Principales enfermedades oculares en perros

La mayoría de perros presentan problemas en sus ojos en varias ocasiones a lo largo de su vida, debido en gran parte, a roces con ramas y arbustos mientras juegan o a elementos externos cómo la tierra, el polvo o el polen. Aunque también existen muchas enfermedades oculares generadas mediante virus y bacterias, o por simple descendencia genética.

Todas las enfermedades que puedan afectar a los ojos de nuestro perro pueden tratarse, y la mayoría de ellas curarse sin problemas con su correspondiente medicación. Pero debemos saber cuales son los síntomas más comunes para poder aplicar el tratamiento adecuado cuanto antes, ya que este tipo de enfermedades pueden ser muy peligrosas si no se tratan a tiempo.

Síntomas comunes que nos indican un problema en los ojos de nuestro perro

Estos síntomas pueden mostrarse de forma individual o conjunta, todos ellos son indicativos de que algo va mal en la salud de nuestro perro, por lo que recomendamos acudir al veterinario en caso de apreciarlos.

  • Sequedad en los ojos del perro
  • Lagrimeo excesivo en los ojos del perro
  • Formación de legañas y costras en el contorno del ojo del perro
  • Supuración
  • Enrojecimiento de los ojos del perro
  • Decoloración de cualquiera de las partes del ojo del perro
  • Falta de visibilidad del perro (torpeza, tropiezos, etc…)
  • Ceguera total o parcial
  • Picor de ojos (el perro intenta rascarse)

Estos síntomas pueden darse en un sólo ojo o en ambos, y a niveles generales son síntomas progresivos, es decir, cada día que pasa el perro sin tratamiento, los síntomas van aumentando y empeorando.

Principales enfermedades de los ojos en un perro

Existen mil patologías que hacen referencia a los ojos de los perros, pero hay unas cuantas que destacan sobre todas las demás debido a su facilidad para ser contraídas. Estas son las enfermedades y dolencias más comunes en perros, que afectan directamente a su ojos.

perro con cataratasCataratas

No se trata de una enfermedad que se haya contraído mediante contagio, sino de una enfermedad que se transmite a niveles generales mediante herencia genética y que afecta al “cristalino” del ojo. Algunas enfermedades cómo la diabetes también pueden causar cataratas cómo efecto secundario.

Las cataratas son muy apreciables ya que los ojos de nuestro perro se irán volviendo blancos o blanquecinos, dejándolo cada vez más ciego. No existe ningún medicamento que cure las cataras en perros, pero se pueden operar haciendo que nuestro perro recupere su vista.

conjuntivitis en un perroConjuntivitis

La conjuntivitis es una enfermedad cuyos síntomas que afecta notoriamente a los ojos de nuestro perros, se pondrán rojos y en ocasiones inflamados. Además suele producir bastante picor y malestar, por lo que recomendamos tratarla cuanto antes.

Los perros pueden adquirir conjuntivitis mediante un virus, una bacteria o incluso cómo una respuesta alérgica. Las pequeñas ulceras provocadas por juegos, también pueden producir conjuntivitis.

Existen varias formas de tratarla, aunque todas son diferentes dependiendo del origen de la enfermedad. Puedes obtener información detallada en: Síntomas y tratamiento de la conjuntivitis en un perro.

perro con glaucomaGlaucoma

El glaucoma puede producir síntomas de irritación en los ojos de nuestro perro, enrojecimiento, picor incluso inflamación en uno sólo de los ojos (quedando descompensados). El glaucoma está producido por un exceso de la presión ocular de nuestro perro y debe ser tratado de inmediato.

Si no es tratado a tiempo puede producir ceguera temporal o permanente e incluso la perdida del ojo o de los ojos. No se puede curar de forma definitiva pero puede ser tratado para que no provoque daños irreparables (y para que no evolucione).

ojo seco en perroSíndrome del ojo seco

Esta afección es muy común sobre todo en perros de pequeño tamaño, aunque también hay casos documentados en perros de mayor tamaño. Produce una sequedad total en el ojo del perro produciendo malestar, picor, enrojecimiento e incluso ulceras.

El origen puede ser auto inmune, provocando que la glándula lacrimal deje de funcionar correctamente. También puede ser debido a tumores o contacto con productos químicos inadecuados. No tiene cura con medicamentos aunque puede tratarse con lagrimas artificiales mientras se procede a operar.

¿Cómo actuar si mi perro tiene alguno de estos síntomas?

Absolutamente todos estos problemas requieren de medicinas específicas, por lo que obligatoriamente debemos acudir a un veterinario. No existen remedios caseros mágicos que puedan curar estas enfermedades, sólo medicamentos que necesitan de receta.

Algunas personas lavan los ojos de sus perros con una infusión fría de manzanilla, supuestamente eso les ayuda a aliviar el picor y/o dolor, aunque no está científicamente demostrado. Es un remedio casero que quizás sirva para aliviar, pero nunca para curar.