Enfermedades bucodentales comunes en perros

0

Muchas veces se descuidan los dientes de las mascotas al considerar que no requieren cuidados. Sin embargo, existen varias enfermedades dentales que pueden convertirse en un verdadero problema para nuestro perro, además de provocar dolor y molestias.

Conocer las principales enfermedades y sus síntomas nos ayudará a detectarlas a tiempo y acudir al veterinario en caso de ser necesario ¿Preparad@ para descubrirlas?

Los dientes de tu perro no se limpian solos

Los cachorros tienen una dentadura formada por 28 piezas dentales. Este número aumenta a 42 en el primer año. Al igual que los seres humanos, tu perro muda los dientes de leche. Normalmente esto lo hacen entre los 3 y 6 meses. A partir de los 6-7 meses, no debería tener ningún diente deciduo y todos han de ser permanentes.

Aunque los perros sean animales de compañía, debes recordar que la dieta que tienen en casa es muy diferente a la que llevarían en estado salvaje con sustancias más duras las cuales pueden ayudar a combatir el sarro y la placa. No obstante, el pienso seco ayudará a paliar el sarro más que la comida húmeda.

Por esta razón, debes acostumbrar a tu perro a una rutina de higiene dental desde cachorro, incluyendo cepillado de dientes y otras opciones ofrecidas por el veterinario.

Enfermedades dentales que afectan a los perros

Son múltiples las patologías orales que pueden afectar a nuestro peludo. Desde inflamaciones o piezas dentales móviles a tumores como melanomas o carcinoma de células escamosas. Como todo en medicina veterinaria, el tratamiento dependerá de la patología y de su causa.

Incluso con una buena rutina de higiene, lo mejor si aparece placa o sarro será una limpieza dental en la clínica, pues es el único método que garantiza la eliminación al cien por cien de esta. No obstante, cuanta mayor sea su higiene, menor será ese riesgo. Estas son las más enfermedades bucales más comunes:

Sarro

El sarro consiste en la formación de placa bacteriana (depósitos de bacterias) en los dientes de tu perro gracias a la suma de los alimentos, saliva y bacterias orales. Lo notarás como manchas amarillentas e incluso verduzcas sobre sus dientes, acompañadas de mal aliento. Esta condición provoca inflamación de la encía (gingivitis) y predispone a la caída de piezas dentales y así una peor prehensión de los alimentos.

Combatir el sarro requiere de varias medidas, como por ejemplo alimentos duros de masticar o juguetes compactos, esto ayudará a prevenirlo en parte, pero como hemos dicho antes, una limpieza dental en la clínica es el único método eficaz al cien por cien. No actuar sobre él, puede dar lugar a graves infecciones (al poder translocarse bacterias orales por la sangre).

Periodontitis

La enfermedad periodontal es un término general que engloba un grupo de lesiones inflamatorias inducidas por la placa bacteriana, que involucra al tejido de sostén del diente. Se denomina gingivitis cuando la inflamación inducida por la placa se limita al tejido blando de la encía, manteniendo la profundidad normal del surco gingival (hasta 3 mm en el perro).

Cuando la inflamación es más profunda, con pérdida de los tejidos de soporte del diente, conformando bolsillos periodontales patológicos (mayores a 4 mm), se habla de periodontitis. A continuación, veremos algunos de los síntomas que pueden estar presentes. Sus síntomas son:

  • Gingivitis (inflamación de las encías).
  • Placa bacteriana con posible furca (hueco patológico entre la corona del diente y la encía).
  • Dificultad para comer.
  • Dolor.
  • Halitosis.
  • Ptialismo o exceso de salivación.
  • Posibilidad de aparición de abscesos (casos más graves).

Esta enfermedad avanza rápidamente y muchos dueños detectan los síntomas tarde. La periodontitis grave provoca complicaciones que comprometen las piezas dentales, pues tu perro podría perderlas.

Además, las bacterias pueden llegar a la sangre y afectar órganos vitales al diseminarse, como el corazón. Por lo que la enfermedad periodontal requiere de un diagnóstico temprano. Se suele dar con más frecuencias en razas pequeñas y toy.

El tratamiento incluye la limpieza dental con extracción de piezas dentales móviles y con exceso de furca. Se considerará el uso de antibioterapia y antiinflamatorios según valore el veterinario. El uso de colutorios también puede ayudar con la inflamación.

Gingivitis

La gingivitis es la inflamación de la encía. Si no implementas un método para eliminar la placa en los dientes de tu perro, desarrollará este signo. Será fácil de tratar en una primera estancia. Normalmente empieza enrojeciéndose la ¨frontera¨ de la encía con los dientes. Luego va ascendiendo afectando más parte de la misma.

Sus síntomas son:

  • Enrojecimiento de las encía progresivo.
  • Dolor.
  • Incapacidad para masticar y comer (prehensar alimentos).
  • Irritabilidad provocada por las molestias dentales.
  • Halitosis.
  • Sangrado gingival.
  • Al igual que la periodontitis, la gingivitis requiere del mismo tratamiento.

El sarro, la gingivitis y la periodontitis son las tres fases que comprenden la llamada enfermedad periodontal.

Estomatitis

La estomatitis es la inflamación generalizada de la cavidad oral. Esta puede afectar a los dientes, la lengua y las encías de un perro. Es posible que se den úlceras orales, las cuales describiremos a continuación de los síntomas de la estomatitis:

  • Dolor
  • Incapacidad para comer
  • Mal aliento
  • Ptialismo
  • Úlceras bucales o heridas sangrantes
  • Agresividad por el dolor

Las causas de la estomatitis son variadas. Puede aparecer por mala higiene, pero también a raíz de infecciones. El tratamiento requiere de una limpieza dental realizada por el veterinario, y tratamiento de los síntomas.

Un signo frecuente de la estomatitis son las úlceras orales. Se trata de la aparición de heridas visibles en alguna parte de la boca, lo cual provoca inflamación y dolor. Acude a tu veterinario para investigar que se trate de una simple herida o de enfermedades infecciosas bacterianas o víricas.

Halitosis

La halitosis o mal aliento no es una patología en sí, simplemente un síntoma desencadenado por las enfermedades descritas durante el artículo. Infecciones, mala higiene, malos hábitos alimenticios, esofagitis o la costumbre de comer las heces de otros canes, son algunas de sus causas. Se recomienda acudir al especialista para descubrir por qué tu perro tiene mal aliento, recuerda que es uno de los síntomas de la enfermedad periodontal.

Bibliografía
Bacterias subgingivales aisladas de perros con enfermedad periodontal y su susceptibilidad a antimicrobianos. Primera comunicación en la República Argentina. Universidad de Buenos Aires

Graduado en veterinaria en la universidad Alfonso X El Sabio (Madrid). Colegiado 8917 en Madrid. Ampliando conocimientos en cirugía de tejidos blandos, endoscopia y dermatología. Interés por los animales desde muy pequeño y en compañía de Max desde hace 11 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí