Cómo educar a un perro, paso a paso

En esta sencilla pero completa guía para saber cómo debemos educar a nuestro perro, vamos a trabajar los aspectos más importantes de adiestramiento en perros adultos. Es decir, perro de más de doce meses de vida.

Aunque pueda parecer un poco extraño ya que a niveles generales se comienza a enseñar trucos a los perros desde que son cachorros, la edad idónea para comenzar una educación seria, comienza a partir del año de vida, es decir, cuando el perro ya es adulto.

No importa la edad de tu perro, con estos sencillos pasos podrás educarlo para que haga lo que le ordenes. Simplemente debes tener mucha paciencia y mantener siempre la calma, tardarás una semana o un mes, pero lo conseguirás. Vamos a ver cuál es la técnica a seguir para educar a un perro.

perros preparados para ser educados

Antes de comenzar a educar a tu perro… unos consejos y ejemplos

Es muy importante tener claro que nuestro perro detecta nuestro estado de ánimo, es decir que si nos ve nerviosos o enfadados, el lo sabrá y se pondrá nervioso también. Por eso es súper importante no perder nunca la calma, practicar todas las técnicas con mucha paciencia y no regañar, pegar ni mirar mal a nuestro perro, nunca.

Si nuestro perro hace algo mal, bastará con un “No!” seguido de su nombre e ignorarlo. Agredir físicamente a un perro es enseñarle de forma indirecta que la agresión es algo normal, por lo que morderá. O simplemente reprimirlo y asustarlo al nivel de deprimirlo… sólo los cobardes pegan a los perros.

No es lo mismo educar a un perro adulto que educar a un cachorro, por lo que debes comprender que todas estas técnicas son para ser aplicadas única y exclusivamente con perros adultos. O lo que es lo mismo, perros mayores de doce meses de vida, catorce o quince en realidad en las razas de mayor tamaño cómo por ejemplo el Bóxer.

perro comiendo premio

Sólo existe una forma de adiestrar bien a tu perro y es siendo perseverante, manteniendo siempre la calma y utilizando el refuerzo positivo. Algunos perros tardan una o dos semanas en aprender y otros perros tardan tres o cuatro meses, todos aprenden pero cada uno lo hace a su ritmo.

Que tu perro aprenda más rápido o más despacio no significa que tu seas mejor o peor adiestrador, simplemente necesita su tiempo para aprender. Los perros mayores de ocho años a niveles generales suelen necesitar más práctica para aprender.

Lo ideal es educar a tu perro cuando ya haya gastado sus energías un poco, no comiences a educarlo justo al salir de casa porque sólo querrá pasear y jugar. Déjale jugar, pasear un rato y después, puedes comenzar su sesión de educación. Con una media de media hora diaria es suficiente, no es necesario forzar a nuestro perro.

Recuerda que la forma correcta de darle una orden al perro es por su nombre, seguido de la orden. Si nuestro perro se llama Tobby y queremos que siente, le daremos la orden “Tobby siéntate!”.

acariciando a un perro

Cómo educar a un perro adulto para que haga sus necesidades

Aquí tenemos dos opciones, la de enseñar a nuestro a hacer sus necesidades dentro de casa pero en un lugar específico, cómo por ejemplo en la cocina… O enseñarle a nuestro perro a hacer sus necesidades fuera de casa, es decir en el parque o en la calle.

Para educar a nuestro perrito a hacer pis y caca fuera de casa, lo primero que debemos hacer es marcar unos horarios de paseos y respetarlos siempre. Por ejemplo podemos salir quince minutos por la mañana para que haga pis y caca (sobre las ocho o las nueve de la mañana, al despertarnos). Luego otra salida para hacer pis o casa al mediodía (sobre la una o las dos de la tarde), una salida más larga por la tarde, donde poder jugar, dar un paseo y hacer sus necesidades, de mínimo una o dos horas (a eso de las siete o las ocho de la tarde, las nueve si hace mucho calor) y una última salida antes de dormir, para hacer un pis, a eso de las once o las doce la noche.

Son sólo unos ejemplos de la rutina que debemos hacer todos los días, siempre a la misma hora. Los perros aprenden muy rápido las rutinas y si tienen un poco de pis, sabrán esperar hasta su próxima salida para hacerlo fuera de casa (siempre que sepa cuando le toca salir).

perro haciendo pis

Si nuestro perro hace pis o caca dentro de casa no debemos regañarle, ni pasarle el hocico por encima de su orina, ni mirarle mal ni nada. Simplemente lo limpiaremos e ignoraremos a nuestro perro.

Sin embargo si nuestro perro hace pis o caca fuera de casa, coincidiendo con alguna de las salidas programadas que debemos respetar diariamente… esperaremos a que termine de hacer pis o caca y le felicitaremos mucho, con caricias, por palabras de ánimo y dándole algún premio. Cómo por ejemplo una galleta para perros o trozo de salchicha.

De esta forma el comprenderá que hacer pis o caca fuera de casa está muy bien y además tiene premio, sin embargo si lo hace dentro no hay premio ni felicitaciones. En poco tiempo aprenderá, siempre que sigas estos pasos a diario.

Si queremos que nuestro perro aprenda a hacer sus necesidades en un lugar concreto dentro de casa, lo mejor es comprar toallitas absorbentes para perros o bandeja de entrenamiento.

Enseñarle es tan sencillo cómo felicitarle mucho cuando haga pis ahí, dándole caricias y premios, mucho refuerzo positivo. Y sin embargo, ignorándolo cuando no lo haga ahí, no hay que regañarlo, simplemente ignorarlo.

cajaperros

Cómo educar a un perro adulto para que no muerda

Si nuestro perro nos muerde a nosotros jugando o muerde cosas de casa, cómo por ejemplo muebles o zapatillas… debemos enseñarle a no morder con estos sencillos pasos.

Cuando nuestro perro nos muerda a nosotros jugando o muerda un mueble de la casa o algo que no queramos que muerda, simplemente le regañaremos diciendo su nombre y un “No!”.

Si para de hacerlo, estupendo. Si no para, debemos insistir nuevamente diciendo su nombre y un “No!” a la vez que le damos un pequeño “toque” con los dedos a la altura de la cadera. Lo que se llama vulgarmente un toque de atención. Puedes ver más información aquí: Cómo corregir o dar un toque de atención a tu perro.

mordedor

Una vez que haya parado, cogeremos uno de sus juguetes o mordedores y se lo pondremos en la boca para que lo muerda. Le podemos vacilar un poco, buscarle un poco para que se sienta atraído a morder su juguete y cuando lo haga, le felicitaremos mucho. Es importante continuar jugando un rato con el, para que asocie correctamente que puede morder sus juguetes pero lo demás.

Esta es la forma más sencilla de enseñarle a un perro a no morder. Pero si tu perro no muerde jugando, sino que muerde por agresividad, debes acudir a un adiestrador profesional para que te ayude a solucionar ese grave problema. Incluso sería interesante que tu perro use bozal mientras no aprenda correctamente a no morder, siempre y cuando se trate de agresividad.

perro muerde

Cómo educar a un perro para que no ladre

Para poder corregir este comportamiento tan molesto es preciso saber cuál es el motivo por el que nuestro perro ladra. Existen muchos motivos y cada cuál tiene su técnica de aprendizaje, los más comunes son:

  • Ladrido por miedo o aviso, cuando el perro ve un extraño acercase a casa o cuando se asusta.
  • Ladrido por ansiedad, es el más común cuando se trata de estrés por separación. Es decir, cuando el perro ladra porque nos vamos de casa.
  • Ladrido antisocial, el cuál se da cuando el perro no ha sido socializado correctamente.
  • Ladrido por aburrimiento, también es muy común ya que normalmente pasan mucho tiempo solos en casa.

Dependido del origen del ladrido se aplicará una técnica u otra, por lo para comprender en profundidad todos los detalles te recomendamos leer: Cómo enseñar a un perro a no ladrar.

Por otro lado también existen collares anti-ladridos, los cuales sueltan una pequeña vibración o descarga eléctrica /(según modelo) cada vez que el perro ladra. Aunque en nuestra opinión se trata de técnicas de tortura, por lo que no las recomendamos bajo ningún concepto.

Una vez detectado el motivo por el cuál nuestro perro ladra simplemente debemos seguir los pasos de la guía anteriormente recomendada y nuestro perro dejará de ladrar en muy pocos meses. No es algo que se enseñe en dos semanas, debemos ser muy pacientes  e insistentes.

perro ladrando

Cómo educar a un perro para que no se escape y vuelva a nuestra orden

Esta es una de las técnicas más sencillas y práctica a la vez, que no sólo podemos sino que debemos enseñar a nuestro perro de forma obligatoria. Un perro que acuda a nuestra orden es un buen perro, ya que nos evitará muchos problemas.

Si nuestro perro se escapa o está a punto de cruzar por algún lugar que no debe, acudirá a nuestra llamada si le hemos educado correctamente. Sin embargo, nos ignorará y se pondrá en peligro si no hemos dedicado tiempo a su educación.

Debemos cortar varios trozos de salchicha y guardarlos, los usaremos cómo premio para nuestro perro más adelante. Los trozos deben ser pequeños, de no más de un centímetro de grandes ya que usaremos muchos.

perrito en el parque

Iremos con nuestro perro a un parque para perro o zona vallada, donde no haya peligro de que nuestro perro pueda escapar. Allí soltaremos a nuestro perro para que juegue un rato y olfatee un poco la zona.

Al cabo de unos minutos le llamaremos por su nombre y acto seguido le daremos la orden, por ejemplo “Tobby, ven aquí!”. A la vez que le damos la orden debemos enseñar un trozo de salchicha en la mano, para que lo vea y sepa que si viene puede comérselo.

Cuando venga, le felicitaremos mucho y le daremos el trozo de salchicha. A esto se le llama refuerzo positivo y es la mejor forma de enseñar a un perro. Dejaremos que pasen unos segundos y comenzaremos a andar separándonos un poco de nuestro perro, para después llamarlo y darle otro premio y felicitaciones cuando acuda.

Hay que practicar esto tantas veces cómo sea posible, siempre dándole un premio cuando obedezca. Al cabo de uno o dos meses, podemos darle un premio una vez si una no, aunque siempre le felicitaremos.

Enseñándole a venir a nuestra orden, le enseñamos también a no escaparse. Ya que cuando lo haga bastará con llamarle uy acudirá a nosotros. Aunque también existen otros motivos por los que un perro se escapa, por ejemplo cuando las perras están en celo o cuando ven a un gato.

premio

Recuerda que en la perseverancia, la calma y el refuerzo positivo está el truco para educar correctamente a un perro.

Si te ha gustado el artículo y te ha sido de utilidad, ayúdanos a mantener la web en marcha! : Dale “Like” o Compártelo en las redes sociales  🙂 ¡Gracias!