad e inteligencia. Las orejas, pequeñas y en forma de V, están casi siempre en alerta.

Su pelaje es largo y lacio en todo el cuerpo, cayéndole hacia ambos lados desde el lomo. Es de textura fina y brillante. Para no limitar su visión, suele recogerse con un lazo o dos. El color aceptado es el tono fuego en la cabeza, el pecho y las patas, con un manto azul acero oscuro cubriendo el resto del cuerpo.

icono-perroAltura de 17 cm aprox. en machos y hembras
icono-pesoPeso de 3.2 kg aprox. machos y hembras
icono-pelo
Pelo liso y sedoso
icono-caracter
Carácter afectuoso y vivaz
Icono-saludSalud regular, probabilidad de desarrollar varias patologías como luxación patelar en las rodillas, atrofias progresivas de retina, hipoglucemias y colapsos de tráquea
Icono-calendarioEsperanza de vida estimada de entre 11 y 15 años

 

yorkshire-terrier-con-el-pelo-cortado

Así es el temperamento de un Yorkshire Terrier

Cariñosos con los suyos, los ejemplares de esta raza no tardarán en ganarse la simpatía de los integrantes del hogar. Si les ignoras demostrarán su enfado a través de un comportamiento destructivo. No son perros muy tolerantes con las travesuras infantiles y, debido a su pequeño tamaño, pueden ser lastimados con facilidad. Por ello, no se recomienda su adopción a las familias con niños muy pequeños.

Tampoco les gusta permanecer aislados en el patio o estar solos en casa durante mucho tiempo. Para estos perros es fundamental poder interactuar con los seres humanos y sentir que nos preocupamos por ellos. Ahora bien, tampoco debes mostrarte demasiado sobreprotector, pues en ese caso podrían volverse miedosos o neuróticos.

Los Yorkshire Terrier son naturalmente desconfiados con los extraños y no dudarán en ladrar ante cualquier visita al hogar, tanto si es un vendedor como un amigo. El entrenamiento para frenar esta tendencia debe comenzar cuanto antes.

La socialización temprana ayuda también a frenar el temperamento de los terriers. Más allá de ello, su instrucción no presenta mayores dificultades. Son perros listos y curiosos, que siempre buscan agradar. El refuerzo positivo, con halagos y premios ante un buen comportamiento, da excelentes resultados.

En el lugar de convivencia se llevarán bien con otros perros y gatos, siempre que hayan sido criados juntos. Si compartes tu vida con un Yorkshire Terrier y quieres introducir otra mascota en casa, debes hacerlo con cuidado y suma paciencia, para que no sientan que han dejado de ser el centro de atención.

¿Qué cuidados precisa un Yorkshire Terrier?

Los ejemplares de esta raza se adaptan a cualquier tipo de vivienda, aunque no hay que descuidar sus necesidades de ejercicio. Realizar unos dos o tres paseos de corta duración al día mantendrán su cuerpo y su mente equilibrados. Dentro del hogar son bastante activos, pues les gusta jugar y revisar que todo esté en orden.

Si cuentas con un jardín, estarán encantados de compartir contigo una sesión de juegos varias veces a la semana. Les fascinan los juguetes ruidosos, aunque tienden a romperlos para buscar el origen del pitido. Renuévalos cada cierto tiempo para que no se coman ningún componente que pueda atragantarse.

¡Ah! Y debes tener mucho cuidado durante las salidas. Aunque son pequeños, los Yorkshire Terrier se creen del tamaño de un Gran Danés. Vigila de cerca cómo se comportan con otros canes, pues no es raro que busquen pelea en el parque. Una buena idea es llevarlos siempre con una correa larga que te permita controlar sus movimientos sin quitarles libertad.

Pese a ser originarios del norte de Europa, estos canes no toleran los ambientes fríos y menos aún los climas húmedos. Tampoco les sienta bien un calor excesivo.

El mantenimiento de su pelaje no es fácil. Hay que peinarles constantemente para prevenir enredos. Puedes recortar o atar los mechones de pelo que les caigan sobre el rostro para que no les molesten o les impidan ver. Asimismo, los baños se recomiendan cada dos semanas.

Los problemas de sarro en los dientes son frecuentes en esta raza, por lo que deberás cepillar sus dientes con frecuencia. Las orejas también son zonas muy sensibles y deben ser revisadas semanalmente para evitar infecciones.

Breve historia de la raza

Esta variedad fue desarrollada a mediados del siglo XIX en Inglaterra. Sus orígenes son bastante humildes, pues se cree que llegaron junto a hilanderos escoceses que emigraron al norte de Inglaterra tras la Revolución Industrial.

Su labor, en un primer momento, fue deshacerse de las abundantes ratas que poblaban los almacenes donde se guardaban los tejidos. Entre los antepasados de los “Yorkies” figura el extinto Terrier Negro y Fuego, el Terrier Escocés, el Airdale e incluso el Bichón maltés.

Con la estandarización de la raza, la popularidad de estos canes se incrementó entre las damas de las clases altas. Adquirieron su nombre definitivo en 1970 y dejaron de ser conocidos como los perros de los hilanderos escoceses o Paisley Terriers, para adoptar la denominación de su condado adoptivo: Yorkshire.

Curiosidades del Yorkshire Terrier

El pelaje sedoso y el porte de esta raza ha encandilado a famosas de todo el mundo, desde cantantes como Paulina Rubio o Britney Spears a actrices como Naomi Watts. ¡Hasta Paris Hilton ha compartido su vida con un Yorkie!

En los últimos años ha surgido una variedad conocida como “Teacup Yorkshire Terrier”. Son ejemplares de tamaño aún más reducido, que se han puesto de moda por su excentricidad. Este tipo de Yorkshire Terrier no está aceptado oficialmente. Además, suele heredar un mayor número de problemas genéticos.