Nuestros amigos peludos pueden sufrir diversas enfermedades y afecciones en los ojos a lo largo de su vida. Una de ellas es la uveítis canina, de la que vamos a hablar largo y tendido en este artículo de SoyUnPerro.

En primer lugar habrá que definir qué es la úvea y cuáles son las causas que provocan que esta parte del ojo se inflame.

Tras hablar de los síntomas de la uveítis canina, terminaremos explicando cuál es el tratamiento más recomendado por los especialistas. ¿Te parece bien? Pues vamos allá.

¿Qué es la úvea canina?

Para entender qué es la uveítis es importante saber antes qué es la úvea en los perros, también llamada túnica vascular.

Se trata de la capa media del ojo, donde se encuentran estructuras importantes para la visión (Cuerpo ciliar, Coracoides e Iris). Cuando alguna de ellas se inflama, se produce una uveítis anterior o posterior ó panuveítis (condición que afecta a toda la úvea).

Esto puede suceder por muchos motivos ¿Quieres saber cuáles son? Veamos.

ojo de perro

Causas de la uveítis en perros

Las causas que pueden provocar uveítis en perros pueden distinguirse en causas internas o externas. Algunas de las más habituales son:

  • Uveítis traumática debido a un fuerte golpe en el ojo.
  • Por úlceras en la córnea. Si son profundas, las úlceras pueden provocar una uveítis aguda.
  • Uveítis inducida, por la rotura del cristalino o por unas cataratas.
  • Debido a problemas de coagulación.
  • Uveítis metabólicas, originadas por algunas enfermedades como la diabetes.
  • Uveítis neoplásicas, que son provocadas por tumores.
  • Las causadas por hipertensión arterial.
  • Uveítis por infección bacterian o vírica. Dos de los más frecuentes son el del moquillo y el de la hepatitis canina.
  • La uveítis puede estar causada también por parásitos.
  • Uveítis inmunitarias.
  • Uveítis por algas y hongos, aunque éstas no son muy frecuentes.

Como podéis ver, el abanico de causas de la uveítis en perros es muy amplio. De hecho, algunos fármacos también pueden originarla y hay factores inmunitarios que hacen que ciertas razas de perros nórdicos tengan una mayor predisposición.

Sea como sea, ¿cómo podemos darnos cuenta de que la salud de nuestro amigo peludo está comprometida? La respuesta es: estando atento a sus síntomas para que le puedan tratar cuanto antes.

También debemos tener cuidado de no confundir esta enfermedad con el entropión canino, tya que puede mostrar síntomas similar al inicio.

Principales síntomas de uveítis en perros

Cuando un perro padece uveítis, se mostrará decaído y sin apetito. Estos síntomas son generales y nos indican que algo le sucede. Los signos concretos que nos pueden hacer sospechar que se trata de una inflamación en la capa media del ojo, son:

  • Cierra los párpados por el dolor
  • Lagrimea en exceso
  • Tiene los ojos muy enrojecidos
  • La pupila se ve pequeña o cerrada (miosis)
  • Le molesta la luz (fotofobia)
  • El ojo adquiere una tonalidad azul o gris.
  • Hay pus o sangre dentro del ojo, dependiendo de la fase de la uveítis.

Todo ello puede afectar a la calidad de su visión. Por otro lado, la uveítis en perros puede darse en uno o en ambos ojos. En cualquier caso, para evitar complicaciones mayores, es importante que estemos atentos y que, si detectamos alguna de estas señales, visitemos pronto a un veterinario.

¿Cómo se diagnostica la uveítis canina?

Cuando estés en la consulta, es importante que le indiques al profesional todos los cambios y síntomas relevantes que has observado en el perro. Estos datos orientarán al veterinario y, junto a las pruebas complementarias, permitirán dar un diagnóstico.

Normalmente, estas pruebas consistirán en una exploración ocular completa con un aparato que se llama oftalmoscopio. Un especialista también puede querer realizar una ecografía ocular, radiografías y análisis de sangre para descartar otras enfermedades.

Tratamiento para la uveítis canina

Una vez se haya confirmado la uveítis en tu perro, el especilaista te indicará cuál es el tratamiento más adecuado. Según el tipo de uveítis que sea y la fase en la que se encuentre, pero las pautas farmacológicas normalmente constan de:

  • Manejo del dolo.
  • Tratamiento antiinflamatorio sistémico: se emplearán esteroidales, pero si tú amigo peludo no puede consumirlo por otra enfermedad de base que padezca, no te preocupes que las uveítis suelen responder también a los antiinflamatatorios no esteriodales.
  • Tratamiento antiinflamatorio local.
  • Antibioterapia: Se emplea fundamentalmente cuando hay presencia de úlcera corneal, puede ser en forma de colirio o sistémica.

Además de la terapia farmacológica que antes comentamos, seguramente tu veterinario te recomendará, para los primeros días de tratamiento el uso, de un collar Isabelino, para evitar autolesiones.

Si el proceso de uveítis se trata inicialmente, no tienen porque desarrollar secuelas. Es por ello importante que cuando observemos en nuestro amigo peludo enrojecimiento en los ojos, inflamación, enturbiamiento, u otra anormalidad, no esperemos en casa ni le atendamos nosotros sin consultar con un profesional, a la espera de que se le pase.

Debes saber que la detección temprana es clave para evitar complicaciones tales como: adherencias dentro del ojo, desprendimiento de retina, ceguera, dolor crónico, cataratas o incluso la pérdida del mismo. Es estos casos, el tiempo juega en nuestra contra y es un error común confundir la uveítis leve con una conjuntivitis sin importancia. Así que ya sabes, atento a los síntomas y no te arriesgues. Como dice la sabiduría popular: más vale prevenir.

2 COMENTARIOS

  1. Hola Rosa,

    Lamentablemente no puedo asesorarte ya que no podemos examinar a tu perrito, pero antes de tomas una decisión tan importante, sería recomendable que solicitarás una segunda opinión en otro centro veterinario. En ocasiones se puede tratar con antibióticos.

    Saludos

  2. mi perro tiene uveitis me recomendaron que lo llevara para que le sacaran el ojo….que me recomienda usted

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí