Beneficios de tener un perro pequeño

Compartir vida con un perro siempre constituye una experiencia repleta de satisfacciones, sea cual sea su envergadura, sus características o su edad. Pero si el perro que llega a nuestro hogar pertenece, además, a una raza pequeña, tendremos una serie de ventajas añadidas.

Alimentación, transporte o incluso la atención veterinaria son aspectos imprescindibles en la rutina de nuestro perro que se van a ver condicionados por su tamaño. A continuación explicamos por qué.

¿Qué es una raza de tamaño pequeño?

Como regla general podemos referirnos a perros pequeños como aquellos con un peso inferior a los 10 kg. Pero lo cierto es que, para muchos cuidadores, las razas pequeñas se reducen a las que no superan unos 5 kg de peso o incluso menos, unos 2-3. Serían, en definitiva, los típicos perros que se pueden llevar en brazos con facilidad.

Algunos ejemplos de razas de perros de pequeño tamaño pueden ser:

¿Por qué es beneficioso tener un perro pequeño?

La convivencia con cualquier perro nos aporta toda una serie de beneficios que la ciencia sigue estudiando. Está comprobado que cuidar de un perro mejora la autoestima de las personas, la confianza en sí mismas y hasta la valoración personal, es decir, la imagen que cada individuo se construye. También se han demostrado beneficios a nivel físico.

Por ejemplo, las personas que viven con perros tienen la presión sanguínea más baja, lo que se relaciona con una reducción en el riesgo de sufrir un ataque al corazón. De hecho, solo el acto acariciar a un perro consigue reducir esa presión. Por lo tanto, en general, convivir con un perro mejora el estado físico y psicológico de los seres humanos.

Buena parte de los beneficios se relacionan con los cambios de hábitos de vida a los que obliga la tenencia de un perro, ya que implica salir a la calle, hacer ejercicio, relacionarse con otras personas, relajarse y, muy importante, sentirse querido y necesitado por alguien. A continuación detallaremos beneficios extra de que este perro sea de tamaño pequeño.

perro-de-raza-pequeña-paseando

Los perros pequeños y los espacios públicos

La primera y más visible ventaja que supone tener un perro de dimensiones reducidas es la mayor facilidad que tendremos para poder acudir con él a todas partes. Al ser posible transportarlo en los brazos estos perros suelen ser bien recibidos en espacios como tiendas o cafeterías, lo que resultaría más complicado para un perro de tamaño grande.

Su aspecto inofensivo y, podríamos decir, de eterno cachorro, despierta, en general, las simpatías de otras personas. Esto hace que aumente la tolerancia general hacia su presencia en cualquier lugar porque no son percibidos como peligrosos o agresivos.

Los perros pequeños en casa

En el hogar nos beneficiaremos de un perro de tamaño pequeño porque podremos alojarlo en casi cualquier espacio y adaptarlo a nuestro ritmo de vida, si es que nos cambiamos de hogar con relativa frecuencia. Así, es posible que convivamos con uno de estos perros incluso si nuestra casa es de dimensiones reducidas o carece de jardín.

Además, todos sus accesorios como correas, collares, comederos o, de ser el caso, prendas de ropa, van a ser más baratos, ya que los precios suelen depender precisamente del tamaño. Productos como champúsvaldrán lo mismo que para un perro grande pero, como durarán más tiempo al necesitar menos cantidad, resultarán, también, más económicos.

chihuahua-en-el-sofá

La alimentación de los perros pequeños

Al hilo de lo comentado en el apartado anterior, los perros de tamaño pequeño van a consumir una menor cantidad de alimento, ya que la ración diaria también se calcula en función del peso. Por ello el gasto en comida, sea cual sea el tipo que escojamos, va a ser menor. Esto nos permitirá decidirnos por una alimentación de mayor calidad.

En la clínica veterinaria

Además de en los accesorios o en la alimentación, en los centros veterinarios también podremos encontrar ventajas de convivir con un perro de tamaño pequeño. Esto es así porque muchos productos de uso veterinario se clasifican en función del peso del animal y su precio depende de ese peso, siendo más reducido cuanto menor es el tamaño.

Y no solo productos como los desparasitadores. Operaciones tan habituales y recomendadas como las esterilizaciones se dividen según tramos que van a depender del peso tanto en machos como en hembras. En general, este tipo de cirugías resultarán más económicas para los animales con un peso por debajo de los 10 kg.

bulldog-francés-esperando-a-su-dueño

Viajando con perros pequeños

Por último, si para nuestros desplazamientos de proximidad resultaba muy cómodo que nuestro perro fuese pequeño para poder llevarlo siempre con nosotros, en los viajes de mayor distancia este beneficio también se mantiene.

Los perros más pequeños pueden trasladarse en coches, trenes o aviones en el interior de un transportín, lo que facilita su manejo. Aunque esto depende de la empresa, la posibilidad de usar un transportín consigue que este tipo de perros sean admitidos en autobuses o taxis al considerar que así no pueden molestar ni manchar el vehículo.