Características de los perros

Independientemente del tamaño o de la raza, todos los perros domésticos comparten una serie de características muy concretas que nos ayudarán a entender un poco mejor su comportamiento y su forma de vida.

El perro común es en realidad un descendiente directo del lobo, socializado eso si, durante siglos. En el mismo grupo de cánidos podemos encontrar al coyote, dingo o zorro ¿Sabías que todos tienen los mismo orígenes?

Veamos cuales son las principales características del perro doméstico en esta resumida pero completa guía.

Los principales sentidos del perro

Los perros comparten los mimos sentidos que los humanos, es decir tacto, vista, olfato, oído y gusto. Sin embargo sus sentidos no son equiparables a los nuestros ya que su visión por ejemplo, es un poco diferente a la de un humano.

La vista de los perros no les permite ver todos los colores, es para que nos hagamos un ejemplo, cómo tener daltonismo. Es decir, algunos colores cómo el rojo y el verde los ven igual.

Sin embargo otros sentidos cómo el olfato o el oído los tienen súper desarrollados en comparación con nosotros. Un perro puede oler a una persona o animal a más de diez metros de distancia (más de cien con el viento a favor), seguir su rastro e incluso localizar a personas extraviadas.

Su sistema auditivo no se queda corto tampoco, lo que para un humano sería un sonido inapreciable, un perro puede escucharlo sin problema. Un claro ejemplo es cuando llegamos a casa del trabajo, ellos pueden oír nuestro coche y distinguir el sonido de su motor entre los demás coches incluso mucho antes de que lleguemos al garaje.

Sus papilas gustativas también están muy desarrolladas, mientras que el sentido del tacto aunque desarrollado, no posee tantas terminaciones nerviosas cómo el de los humanos. Quizás sea por ello que son mucho más resistentes al dolor.

Socialización

Al ser descendiente del lobo se entiende que el perro siempre ha sido un animal salvaje, sin embargo durante siglos ha sido socializado trabajando con los humanos en labores de caza y guarda.

Con el paso de los siglos, se dio lugar al perro de compañía y al de ayuda en labores de localización de personas o asistencia para personas con alguna discapacidad.

Sin embargo, los perros no están socializados de serie, es decir, no nacen socializados. Debemos trabajar en su socialización desde que son cachorros para que se acostumbren a su entorno y aprendan a respetar y convivir.

cachorros jugando

Si bien es cierto que algunas razas son más propensas a ser socializadas que otras, también lo que es que con trabajo y esmero cualquier raza puede ser respetuosa, eliminando así el mito de los perros potencialmente peligrosos.

Los pasos imprescindibles para una correcta socialización son:

  • Olfatear, pasear y jugar con otros perros (cachorros y adultos).
  • Relacionarse con otros humanos, permitiendo que le acaricien.
  • Olfatear y respetar a otras especies animales.
  • Conocer su entorno y relacionarse con el.

Son en realidad pasos muy sencillos, pero que debemos practicar a diario para que nuestro cachorro crezca en paz con su entorno y sepa respetarlo. Un perro bien socializado es un perro que rara vez dará problemas de agresividad.

Formas de comunicación canina

Todos sabemos que los perros no usan palabras, pero sin embargo son capaces de comunicarse con otros perros de forma innata. Además, los humanos también podemos aprender su forma de comunicarse, simplemente fijándonos en sus expresiones y comportamiento.

Algo tan sencillo cómo el movimiento de su cola, la posición de sus orejas o su forma de actuar nos dirá mucho más de lo que podría decirnos con palabras. Interpretar correctamente sus gestos es totalmente necesario para mantener una convivencia saludable.

Incluso los ladridos, son una clara forma de expresión que dependiendo del contexto, pueden ser una señal de aviso o simplemente una forma de llamar nuestra atención. Puedes aprender más desde:

La alimentación de un perro

En sus orígenes los perros salvajes se alimentaban de las presas que cazaban, siendo animales totalmente carnívoros. Sin embargo con el paso del tiempo y la domesticación, se han ido introduciendo más alimentos en su dieta.

Ello no significa que los perros actuales sean omnívoros cómo muchos quieren creer, su dentadura y su sistema digestivo sigue dejándonos muy claro que se trata de carnívoros.

Sin embargo si que son capaces de asimilar, siempre en pequeñas cantidades, otros alimentos ricos en almidón cómo algunos cereales y/o tubérculos. Véase el ejemplo del arroz o la patata, siempre cocidos.

No obstante una alimentación equilibrada debe contener siempre altos porcentajes de carne de calidad. Siendo el uso de productos naturales lo más recomendable con notoria diferencia, entiéndase la alimentación natural BARF.

Cabe destacar que la salud y longevidad de un perro se basa en gran medida en el tipo de alimentación que este haya recibido a lo largo de su vida.

Cuidados y salud de los canes

Entre los cuidados habituales que requiere cualquier perro domestico nos encontramos con la obligación de dejar siempre a su disposición agua fresca y limpia, además de suministrarle de una a cuatro raciones diarias de comida, en función de su edad y necesidades nutricionales.

Por lo que disponer de un comedero y un bebedero, preferiblemente de aluminio ya que son los más higiénicos, es fundamental. Por otro lado proveerle de una cama cómoda y mullida es también necesario.

perro en su cama

Quienes dejan que sus perros duerman en el jardín, deben disponerles una caseta que les proteja del frío, el calor y demás elementos. Siendo las casetas de madera las más recomendables por su alta función aislante (las de plástico o metal no están recomendadas).

Así pues, comedero, bebedero, cama y caseta en caso de que duerman en el exterior son accesorios imprescindibles. Además de un collar y una correa para poder salir a pasear con ellos, recordando que cualquier perro necesita de entre tres y cinco paseos diarios.

En lo que a salud se refiere, debemos preocuparnos de ponerle todas las vacunas obligatorias y también las recomendables, para evitar que se contagien de enfermedades potencialmente mortales. Así cómo de las correspondientes desparasitaciones internas.

Y no menos importante, realizar varias consultas rutinarias al veterinario para verificar su bien estado de salud y acudir a este siempre que apreciemos que algo no va bien en su salud. Un perro es al fin y al cabo un miembro más de la familia, una gran responsabilidad.

Esperanza de vida según razas y tamaño

Son las razas de perro de pequeño tamaño las que mayor esperanza de vida tienen, pudiendo llegar incluso a los veinte años, si tienen una buena calidad de vida. Aunque la media se sitúa en los quince años.

Los perros de mediano y gran tamaño tienen una esperanza de vida inferior, que oscila entre los diez y los trece años de media. Pudiendo ser mayor en función de su salud y cuidados.

No debemos entristecer cuando un perro muere de viejo, sino alegrarnos recordando lo bien que lo pasamos con el y enorgullecernos al saber que cuidamos de el lo mejor posible. Al fin y al cabo, tonos tenemos un ciclo de vida finito y lo importante no es cuanto se vive, sino como.

Reproducción

Generalmente las hembras tienen su primer celo sobre el año de vida, dependiendo de la raza quizás algunos meses antes. Es a partir de ese primer celo cuando se consideran que son fértiles o sexualmente maduras para reproducirse.

Los machos por contra entran en esa madurez a partir de los catorce o dieciséis meses de vida, por lo que en general, los perros pueden reproducirse desde edades muy tempranas.

Una vez se han reproducido, la gestación de los futuros cachorros toma una media de nueve semanas, tras las cuales la perra se pondrá de parto, dando lugar a entre uno y diez cachorros (dependiendo de la raza), en ocasiones, incluso más.

Cachorros y el destete

Desde que nacen y hasta cumplidos los dos meses de vida, los cachorros deben permanecer en todo momento con su madre, ya que se alimentarán de la leche materna que les suministre amamantandolos.

Es a partir de los dos meses (aprox.) cuando comienzan con el periodo de dentición, es decir, a mostrar sus primeros dientes de leche, momento en el que se les puede ir introduciendo poco a poco, comida sólida especial para cachorros.

cachorros comiendo junto a su madre

El desdete se producirá en ese momento, entre los dos y los tres meses de vida, cuando el cachorro comience a asimilar correctamente la comida sólida y deje de amamantar. Algo que hará de forma paulatina.

Más adelante, se producirá otro periodo de dentición donde los dientes de leche pasarán a ser sustituidos por sus dientes definitivos. Mucho más fuertes y resistentes, teniendo un total de cuarenta y dos dientes.

¿Sabías que…. los cachorros nacen totalmente ciegos? Es con el paso de los días cuando comienzan a ver. Por lo que al principio, se rigen por su oído y olfato.

Tipos de razas

En la actualidad existen más de ochocientas razas de perro, lo que hace que sea el mamífero con más variables de todo el planeta.

Muchas de ellas están identificadas por Fédération Cynologique Internationale y por organismos estatales cómo la real sociedad canina de España (RSCE).

Dichos organismos catalogan las razas en diez grupos diferentes:

Grupo 1: Perros de pastoreo y algunas razas de Boyeros
Grupo 2: Pinscher y Schnauzer, Resto de Boyeros y perros de montaña
Grupo 3: Perros tipo Terriers
Grupo 4: Teckels
Grupo 5: Spitz y primitivos
Grupo 6: Perros de rastreo, sabuesos y similares
Grupo 7: Perros de muestra
Grupo 8: Perros de agua, cobradores y de caza media / mayor
Grupo 9: Perros de compañía
Grupo 10: Lebreles

 

Puedes ver todas las razas de perro catalogadas por tamaño desde nuestra sección: Razas de perro.

Dejar respuesta

Por favor escribe tu comentario
Nombre